Noticias
Se verá

Deuda argentina: grupo de acreedores "evalúa" ir a la Justicia

El grupo de acreedores privados de Argentina Ad Hoc Bondholder Group, en el que se encuentran grandes fondos de inversión como BlackRock, Fidelity o Ashmore, dieron por fracasadas las negociaciones de la reestructuración de la oferta de deuda con Argentina y avisaron de que estudiarán "todos los derechos y recursos legales disponibles" en su capacidad como fiduciarios para los millones de ahorradores que abarcan dichas compañías.

18.06.2020 09:51

Lectura: 3'

2020-06-18T09:51:00
Compartir en

Los fondos explicaron en la madrugada del jueves que, a pesar las mejoras adicionales en su propuesta para la reestructuración, las autoridades argentinas han elegido proseguir con el incumplimiento de pagos o 'default', lo que, según ellos, incrementa los riesgos de deterioro económico en una economía que tiene "necesidades urgentes de nuevas inversiones y acceso a los mercados internacionales de capital".

"Con la propuesta más reciente se le ha ofrecido a Argentina una oferta de reestructuración de deuda integral y sostenible por parte de los mismos inversores que apoyarían al país en las próximas décadas. El gobierno ha decidido alejarse de esa solución", añaden.

El grupo, que incluye a 13 administradores de activos internacionales y posee en torno a 16.700 millones de dólares (14.883 millones de euros) de los títulos de deuda argentina, ha apostillado que ha hecho "todo lo posible para llegar a un acuerdo viable con el gobierno argentino", pero que, sin embargo, las autoridades han optado por "profundizar innecesariamente el deterioro económico actual" al rechazar una "solución sensata y sostenible al problema de la deuda".

Los fondos resaltaron que su última propuesta incluía un alivio significativo del flujo de caja en los próximos tres años, con una combinación de cupones "particularmente bajos" y extensiones de vencimiento, que ofrecen un alivio superior a los 23.000 millones de dólares (20.495 millones de euros) en los próximos cuatro años, proporcionando un alivio de efectivo para Argentina equivalente al 90% de los pagos contractuales.

La oferta también incluía reducciones de en torno al 42% en los papeles, llevando la tasa del bono promedio al 3,6%, lo que está "incluso por debajo de los emisores soberanos mejor calificados en los mercados emergentes", además del alivio de futuras presiones de refinanciamiento, con vencimientos promedio de 12,7 años y sin ningún pago de amortización hasta la segunda mitad de 2025.

Por último, la oferta del grupo incluía un alivio total del flujo de efectivo superior a los 38.000 millones de dólares (33.880 millones de euros) para los siguientes nueve años y está diseñada bajo el marco macroeconómico utilizado por el Gobierno y con el análisis de sostenibilidad de la deuda del FMI.

La propuesta también añade "un esfuerzo adicional" por parte del gobierno del 0,3% del PIB anual, distribuido a lo largo de los próximos diez años, para cerrar las brechas entre las diferentes propuestas.

Los fondos han apostillado que esta oferta brinda "amplio espacio fiscal para que Argentina implemente políticas responsables para abordar los desafíos económicos y sociales inmediatos" que enfrenta el país, incluso en medio de la pandemia, al mismo tiempo que preserva el valor para los tenedores de bonos internacionales.

Con información de Europa Press