Noticias
Palabra recomendada

Embajador Groser recomienda apertura comercial

Embajador Groser fue invitado a Montevideo por la Cámara de Comercio Uruguay - Estados Unidos para disertar sobre sobre las negociaciones de comercio.

30.06.2016 09:17

Lectura: 3'

2016-06-30T09:17:00
Compartir en

El embajador de Nueva Zelanda en Estados Unidos y Representante Especial de Nueva Zelanda en la Alianza del Pacífico, Timothy Groser, fue invitado a Montevideo por la Cámara de Comercio Uruguay-Estados Unidos para disertar sobre sobre las negociaciones de comercio y el modelo aplicado por su país en su inserción internacional.

Ante un nutrido grupo de empresarios reunidos en el Club de Golf, el presidente de la Cámara de Comercio Uruguay- Estados Unidos, Alvaro Scarpelli, presentó a Groser y explicó que el caso de Nueva Zelanda debería ser de interés para Uruguay pues ambos países poseen importantes similitudes pero Nueva Zelanda ha logrado un gran desarrollo económico y social producto de su apertura comercial.

Scarpelli detalló que ambos países comparten aspectos similares en lo que respecta a población, latitud, economía fuertemente ligada a la producción agropecuaria, tradición democrática, bajos índices de corrupción y transparencia, entre otros indicadores. Sin embargo Nueva Zelanda ha alcanzado un nivel de desarrollo que excede significativamente a Uruguay. A modo de ejemplo el PIB de Nueva Zelanda es tres veces el de Uruguay, Nueva Zelanda ocupa el 2° lugar en el ranking Doing Business del Banco Mundial (Uruguay está en el 92) y Nueva Zelanda ocupa el 9° puesto en el Indice de Desarrollo Humano de Naciones Unidas (Uruguay ocupa el puesto 52).

Groser indicó que la experiencia neozelandesa no es una receta de lo que debe hacer Uruguay, aunque puede aportar elementos para potenciar la inserción mundial del país y enfatizó la importancia de la apertura comercial y del desarrollo de la tecnología en las cadenas productivas agrícolas para este país. Para el diplomático "la industria alimentaria es parte del futuro" y tanto Uruguay como Nueva Zelanda tienen el desafío de innovar en esta materia en forma permanente y defender la compatibilidad de industria y agricultura.

Dado el potencial de Uruguay para producir alimentos para 30 millones de personas, Groser puso de relieve como una necesidad vital la apertura comercial. En ese sentido enumeró los pasos que siguió su país para lograr posicionarse en la vanguardia mundial como un ejemplo de economía agrointeligente que accedió a los principales mercados del mundo, aún frente a las barreras proteccionistas que enfrentó para colocar sus productos. De ese modo, gracias a una política de apertura comercial basada en tratados de libre comercio, pasó a colocarse como un proveedor de mercados codiciados como China, Australia, Indonesia y Singapur, entre otros.

A juicio del diplomático las áreas y los tratados de libre comercio funcionan únicamente si son integrales y están bien diseñados y es habitual encontrar resistencias a la apertura comercial pues hay sectores que ven incertidumbre y riesgos en estos acuerdos. Al respecto mencionó que la gradualidad y el establecimiento de períodos de transición permiten disipar resistencias y lograr acuerdos y destacó la importancia de avanzar en este camino.

Groser mencionó que Nueva Zelanda intentó lograr acuerdos con el Mercosur en la década del 90 sin éxito, y lamentó "la débil relación" que existe entre el bloque regional y su país, por lo que propuso trabajar juntos para lograr alianzas a futuro.


-->