¡Cometamos nuevos errores!
Escribe Daniel Mordecki

Opinión | #TapabocasParaTodos

Imponer el uso social obligatorio del tapabocas en los espacios públicos cerrados no tiene contraindicaciones, tiene alta probabilidad de ser positivo y ninguna de ser negativo. ¿Por qué no lo estamos haciendo?

30.03.2020 12:36

Lectura: 9'

2020-03-30T12:36:00
Compartir en

Comencemos por el principio: hay evidencia contundente y nutrida que indica que la probabilidad de contagio baja significativamente con el uso universal de tapabocas, porque reduce sensiblemente el alcance del aliento que sale por boca y nariz de los individuos contagiados pero asintomáticos, que se mueven normalmente en la población.

Y lo que es interesante también: no hay ninguna evidencia científica en contra.

Se trata de una medida gratuita, sin efectos colaterales ni en la salud, ni en la sociedad, ni en la economía, con una altísima probabilidad de ser efectiva en un grado medio a alto. ¿Por qué no la estamos aplicando?
La investigación científica

Hay una extensísima investigación científica sobre el uso de tapabocas en distintas circunstancias y para distintos fines.

Jeremy Howard y Reshama Shaikh hicieron un trabajo de relevamiento y curado, accesible en este link:
https://docs.google.com/document/d/1HLrm0pqBN_5bdyysOeoOBX4pt4oFDBhsC_jpblXpNtQ/preview

Acá van los links a cada uno de los trabajos, que siguen actualizándose:
Professional and Home-Made Face Masks Reduce Exposure to Respiratory Infections among the General Population
Coronavirus can travel twice as far as official ‘safe distance', study says
Testing the Efficacy of Homemade Masks: Would They Protect in an Influenza Pandemic? | Disaster Medicine and Public Health Preparedness
What is the efficacy of standard face masks compared to respirator masks in preventing COVID-type respiratory illnesses in primary care staff?
Aerosol and Surface Stability of SARS-CoV-2 as Compared with SARS-CoV-1
Addressing COVID-19 Face Mask Shortages: evaluating decontamination methods for N95 mask reuse.
Rational use of face masks in the COVID-19 pandemic
Influenza Virus Aerosols in Human Exhaled Breath: Particle Size, Culturability, and Effect of Surgical Masks
Effectiveness of Masks and Respirators Against Respiratory Infections in Healthcare Workers: A Systematic Review and Meta-Analysis
Physical interventions to interrupt or reduce the spread of respiratory viruses
Effectiveness of N95 respirators versus surgical masks against influenza: A systematic review and metaâ•'analysis
Modeling the Effectiveness of Respiratory Protective Devices in Reducing Influenza Outbreak
Simple Respiratory Mask
What Hospitals Should Do to Prepare for an Influenza Pandemic
Flight of the aerosol
The bacterial and viral filtration performance of breathing system filters
Do N95 Respirators Provide 95% Protection Level Against Airborne Viruses, and How Adequate Are Surgical Masks?
N95 Respirators and Surgical Masks
Performance of N95 Respirators: Filtration Efficiency for Airborne Microbial and Inert Particles
Performance of an N95 Filtering Facepiece Particulate Respirator and a Surgical Mask During Human Breathing: Two Pathways for Particle Penetration
Reuse Mask? DIY Mask? | Consumer Council
Editor's Choice: Transocular Entry of Seasonal Influenza-Attenuated Virus Aerosols and the Efficacy of N95 Respirators, Surgical Masks, and Eye Protection in Humans
A quantitative assessment of the efficacy of surgical and N95 masks to filter influenza virus in patients with acute influenza infection.
Sterilization of disposable face masks by means of dry and steam sterilization processes
A cluster randomised trial of cloth masks compared with medical masks in healthcare workers
How effective are face masks in operation theatre? A time frame analysis and recommendations
N95 Respirators vs Medical Masks for Preventing Influenza Among Health Care Personnel
The role of facemasks and hand hygiene in the prevention of influenza transmission in households: results from a cluster randomised trial; Berlin, Germany, 2009-2011
Facemasks and hand hygiene to prevent influenza transmission in households: a cluster randomized trial.
Mask use, hand hygiene, and seasonal influenza-like illness among young adults: a randomized intervention trial.
Letter to editor: Role of masks/respirator protection against 2019-novel coronavirus (COVID-19)
Association between 2019-nCoV transmission and N95 respirator use
Mass masking in the COVID-19 epidemic: people need guidance
Knowledge, attitudes, and practices towards COVID-19 among Chinese residents during the rapid rise period of the COVID-19 outbreak: a quick online cross-sectional survey

¿Qué dicen los trabajos?

1. Que el tapabocas común (surgical mask) baja la probabilidad de que un infectado contagie a quienes lo rodean. Los rangos van de una protección media a estudios que indican que un 80% de uso elimina la difusión del virus. "An 80% compliance rate essentially eliminated the influenza outbreak."

2. Que cuanto mejor sea el tapabocas, más es su eficiencia, pero que los tapabocas caseros, incluidos los de papel, también tienen efecto significativo.


3. Que para proteger a un individuo del contagio es necesario utilizar máscaras con filtros con una clasificación mínima N95. Los tapabocas comunes no sirven para este fin.

La falacia de la escasez

He escuchado y leído tantas veces sobre la escasez de tapabocas que me da escozor. ¿Cómo puede haber tanta gente con problemas de trabajo y escasez de un producto que al fin de cuentas no es más que una tela con dos piolines?

Un tapabocas descartable, que hace unos meses costaba 6 pesos en una farmacia, hoy cuesta 60. Eso significa que hay pequeño grupo de parásitos carroñeros especulando con las necesidades de la población, y es precisamente a ellos a quien sirve la idea de la escasez. No dejemos que nos tapen los ojos.

Pero nosotros estamos hablando de tapabocas hechos en casa, dejando todos los tapabocas del sistema de salud para el sistema de salud, sin interferir. Mientras las autoridades de las salud no digan lo contrario, evite comprar tapabocas comerciales, salvo que un médico lo prescriba.

El ejemplo más contuendente de uso universal de tapabocas es el de República Checa, donde se ha hecho una campaña exitosa para el uso universal de tapabocas que en una semana consigió modificar la conducta de la población. Las soluciones son numerosas, una de las más pintorescas son "árboles de navidad de tapabocas" en las calles, para que quien precise uno lo tome.

Hacé tu tapabocas: una tela, o mejor dos, ¿por qué no tres? con la trama más cerrada que encuentres y un par de piolines o bandas elásticas para sostenerlas, que pueden coserse o engranparse. Preocupate de que tape nariz y boca. Hay infinitos tutoriales y modelos con moldes, tips y recomendaciones. Los dos que mas me gustan son uno que hace un tapabocas con 2 toallas de papel de cocina y uno que hace un tapabocas con una gorra y un acetato.

Tapabocas y la pandemia

Si bien no hay evidencia científica definitiva, sí hay evidencia de que los países que utilizan masivamente el tapabocas son los que han tenido mejores resultados en la prevención a la difusión del virus en su población.

Los países asiáticos tienen ya una cultura de uso de tapabocas, que hace que su uso universal ante una alerta se realice de forma rápida y efectiva, si a eso se suma que el tapabocas baja sensiblemente la probabilidad de contagio, es razonable relacionar uno con otro.

Fuente: https://www.ft.com/coronavirus-latest

El gráfico es muy claro, los países con decenas de millones de habitantes, con ciudades gigantes con enormes aglomeraciones diarias, que están en la mejor parte de la gráfica son los que usan tapabocas de forma universal. Pongamos a Uruguay ahí. ¡Es gratis!

Cuadro mágico del uso de tapabocas

Por 1670 Blaise Pascal justificó la validez de creer en dios con un cuadro que analizaba las consecuencias de creer o no en el caso de que dios exista o que no exista, al que se denomina comúnmente La apuesta de Pascal.

Como ateo y admirador de Blaise Pascal, (si, el de los hecto-pascales, ese mismo) voy a utilizar su idea, más de tres siglos después, para justificar el uso universal de tapabocas en espacios cerrados para prevenir el contagio del Coronavirus.

El cuadro maneja dos dimensiones: la obligatoriedad del tapabocas y la efectividad del tapabocas, por lo que se generan cuatro escenarios.

 

  •  No hacemos obligatorio el uso de tapabocas y no es efectivo: no sucede absolutamente nada.
  •  Hacemos obligatorio el uso de tapabocas y no es efectivo: no sucede nada grave. Nos molestó la cara, las selfies quedaron peor, y se nos corrió un poco el maquillaje, pero nada más.
  •  Hacemos obligatorio el tapabocas y es efectivo: triple de media cancha!!! Bajamos la velocidad de contagio, podemos habilitar un nivel de interacción social un poco mayor, sobre todo para reactivar rápidamente la economía. Y podemos atacar algunos focos graves de contagio, como el transporte colectivo y los comercios.
  •  No hacemos obligatorio el tapabocas y es efectivo: se me ocurren tantos improperios que prefiero no decirlos. Tener ahí la oportunidad gratuita, simple, sin contraindicaciones de actuar y no hacerlo. No nos lo vamos a perdonar jamás.

¿Qué hacer?

Primero que todo, empezá a usar tapabocas en lugares cerrados. Es fácil y responsable.

Sacate una foto con tapabocas y compartila con todos tus contactos, ponela en tu perfil de tus redes sociales.

Usá el hashtag #TapabocasParaTodos (o su versión en inglés #masks4all, o ambas, por qué no?).

Si tenés un comercio, poné tapabocas de papel en la puerta y un cartel que diga que dentro del comercio es obligatorio utilizarlo. Los podés hacer en el tiempo libre que tienen muchos comercios, o hacer la pierna de tomar para eso a un empleado que mandaste al seguro de paro.

Difundí los teléfonos, mails y redes sociales de todas las personas que están haciendo tapabocas caseros para vender. Resolvés 2 problemas a la vez: difundís el uso de tapabocas y le hacés una pierna a alguien que lo precisa.

Difundí estos argumentos y todos los otros que encuetres. Hacelo de forma positiva, preocupate de no molestar a nadie, piense lo que piense y diga lo que diga. Estas corrientes triunfan si suman adeptos, no necesitan ni ganan nada con torcerle la muñeca a alguien, por más virulento que sea. Tenemos que generar una corriente que se haga oir lo suficiente para que se tome la medida de tapabocas obligatorio en lugares públicos cerrados.

 

ESCRIBE

Daniel Mordecki

Profesional de Usabilidad, docente universitario, apasionado por las encuestas.

Ver todas las columnas