Salud

La luz del mundo

Conocé la emotiva historia de Pablo Ráez, el joven que cambió el mundo con una sonrisa

España despidió este domingo al joven que luchó contra el cáncer durante dos años e inspiró al mundo. Gracias a su campaña #RetoUnMillón consiguió multiplicar las donaciones de médula un 1000%.

26.02.2017 17:39

Lectura: 4'

2017-02-26T17:39:00
Compartir en

Con tan solo 20 años, Pablo Ráez tenía un sueño: cambiar el mundo. Y lo logró. El joven, nacido en Marbella (España) fue diagnosticado de leucemia cuando tenía 18 y desde entonces se trazó el objetivo de concienciar a la gente sobre el cáncer y la importancia de la donación de médula ósea.

Gracias a su campaña #RetoUnMillón consiguió multiplicar las donaciones de médula un 1000% en España.

Tras someterse a varias sesiones de quimioterapia, le trasplantaron la médula de su padre y logró recuperarse. Sin embargo, la enfermedad reapareció y tuvo que volver a internarse. Luego de esa larga estadía en el hospital, decidió compartir en las redes sociales sus sentimientos y pensamientos durante las fases del tratamiento. Siempre con una sonrisa en la cara. Siempre con un mensaje de esperanza para otros luchadores como él.

Este sábado, escribía su último post en Instagram, donde, a pesar de reconocer que se sentía débil, agradecía cada momento de su vida. "Disfrutemos cada día que es único, de verdad, empiezo a valorar las cosas de una manera increíble y de verdad que la vida sabe mejor así.

Amad todo lo que forme parte de la vida, disfrutad de todo lo que forme parte de la vida, no os arrepentiréis. ¡Seguimos en el camino y cargado de fuerza! Ánimo a todas las personas que estéis en una dura batalla, ánimo a todas las familias que estéis pasando una dura batalla, ánimo a los que hayáis perdido a un ser querido, todo pasará y todo llegará. La muerte forma parte de la vida por lo que no hay que temerla sino amarla", fueron sus últimas palabras.

Pablo Ráez falleció este domingo, a los 20 años. Pero su lucha marcó un precedente imposible de borrar.

He estado más ausente estos días ya que estoy centrando en mi la poca energía que tengo para superar esta etapa que está resultando difícil, pero no imposible. Resulta que cuando voy a mis revisiones al hospital (que suelen ser 2 días por semana) en las analíticas estudian un dato que se llama quimerismo. Este mide el porcentaje de células que hay mías (buenas o malas) y del donante y en el resultado de esta prueba pues sale que hay más células mis que del donante, un 80% de células mías y un 20% del donante y a estas alturas del trasplante debería ser como mínimo al revés. Por lo tanto sigo teniendo anemia, las plaquetas muy bajas , las defensas muy bajas y no produzco por mí mismo. Por consecuencia a esto he recibido 7 días de una quimioterapia que recibe el nombre de hipometilante. Va pinchada en el brazo o en la pierna y es subcutánea. Es una quimio más suave que las que recibes cuando te ingresas. Esto lo repetiré en unas dos semanas y me harán una punción en la medula, si esto se ve que funciona para impulsar la medula seguiremos así, en caso contrario tendré que hacerme una infusión de linfocitos(una especia de 3er trasplante) de la americana(mi donante), para ayudar a la medula a que coja fuerza y se agarre bien por decirlo así y empiece a funcionar correctamente. Esta quimio me deja cansado, estoy con una especia de bronquitis y bueno superando los baches que me van saliendo. Admito que es un momento duro, dan ganas de tirar la toalla , de dejar de sufrir, de descansar de una vez... pero no me rindo, sigo y seguiré luchando, día tras día hasta que llegue mi día, sea mañana o en 70 años. Disfrutemos cada día que es único, de verdad , empiezo a valorar las cosas de una manera increible y de verdad que la vida sabe mejor así. Amad todo lo que forme parte de la vida, disfrutad de todo lo que forme parte de la vida , no os arrepentiréis. Seguimos en el camino y cargado de fuerza! Animo a todas las personas que estéis en una dura batalla, animo a todas las familias que estés pasando una dura batalla, ánimo a los que hayáis perdido a un ser querido, todo pasará y todo llegará. La muerte forma parte de la vida por lo que no hay que temerla sino amarla?

Una publicación compartida de Pablo Ráez. (@srraez) el