En Perspectiva

Números rojos

Diego Durand sobre negocio del portland: “No podemos pedirle más dinero a la ciudadanía”

El vicepresidente de Ancap dijo que la empresa se quiere quedar en el negocio del cemento, pero para eso “se precisa de un socio estratégico” que haga las inversiones.

22.09.2021 15:19

Lectura: 5'

2021-09-22T15:19:00
Compartir en

Por En perspectiva

El directorio de Ancap resolvió este martes por mayoría que la empresa busque la asociación con un privado en el negocio del cemento, unidad en la que arrastra pérdidas desde hace 20 años.

En un comunicado, la empresa estatal explicó que luego de un exhaustivo análisis las autoridades sostuvieron que “la línea de acción más conveniente para ANCAP y para el país” es la llegada de un socio que permita defender la participación que la empresa tiene hoy en el mercado interno del portland” (38%) “y disponer de condiciones competitivas para la exportación a escala económicamente atractiva”.

En el comunicado se detallaron los objetivos que se persiguen con la decisión: eliminar la incidencia de este rubro en el sobrecosto del precio de los combustibles; proseguir con la actividad cementera tanto en Minas como en Paysandú en forma sostenible, contribuir a la protección y mantenimiento de empleos en las zonas de influencia; explotar en beneficio de la sociedad los yacimientos calcáreos propiedad del Estado; y atender la situación actual del negocio Portland, sobre todo, ante la proyección de los elevados riesgos frente a la creciente competencia privada.

Desde la oposición, el director frenteamplista Vicente Iglesias emitió otro comunicado donde sostuvo que la decisión se votó “entre cuatro paredes y sin la posibilidad de considerar otros planteos” y aseguró, entre otras cosas, que este cambio sólo afectará el precio del combustible en un nivel “absolutamente insignificante”.

Este miércoles en En Perspectiva conversó con el vicepresidente de la compañía, el abogado Diego Durand.

Durand señaló que las decisiones que se tomaron en el pasado “no dieron resultado desde el punto de vista de la rentabilidad del negocio y la inversión”.

Durand relató que en el presente hay dificultades electromecánicas en las plantas, principalmente en la de Paysandú.

“Es un negocio deficitario que pierde en el entorno de US$ 10 millones anuales. Hemos perdido mercado por la incidencia de la empresa brasilera Cielo Azul que se instaló en Treinta y Tres. Esta incidencia de ir perdiendo mercado nos lleva al límite y si no tomamos una decisión ahora, la situación puede ser catastrófica”, defendió Durand.

El jerarca dijo que “hay cuestiones de fondo y estructurales que hacen al negocio”.

“Se requiere dinero o capital que hoy se lo tenemos que pedir al Estado, a Rentas Generales. Acá no existe la magia. Si queremos tender a bajar los sobrecostos de Ancap para que incida en la baja de los combustibles, tenemos que tomar decisiones de fondo. Sino no va a haber resultados distintos. Esto tiene que ver también con rescatar el negocio del portland”, expresó el abogado.

El jerarca dijo que Ancap se quiere quedar en el negocio del portland, pero para eso “se precisa de un socio estratégico, un inversor con espalda que venga a hacer la inversión”.

“Que realice la inversión que Ancap no puede hacer porque no podemos pedirle más dinero a la ciudadanía. Ya se ha invertido mucho en Ancap y la realidad es que hay que hacer cosas distintas para obtener resultados distintos. Si no tomamos la decisión ahora lamentablemente el negocio del portland va a seguir para una empresa pública cementera en decadencia”, agregó.

El jerarca recordó que en Minas y Paysandú se invirtieron US$ 300 millones y “el horno que se compró y quedó abandonado va generando gastos mes a mes y año a año”.

Según Durand, se pagan US$ 50 mil al año por el seguro del horno abandonado y en siete años ese costo fue de US$ 350 mil.

Durand confirmó además que al menos cinco compañías han demostrado interés y que existen “fuertes cementeras internacionales que quieren tener una ubicación en Uruguay o en la región con un socio estratégico”.

Dijo que como empresa pública “se tienen muchas limitaciones para la agilidad que requiere el avance y los mercados de hoy”.

“Nos hemos ido quedando en el tiempo, tanto en inversiones en nuestras plantas como poder acelerar a toda máquina. No vamos a hacer inversiones en equipos en nuestras plantas porque no tenemos el dinero para poder hacerlo”, dijo en referencia a que a futuro se analizará con qué empresa asociarse y que la intención es que ese privado realice la inversión necesaria.

Durand aclaró que la inversión necesaria es “muy importante” y que el objetivo de Ancap es conservar “las fuentes de empleo”.  

“Seguimos en el negocio, la situación crítica sería tener que irnos del negocio del portland y tener que perder la p de Ancap. Esa decisión es la que queremos evitar y por eso estamos tomando esta. Si el negocio no funciona y le has invertido dinero, tenés que dar un giro y buscar lo mejor para la rentabilidad del negocio”, resumió Durand.


Te puede interesar Pereira dijo que de joven “más bien era homofóbico” y que lo modificó “con el tiempo”