Navegaciones
Regasificadora: atrapada y sin salida

Regasificadora: atrapada y sin salida

MONTEVIDEO (Uypress/EV) Todos le declaran su más profundo amor, pero… el proyecto de la planta regasificadora se encuentra atrapado entre diversas visiones y tensiones, dentro del propio Estado uruguayo.

19.04.2016

Lectura: 6'

2016-04-19T00:01:00
Compartir en

Comencemos por el gran cambio, gestado al más alto nivel: los presidentes de Argentina y Uruguay, Mauricio Macri y Tabaré Vázquez, anuncian luego de su primera cumbre en Anchorena, y como el acuerdo más importante, la decisión de avanzar en forma conjunta en ese proyecto. Fue un cambio radical en relación a la situación y el gobierno argentino anterior. Sin el interés y la compra de un importante volumen de gas por parte del único comprador posible, Argentina, no existe la más remota posibilidad de construir ninguna planta regasificadora en Uruguay. Es claro que si los dos presidentes llegan a ese anuncio es porque es de interés mutuo y favorece a ambos países y se han logrado avances.

A partir de allí, de ese cambio, Gas Sayago la empresa titular del proyecto (90 % propiedad de UTE y 10 % de Ancap) avanza en dos importantes direcciones, que deberían haberse hecho antes de comenzar cualquier obra: encarga un estudio completo del suelo del río donde se ubicará la escollera, las instalaciones para los dos buques, el de procesamiento y almacenaje del gas y los diversos barcos gaseros que transportarán el gas licuado y el gasoducto subacuático. Tenemos plazo de menos de 40 días para responder a los japoneses si utilizaremos la opción para el uso de la nave originalmente comprada por GNLS (Gaz de France-Marubeni) con una capacidad de almacenaje de 260.000 m3 de gas y de procesamiento de hasta un máximo de 15 millones de m3 diarios. Los días corren.

El otro paso importante fue contratar a la empresa española SENER para realizar el proyecto completo de las obras, algo bastante elemental considerando sus dimensiones y que en el anterior proceso no se había realizado. Así nos fue...

Entre ambos estudios se invertirán aproximadamente 8 a 9 millones de dólares, Gas Sayago tiene disponibilidad, pues cobró los 100 millones de dólares de multa a GNLS. Es un punto de partida nuevo y correcto...

El Estado uruguayo y el gobierno han manifestado a su más alto nivel su disposición de avanzar en el proyecto. Lo que el estado no tiene es disponibilidad económica ni financiera para las obras, ergo debe asociarse.

El gasoducto de 13 nuevos kilómetros para transportar el gas hasta conectarse con el gasoducto Cruz del Sur que nos une con Argentina, a través de este se alimentaría la central de Punta del Tigre de UTE en fase de culminar todas sus obras y que es una pieza clave para el respaldo termoeléctrico a las energías renovables. El viento y el agua no pueden preverse y menos asegurarse. No creo que esa obra haya sido gratis ni un regalo de nadie, lo mismo el dragado del canal para las naves transportadoras y procesadoras del gas y otras obras, ¿también esas obras serán parte de los nuevos museos de las frustraciones nacionales?

Viendo una serie de declaraciones y de movidas posteriores, incluyendo el reciente llamado de interés a potenciales compradores de gas, en una primera etapa no vinculante (6 de mayo) y posteriormente vinculante para el 6 de junio. Tengo mis muy serias dudas que en este proceso, todos tengan el mismo interés y tiren para el mismo lado.

¿Luego de las declaraciones presidenciales, recién ahora se sondeará si hay interés en comprar gas? Parece un poco insólito.

Por este camino y conociendo la situación que vengo siguiendo desde el inicio del proyecto, con los conflictos con GNLS, con la constructora OAS, etc. etc. ya es seguro que no llegaremos al plazo concedido por los japoneses para dar nuestra respuesta sobre el barco regasificador. Aunque considero que el problema ya a esta altura es más de fondo.

Cuáles son las ventajas para Argentina de disponer de una planta regasificadora en Uruguay: a) Los plazos, en un par de años puede disponer de al menos 5 millones de m3 de gas diario, cuando tiene un déficit muy superior. b) En las costas argentinas es imposible operar con barcos gaseros de esas dimensiones por las limitaciones del calado y la eslora. c) Sería un primer paso concreto de integración y complementación estratégica en materia energética y que incluso se podría ampliar.

Cuáles son las ventajas para Uruguay: a) Concretar un gran proyecto de inversión, que incluye la posibilidad de un puerto de contenedores, aprovechando el espigón de 1.250 metros. b) Asegurarse el abastecimiento de gas para su consumo actual 300.000 m3 diarios y para su central de Punta del Tigre (ciclo combinado de 830 Mw). c) Es una fuente de negocios a corto plazo para ANCAP que mucho lo necesita. d) Asegurarse el abastecimiento de 50.000 hogares consumidores de gas por cañería y de algunas empresas (¡¡¡dentro de un año nos quedamos sin suministro!!!). e) Podemos utilizar una parte importante del GNL a costos reducidos para el riego y para promover industrias de alto consumo energético y para el procesamiento del hierro, si algún día se concreta la explotación.

Con la nueva situación en Brasil, una alianza estratégica en el sector energético y su impacto en otros sectores aumenta su valor original, en particular en la integración productiva.

¿Qué está pasando? Y lo digo simplemente observando los pasos del MIEM y el silencio de UTE. Muy simple, a UTE y creo que al MIEM no le interesa concretar la planta regasificadora, considera que hay que jugarse todo a la energía eólica y transformar a UTE en la super empresa a expensas del país y de ANCAP. Si no es cierto que lo demuestren y lo digan claramente.

¿La central de Punta del Tigre, en ese esquema quedará como museo industrial moderno o un paseo turístico? Punta del Tigre se amplió y se hizo de ciclo combinado para utilizar gas. ¿UTE cuyas actuales tarifas han sufrido aumentos significativos (vean ustedes mismos sus recibos mensuales y comparen...) va a reconvertir cocinas, calderetas, calderas industriales que usamos gas por cañería a "todo eléctrico"?

Esta alternativa destruye definitivamente la existencia de la distribución de gas por cañería en todo el país, por falta de abastecimiento. ¿Los trabajadores de ese sector lo saben?

¿Esa es la posición del gobierno, del presidente, de la ministra? Tenemos derecho a saberlo. ¿O nos enteraremos por el paso del tiempo y de los acontecimientos? Y una pregunta más inquietante ¿Quién manda en el Uruguay sobre temas de tanta importancia estratégica?

¿Qué tiene que ver esta política con el anuncio de Vázquez y Macri en Anchorena?

Un buen proyecto, necesario y estratégico atrapado en la morsa de algunas estructuras y funcionarios y del arrastre de viejos desordenes. ¿Empezaron la regasificadora atada con alambre, quieren enterrarla, con algunas vueltas más de alambre?

ESCRIBE

Esteban Valenti

Periodista y coordinador de la revista Bitácora.

Ver todas las columnas