Navegaciones
Escribe Esteban Valenti

Opinión | Personajes, dirigentes y personas

"Nunca me gustó dar manija en las campañas que hicimos (...) Lo que puedo asegurar es que el clima en todo el país ha cambiado".

16.03.2022 12:23

Lectura: 7'

2022-03-16T12:23:00
Compartir en

Las redes han permitido cosas muy buenas y también de las otras. La peor de todas es la falsificación de personas, gente que no firma sus mensajes, sus comentarios debajo de columnas y se atreve a decir cosas que solo de esa manera diría, porque son cobardes a la enésima potencia.

Fomentar la cobardía en el intercambio de opiniones es una de las cosas más detestables. Los ideales y las opiniones tienen valor en buena medida porque expresan a una persona, con su identidad, su historia, su coraje y también sus limitaciones y cobardías.

A ello se debe agregar los trolls, algunos muy fáciles de identificar, porque además de encubrirse con nombres de fantasía, tienen muy pocos seguidores. Solo agreden, no aportan nunca argumentos y hace poco que están en una red. En esta campaña electoral, ha sido un vergel de trolls organizados. “Gratis”.

Yo en general, y a pesar de los consejos de mis amigos, no los borro. Me sirven para hacer un control y tenderles algunas celadas para que se descubran en toda su magnífica cobardía mercantil.

Después están los que acusan a los demás de inventar personajes. En mi caso se han ensañado con un obrero de la construcción, nacido en un predio de Colonización en Soriano, que tiene un campito en Canelón Chico y que, desde hace muchos meses, mucho antes de iniciarse la campaña, hacía videos en Facebook. Tiene más de 10.000 seguidores en esta red. Los tiene locos a los partidarios del NO, porque ellos saben leer las cifras y ven que cada video del paisano de Canelones tiene decenas de miles de impresiones y seguidores y visualizaciones. Todos datos que nadie puede manipular.

El colmo es que el senador Manini Ríos en un acto dijo “ponen un gaucho, que no es gaucho, y ponen un cura que parece que no es cura”. Ya estamos llegando a las cumbres del ridículo.

Ellos se consideran los dueños del campo y la campaña, los únicos que pueden imponer la forma de llevar un caballo, seguramente criollo de pura raza, exhibiendo asimismo manos y vestimentas que han visto las tareas de campo pasar a cientos de kilómetros de distancia. Por eso están feroces con el paisano, que además se las canta poniendo la cara, sin ocultarse.

Insisten tanto con la identidad del paisano, pero ni una sola vez contradijeron sus argumentos, ni sobre la suba de los combustibles y su impacto en la vida de la gente de pueblo, ni en que si la reforma de las jubilaciones fuera buena para las mayorías, la habrían presentado antes del referéndum, ni una cantidad de argumentos concretos.

Además, el paisano recorre el país todos los fines de semana y se atreve a reunirse en pueblos pequeños donde los blancos consideran que son su feudo. ¡Qué atrevido!

Otra que ha sido un aporte impresionante ha sido Selene, que desde hace largo tiempo publica sus videos en Tik Tok y argumenta, estudia los temas, utiliza recursos técnicos que me asombran y es muy convincente. No hace publicidad, argumenta con gracia y sutileza. Eso duele y gusta.

El Monseñor que hizo sus declaraciones en un acto organizado por la Comisión Nacional por el SÍ en el Palacio Legislativo, es un nuevo blanco de los feroces defensores del NO. Nunca dijo que era de la Iglesia Católica Romana, aclaró desde el principio que era de la iglesia Católica Antigua y aportó su visión. Y parece que hay que hacerle un examen de pureza religiosa y política, sino queda descalificado. Hacen el ridículo. Lean… https://www.blogger.com/profile/08046081590329440158

El colmo fue cuando encarcelaron a la Pantera Rosa. Quedará para la historia de la superficialidad política. Un solo dato, la campaña por la liberación de la pantera rosa, tuvo más de un millón y medio de contactos…

Cualquiera que siguió los diversos debates que se dieron en los medios, habrá visto un rasgo absoluto y totalmente común en todos los partidarios del NO, es tratar de pegar el SÍ al Frente Amplio, porque lo que necesitan y quieren a toda costa es que la campaña sea entre partidos, de lo contrario se les rompe el esquema y se les evaporan las ideas.

No pueden aceptar que antes, durante la recolección de firmas y ahora en la campaña, muchos ciudadanos, e incluso ediles y dirigentes de los partidos multicolores apoyen el SÍ, hagan declaraciones y se jueguen por sus ideas. Los amenazaron de expulsarlos y en El Telégrafo de Paysandú llegaron a publicar una solicitada aclarando que los Blancos votan el NO. Debe ser por la firmeza que encuentran entre sus propias filas.

En los referéndums, más incluso que en las elecciones, nadie es dueño del voto. Sobre todo, en una causa ciudadana como esta contra 135 pésimos artículos de la LUC. Nosotros también tenemos que conquistar, convencer a votantes de todos los partidos e incluso de las organizaciones sociales convocantes. Y lo que los tiene muy preocupados es además de las últimas encuestas, la movilización de la gente en todo el país por la rosada.

Nosotros tenemos un testimonio directo, que es algunos coches del SÍ con pantalla y autoparlantes que circulan en diversos barrios de Montevideo y del Interior, en algunos casos son simples triciclos, pero algunos nos relatan la recepción de la gente y el pedido de materiales. Creíamos que con los varios millones de folletos que se distribuyeron alcanzaba, tuvimos que hacer uno nuevo.

Nosotros no pudimos contratar carteles callejeros y carreteros por obvias razones de costos, pero la cantidad de brigadas de voluntarios, hombres y mujeres que están pintando de rosado los muros grandes, medianos y pequeños del país es impresionante. Yo tengo el privilegio de que una buena parte me envía las fotos. Ya no podemos distribuirlas porque saturaríamos los celulares y la web.

Y a ellos le satura que la gente haya tomado con tanto calor, con tanta energía la causa rosada.

Hay un episodio que quiero señalar: el Director Nacional de Policía envió una orden a todas las jefaturas que a no debían interrumpir la movilización y la propaganda por el SÍ hasta después del 27 de marzo.

A) Está reconociendo que estaban interviniendo en contra de la campaña. Aunque en Treinta y Tres miraron pasivamente como un grupo de patoteros destrozaron la propaganda que tres personas repartían a favor del SÍ.

B) ¿Y después del 27 de marzo hay vara alta para la Policía?

Tuvo buen humor el jefe policial y, como ejemplo, afirmó que si pintábamos de rosado el caballo de Artigas en la Plaza Independencia, nos dejaran hacerlo… Un poco mucho, ¿no?

Obviamente que no tengo la menor idea de cuál será el resultado la noche del 27 de marzo, nunca me gustó dar manija en las muchas campañas que hicimos, perdimos y ganamos. Lo que puedo asegurar es que el clima en todo el país ha cambiado. Se ve y se siente una intensa movilización y como yo ando con mi camioneta con las dos banderas, la uruguaya y la rosada, veo cuánta gente me saluda. Así que la buena y tibia temperatura electoral está subiendo. Y los que pretendieron en su momento que semejante paquetazo de leyes sepultaran cualquier ardor opositor y ciudadano, se lo van a tener que sacar con peine fino. Estamos y estaremos alerta.

Y los que como yo, equivocadamente, creímos que no se iba a llegar a las firmas y menos aún disputar el referéndum, nos tendremos que tragar nuestras palabras. Aquí estamos, arropados por la creatividad de miles de personas, por su militancia voluntaria y enfrentando nuevamente la prepotencia de un poder que se siente débil de argumentos, por ello juega al borde de la Constitución y más allá de los límites democráticos en el uso de la plata y de los medios.

No nos quejamos, sabíamos que sería así, pero tampoco nos callamos.

ESCRIBE

Esteban Valenti

Periodista y coordinador de la revista Bitácora.

Ver todas las columnas