Cybertario
Santo feriado

Santo feriado

La Intendencia de Montevideo considera Turismo como feriado para sus funcionarios de atención al público.

16.04.2014

Lectura: 3'

2014-04-16T07:19:00-03:00
Compartir en

Quienes tienen por tarea resolver los problemas urgentes que los contribuyentes van a plantear a las oficinas de la Intendencia, no trabajarán en toda la semana. Los taxímetros siguen la misma pauta: cobrarán tarifa de feriado durante toda la semana porque así se la considera a nivel oficial. Sin embargo, tales consideraciones no se extienden a los contribuyentes, que deberán pagar estacionamiento tarifado hasta el miércoles inclusive.

Tomando los días de corrido y agregándoles los demás feriados de abril, la Intendencia de Montevideo dejará de atender al público más de la mitad de los treinta días de abril. El hecho no es nuevo y parece menor ante otras iniquidades a las que nos tiene acostumbrados el Estado, pero refleja hasta qué punto los ciudadanos estamos a merced de unas prácticas corporativas ominosas.

Una tuitera reproducía días atrás una frase que da en el blanco sobre la causa de este abuso: "El problema de lo público es que los contribuyentes piensan que es gratis y los gobernantes piensan que es suyo". También están los sindicatos, que consideran a los servicios públicos no sólo suyos sino como algo que existe para su beneficio. Es una forma de privatización encubierta y disimulada, bajo el habitual panegírico en favor de lo estatal y público.

Los sindicatos de funcionarios estatales odian que se haga mención a este revés de la trama. Dicen procurar la preservación de los servicios en manos del Estado pero fue de sus administradores (de sus sucesivos y diferentes partidos en el gobierno) que obtuvieron todos los privilegios con que cuentan. Más aún odian que se le llame privilegio a lo que refieren como conquistas gremiales.

¿Es la desatención de los contribuyentes durante la semana de Turismo una conquista? ¿Fue parte de alguna negociación a cambio de no recibir un aumento reclamado o es un privilegio del pasado que no ha podido o querido liquidar ningún gobernante? ¿Hay algún partido que incluya en su programa de gobierno el fin de este estado de cosas? ¿Hay ciudadanos que reclamen tales medidas?

Cuidado que no estamos ante una situación de hecho sino de derecho. El Estatuto del Funcionario Público establece en su Artículo 10 que en Turismo los jerarcas podrán disponer guardias únicamente "a fin de atender tareas indispensables o que así lo requieran por la naturaleza del servicio". El privilegio tiene carácter estatutario y no se detiene allí: quienes presten funciones durante estos días festivos, tendrán derecho a incorporar a sus vacaciones anuales... ¡un día y medio por cada jornada trabajada!
Habría que recalcular el salario percibido por los "servidores públicos" de Montevideo y otros funcionarios estatales, dividiendo lo que cobran por año entre las horas efectivamente trabajadas. Quizás aparezca que el salario que reciben es, en rigor, bastante superior al que imaginábamos. Por no hablar de las ventajas de pasar Turismo chapoteando en la termas, inamovibles y displicentes.

ESCRIBE

Gerardo Sotelo

Con más de treinta años de trabajo como periodista, se destaca como conductor e informativista de radio y televisión.

Ver todas las columnas