Salud

Ojo avisor

ONG Último Recurso alerta sobre efectos del aislamiento en personas vulnerables

La entidad exhorta a la población a estar atentos al entorno, dado que el confinamiento podría incrementar intentos de autoeliminación.

02.04.2020 10:21

Lectura: 3'

2020-04-02T10:21:00
Compartir en

Tras un comunicado enviado por la Asociación Internacional para la Prevención del suicidio (IASP), la ONG Último Recurso pide solidaridad y empatía por todas las personas que padecen tanto Coronavirus como trastornos emocionales, ya que que las medidas de aislamiento social y de encierro pueden ser un factor determinante para el aumento de suicidios.

Si bien es difícil tener información precisa sobre la cantidad de suicidios que se producen por efecto de esta pandemia -ya que el período de análisis es breve- es importante entender que están confluyendo factores que pueden predisponer al suicidio (cómo la preocupación por el futuro, el miedo, la soledad, el encierro, la violencia intrafamiliar, las pérdida del ingreso ,la necesidad de acceder a sus profesionales tratantes en forma vivencial, entre otros).

El suicidio es prevenible. Se trata de un fenómeno multicausal, por lo que existen diversas medidas para prevenirlo. Sobre todo, se pueden prevenir con educación y con buenas campañas e integrando diferentes sectores de la sociedad (salud, medios de comunicación, autoridades gubernamentales, ONGs) en estas campañas de prevención.

Por ese motivo, desde Último Recurso se plantean las siguientes recomendaciones:

Leer las señales: Las personas que presentan comportamientos suicidas dan señales. Es por ese motivo que, cuando se sospecha que una persona puede tener una tendencia suicida hay que preguntarle directamente para que hable. El aislamiento y el encierro pueden ser factores que afecten a las personas que tengan comportamientos suicidas. Por eso, se deben atender las señales verbales y no verbales, como puede ser el anunciar su próximo suicidio. Se debe tener especial atención en personas que hayan tenido un intento de suicidio, sobre todo en el último año. También se debe atender la situación de adolescentes y de personas mayores (estos últimos, suelen ser los más afectados por las disposiciones de aislamiento y encierro).

No sobreinformarse: el flujo repentino y constante de noticias relacionadas con la pandemia puede provocar y / o aumentar los sentimientos de ansiedad, preocupación y pánico en toda la población, especialmente entre aquellos que viven con una enfermedad mental. Cuide lo que lee, consuma datos e información de fuentes confiables.


Empatía: Hable con sus familiares, con sus amigos, con personas de su confianza sobre sus preocupaciones. Comparta sus pensamientos con los otros. Es importante escuchar y ser escuchado, más teniendo en cuenta el aislamiento social, en el que una persona puede quedar totalmente aislada.

Solidaridad: Ofrezca ayuda a los más vulnerables, a los que están solos. Escuche, coopere, este presente. Para usted puede ser un rato pequeño pero para la persona que recibe ese gesto puede cambiarle el día. Llame a los adultos mayores, que seguramente muchos no estén en contacto con el mundo exterior, debido a su limitado acceso a redes y medios de comunicación tecnológicos. Ofrezca hacer los mandados a los más vulnerables.

Hábitos saludables: es importante alimentarse bien, no consumir drogas, hacer ejercicio y generar movimiento. Hay muchas opciones, sobre todo en redes sociales, que se están compartiendo rutinas de ejercicios de forma gratuita.

Uruguay tiene la tasa más alta de suicidios en la región. Según los datos, tres de cada cuatro casos de suicidios son hombres. Por ese motivo, recuerde que si necesita ayuda o detecta algún patrón de riesgo en un familiar o amigo, puede comunicarse a la línea Vida de ASSE AL 0800 0767 ó *0767. También pueden escribir a Último Recurso al mail: contacto@ultimorecurso.com.uy para solicitar asesoramiento profesional.