Contenido creado por

Noticias
Por The New York Times

Mr. Beast, estrella de YouTube, quiere dominar el mundo de los negocios

Jimmy Donaldson, de 22 años, megaestrella de YouTube, mejor conocido como Mr. Beast, gestiona seis canales de YouTube con nombres como MrBeast, MrBeast Shorts y Beast Reacts que, en conjunto, tienen 91 millones de suscriptores.

06.05.2021 09:50

Lectura: 7'

2021-05-06T09:50:00
Compartir en

Por The New York Times | Taylor Lorenz

Jimmy Donaldson, de 22 años, megaestrella de YouTube, mejor conocido como Mr. Beast, gestiona seis canales de YouTube con nombres como MrBeast, MrBeast Shorts y Beast Reacts que, en conjunto, tienen 91 millones de suscriptores. La gente ha visto sus videos más de 13.000 millones de veces. Además, el año pasado, mientras la pandemia hacía estragos, se convirtió en el creador de YouTube con más suscripciones del país.

Sin embargo, a diferencia de otros youtuberos que se han conformado con el éxito en las redes sociales, Donaldson quiere más.

“Quiero ser Elon algún día”, escribió el año pasado en Twitter, al referirse a Elon Musk, director ejecutivo de Tesla y SpaceX y una de las personas más ricas del mundo. Donaldson enumeró después a Musk como su “colaborador de ensueño”.

Para parecerse más a Elon, Donaldson se ha ocupado de utilizar su marca para incursionar en el mundo empresarial y tecnológico. Ha lanzado una aplicación de juegos para dispositivos móviles y una cadena de “cocinas fantasma”, MrBeast Burger, que ha vendido más de un millón de hamburguesas. En marzo, se convirtió en asesor de una red financiera que proporciona herramientas de negocio a los creadores de contenidos en línea. El mes pasado, firmó un acuerdo con una empresa para distribuir sus contenidos en una serie de plataformas de redes sociales.

Lo que está haciendo Donaldson puede servir de modelo para la próxima generación de creadores e influentes, que ya son más de 50 millones en todo el mundo y se han convertido en una formidable fuerza empresarial. La economía de los creadores es el “tipo de pequeña empresa de más rápido crecimiento”, según un informe del año pasado de SignalFire, una empresa de capital riesgo.

“Mr. Beast es uno de esos creadores que también son empresarios increíblemente inteligentes”, comentó Wayne Hu, socio de SignalFire. “Tiene una fantástica estrategia de contenidos, pero al mismo tiempo es igualmente innovador y prolífico en los experimentos que realiza para monetizar su audiencia”.

Sin embargo, el ascenso de Donaldson como creador-empresario, al igual que el de muchos youtuberos de su clase, no ha sido nada fácil. Sus primeros videos y publicaciones fueron criticados por el uso de insultos y chistes ofensivos. Varios exempleados dijeron que las condiciones de trabajo en sus empresas (Donaldson ha creado varias entidades corporativas, como MrBeastYouTube, MrBeastCrypto y Rubber Duck Company) han estado plagadas de favoritismo y acoso.

El mes pasado, Donaldson también se enfrentó a la reacción de los seguidores que perdieron importantes cantidades de dinero en un esquema de criptodivisas que él había promovido y en las que había invertido. Y está tratando de mantener un rápido crecimiento en una plataforma notoriamente voluble. La gente analizará cómo lo hace y cómo funcionan sus empresas para ver si los creadores pueden convertir su éxito en las redes sociales en una serie de negocios sostenibles.

Donaldson no quiso ser entrevistado. Un representante suyo rechazó referirse a las condiciones de trabajo en sus empresas, pero habló sobre los videos de contenido ofensivo: “Cuando Jimmy era adolescente y estaba empezando, utilizó por descuido, en más de una ocasión, insultos homofóbicos. Jimmy sabe que no hay excusa para la retórica homofóbica”. El representante añadió que Donaldson “ha crecido y madurado hasta convertirse en alguien que no habla así”. .

“Una vez que sabes cómo hacer que un video se vuelva viral, solo se trata de cómo sacar el mayor número posible de visitas”, comentó a Bloomberg en diciembre. “Prácticamente puedes hacer dinero ilimitado”.

Para 2018, Donaldson tenía una decena de personas que trabajaban para él en una pequeña oficina en Greenville. A principios de 2019, trasladó sus empresas a un almacén más grande. Su fuerza de trabajo había aumentado a casi dos decenas, dijeron las personas que trabajaban para él, aunque era difícil hacer un seguimiento debido a un grupo creciente de asistentes de producción contratados que ayudaban en las tomas de video.

Muchos de sus empleados formaban parte de una red de amigos, familiares y conocidos. Sus amigos más cercanos actuaban como coprotagonistas en sus videos y desarrollaban seguidores en YouTube a su lado.

“Cuando eres un youtubero que empieza, es como una familia”, dijo Josh Hyman, de 35 años, un escritor de Greenville que dijo que disfrutaba trabajar para Donaldson. “Todos los empleados eran amigos de un amigo”.

El año pasado, Donaldson amplió su negocio. En su aplicación de juegos, presentada en junio, los usuarios debían mantener un dedo en la pantalla del teléfono el mayor tiempo posible. La última persona en quitar el dedo ganaba un premio en efectivo de hasta 25.000 dólares. La aplicación tuvo tanto éxito que Donaldson la relanzó en marzo y aumentó el premio a 100.000 dólares.

Donaldson también ha invertido en empresas tecnológicas, como un nuevo tipo de control remoto para juegos. En diciembre, puso en marcha MrBeast Burger, que no tiene presencia física pero permite a los comensales pedir comida a través de aplicaciones de entrega como Grubhub. Este año se unió a la aplicación de chat de audio Clubhouse y se convirtió en asiduo, con lo cual se codeó con inversores y ejecutivos tecnológicos. ”, el cual, dijo, le trajo amenazas de muerte y comentarios de odio de los fieles seguidores de Mr. Beast, muchos de los cuales son niños. El dinero entra en juego

La lucha tras bambalinas ha sido imperceptible para quienes ven los videos de Donaldson de manera casual.

Ryan Morey, de 25 años, un desarrollador de software de Nueva Jersey que prefiere los pronombres no tradicionales suele ver los videos de Donaldson con su pareja, Emily Woods, de 24 años, durante la cena. Se hicieron fanáticos de los videos de Donaldson después de que el algoritmo de recomendaciones de YouTube sacara a la luz sus contenidos.

“Se inspira mucho en Elon Musk, para bien o para mal”, dice Morey. “Es el culto a la personalidad. Todo es ambición todo el tiempo”.

Woods dijo que recientemente había comprado una sudadera y una gorra de béisbol de Mr. Beast, en parte porque sentía que darle su dinero conduciría a algo bueno en el mundo. En 2019, Donaldson plantó veinte millones de árboles para celebrar que había alcanzado los veinte millones de suscriptores. En marzo, inició un canal de YouTube, Beast Philanthropy, que ha crecido hasta superar los 3,2 millones de suscriptores.

Donaldson emplea ahora a casi 50 personas, según su representante. Sus exempleados dijeron que un núcleo de una docena de escritores, editores y asistentes de producción trabajaban de manera incansable para llevar a cabo espectáculos publicitarios como comprar todo en una tienda, dar a la gente un millón de dólares y solo un minuto para gastarlo, construir la torre de Lego más grande del mundo o comprar una isla.

Tan solo su canal principal de YouTube genera hasta 3,1 millones de dólares al mes, según datos de SocialBlade, un servicio de análisis de YouTube. Al ritmo actual de crecimiento, se prevé que Donaldson supere a PewDiePie como el creador con más suscripciones del mundo el próximo año, según SocialBlade.

“Cree que se puede hacer lo que se quiera en el entorno actual”, dijo Dee Murthy, director ejecutivo de Five Four Group, una incubadora de marcas de Los Ángeles.

Habrá más casos como el de Mr. Beast, añadió Murthy.

“Se observará una proliferación de creadores que generan ese tipo de negocios tan disruptivos”, comentó.