Contenido creado por Santiago Magni

Noticias
En su día

Ministro Uriarte: “El carnicero es un eslabón muy importante en la cadena productiva”

MGAP, INAC y Unión de Vendedores de Carne celebran este 14 de julio el Día Nacional del Carnicero.

14.07.2020 19:04

Lectura: 6'

2020-07-14T19:04:00
Compartir en

Con la presencia del Ministro de Ganadería, Carlos María Uriarte y el presidente del INAC, Fernando Mattos, la Unión de Vendedores de Carne festejó este martes 14 de julio el Día Nacional del Carnicero, celebración que se realiza en nuestro país desde 1965 luego de que, mediante una recordada huelga, los comerciantes lograron conseguir un 12 % por ciento de margen de ganancia.

La actividad se llevó a cabo en la sede de la Unión de Vendedores de Carne (UVC) y, como no podía ser de otra manera, se celebró con un asado para pocos invitados en el marco de los protocolos de seguridad sanitaria.

Alfonso Fontenla, presidente de la UVC, dijo que fue un gusto poder celebrar este día y homenajear al carnicero, un oficio que, para Fontenla, "es de una importancia capital".

"Todos queremos tener un carnicero amigo para en cualquier celebración poder hacerle los pedidos necesarios. Depositamos la confianza en ellos, en la posibilidad de poder darnos buenos cortes de carne y de buena calidad. El carnicero sabe mimar a sus clientes", expresó el presidente de la UVC.

Por su parte, el presidente del INAC, Fernando Mattos, destacó también la importancia del carnicero como uno de los eslabones importantes dentro de la cadena de producción. "Valoramos lo que es la actividad del carnicero y felicitamos a todos aquellos que están en esta actividad tan noble, tan importante, y es una actividad digna que pasa de generación en generación", sostuvo Mattos.

Por último, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, aseguró que en el país más ganadero del mundo "Es un deber festejar el día del carnicero porque es parte de la identidad del país". Al igual que Mattos, el ministro consideró a los carniceros como un eslabón fundamental y destacó sus distintos roles. " Es un eslabón muy importante en la cadena productiva, la que va desde el que produce hasta el que el consumidor, que ha tenido un rol y que ha cambiado a lo largo de la historia.

De ser aquel que se consultaba el corte para qué era lo que se podía comer en casa, hasta industriales y pasar a importar y distribuir en todo el país.

Y hoy está llamado más que nunca también porque la función del carnicero que le conocemos como tal se va desplazando hacia el interior del país.

En el nuevo marco de la LUC entendemos van a tener los productores de todo el Uruguay van a tener acceso a un producto inocuo, controlado y de la mano de un carnicero, que es fundamental y no de un stand o de internet que desgraciadamente los últimos años hemos visto demasiado", concluyó el ministro.

Uruguay tiene 15 mil carniceros

La huelga de 1965 que duró más de un mes fue levantada el 14 de julio. Desde este momento todos los carniceros pasaron de un 8% a un 12% utilidad, lo que es recordado un gran logro en la historia de la carnicería uruguaya por parte de la Unión de Vendedores de Carne, la cual fue mentora y gestora del movimiento.

En la actividad protocolar que se llevó a cabo este martes al mediodía en su sede central se realizó la presentación formal de una fuerte estrategia de posicionamiento de las carnicerías tradicionales y un plan de acción desarrollado por la Unión de Vendedores de Carne en el marco de la "nueva normalidad" para conseguir promociones mensuales en algunos cortes y así poder trasladar al cliente descuentos importantes en el precio de la carne.

El oficio de carnicero es uno de los mejores pagos en nuestro país. Se estima que en Uruguay hay más de 15000 carniceros. Si bien no existe una carrera o curso de formación, el oficio se va trasladando de generación en generación. En ese sentido, la UVC desarrolla para el 2021 un plan de formación permanente para poder formar más carniceros profesionales.

Historia, familia, oficio y tradición

Para homenajear a los carniceros en su día la Unión de Vendedores de Carne salió a los barrios a buscar historias de vida y legado familiar y difundió varias historias en sus redes sociales.

Fue así, como las familias Fernández Vargas, Fontenla Pérez y Berrondo Casas graficaron a la perfección los sueños de inmigrantes que un día embarcaron desde el viejo continente para hacerlos realidad en nuestra tierra, construyendo las bases de nuestro país y que por generaciones han puesto en la mesa de la familia uruguaya la mejor carne del mercado. La más rica herencia de un oficio noble que únicamente se aprende y transmite con dedicación y amor en familia.

La cercanía con el cliente y trato personalizado marca la diferencia dentro del imaginario uruguayo, generando que una tradición histórica y deliciosa como la de la carne local se convierta en una experiencia única.

Un poco de historia

Hablamos de una profesión tan antigua como valiosa que ha aportado un gran valor a la industria de la alimentación. Algunos de los momentos más importantes datan de la época romana y se distribuyen a lo largo de los siglos dejando huella en la Edad Media - época en la que se abrió el primer establecimiento de venta de carne, más concretamente en París, en el año 1093 (actual Place du Châtelet)-, el Renacimiento hasta llegar a la actualidad.

En Atenas se originó y en Roma tuvo una continuación más formal y con mayor reconocimiento público. Justamente en Roma hubo lugares especiales para la venta de carne de vacuno, ovino y porcina, pero los carniceros que gozaban de mayor reconocimiento eran los que vendían carne de cerdo, manjar predilecto de los romanos.

Este gremio fue poderoso en diversas épocas, especialmente entre los siglos XIV y XV en Francia, porque simultáneamente se dedicaban a la cría de ganado, siendo considerado el oficio como hereditario a los varones de la familia.

Entre las funciones del carnicero están cortar y envasar la carne para su exportación y venta. Para realizar su labor, son especialistas en la manipulación de equipos mecanizados tanto para cortar, como para afilar cuchillos, por ejemplo, con las afiladoras.

También son responsables de la limpieza de las áreas de trabajo y las herramientas, con una capacitación en higiene y uso de aparatos específicos. El uso de ropa especial y gorro es clave para mantener la calidad en el alimento, a lo que se suman en la actualidad los distintos protocolos de seguridad sanitaria.

Un carnicero debe tener una serie de características para ejercer perfectamente su labor, desde la higiene hasta precisión para cortar, conocimiento de cortes varios, habilidades para llevar diferentes pesos y tamaños, hasta incluso habilidades sociales para lograr la cercanía con el cliente. Importante en la historia y en nuestra actualidad, esta profesión sigue evolucionando.