Navegaciones
Escribe Esteban Valenti

Opinión | La política de la caverna

En las cavernas conviven diverso tipo de habitantes, algunos realizan pinturas rupestres, otros son los jefes y los brujos del clan y otros miran hacia afuera con objetivos más claros; quieren alcanzar la claridad, es decir el poder

22.07.2020 15:35

Lectura: 6'

2020-07-22T15:35:00
Compartir en

Incluso en un país civilizado y con sólidas instituciones, el desgaste de la política tradicional, incluyendo al Frente Amplio, puede producir cavernícolas. Aunque creíamos estar vacunados.

Y son cavernícolas que salen de su hábitat cada tanto a exhibir sus "condiciones". "Para Lust, Cabildo Abierto debe abandonar la coalición si Lacalle no destituye a Díaz" declaró el diputado. Y es un escalón más, de parte de un personaje nefasto, que profesionalmente fue suspendido por la Suprema Corte de Justicia por importantes faltas éticas, que violó en forma flagrante la Constitución como diputado, al presentar un petitorio ante la Junta Departamental de Durazno. No queda la más mínima duda de esa violación constitucional, aunque los parlamentarios del FA no hayan dicho una sola palabra...

La caverna crece cuando los civilizados se callan y dejan pasar los garrotazos. Ahora la ofensiva es contra el Fiscal de Corte, Jorge Días, por iniciar una investigación administrativa porque la fiscal de Carmelo que archivó el caso del ex intendente Carlos Moreira, es una militante devota del Partido Nacional. Hay implicancias innegables.

CA no se inmuta cuando con esta misma conducción de la Fiscalía, se pide el encauzamiento de funcionarios que filtraron datos de la causa que implica a Nicolás Cendoya (Frente Amplio) de la propia fiscalía. El funcionario está preso. Es decir que actúa con criterio profesional, sin mirar colores políticos. Pero para Cabildo Abierto, desde el fondo de su caverna, hay que tomar posiciones para aplicar su plan.

Y su plan es desgastar los partidos políticos, todos, incluyendo en primer lugar a los de la Coalición Multicolor para avanzar sobre el poder hacia el 2024. Si hay alguien que no está interesado que este gobierno termine bien, ese es Cabildo Abierto. Esa es su movida y este es un aviso muy claro.

Su objetivo es fagocitarse todavía más al Partido Colorado, ya en las elecciones del 2019 le comió partes importantes de su electorado de derecha y de bajísimo nivel y ahora le está comiendo dirigentes y legisladores. No solo de ellos, también se morfa en las orillas del electorado del Partido Nacional y del propio Frente Amplio. ¿Hasta dónde llegará? No depende solo ni principalmente de él.

Origen tienen las cosas. Mientras durante el primer gobierno del FA, en el año 2006, con Azucena Berruti de Ministra de Defensa, se destituyó de un plumazo y como correspondía, al comandante en jefe del Ejército, general Carlos Díaz, por organizar reuniones con dirigentes políticos sin informar a su mando, la ministra y el propio Presidente de la República, durante el segundo gobierno de Vázquez, con Fernández Huidobro de ministro, el comandante Manini Rios ejecutó fría y premeditadamente su plan político, con declaraciones totalmente fuera de las normas, gestiones y reuniones de todo tipo y cuando le vino bien se hizo echar.

No lo digo solo yo, lo dice con todas las letras Augusto Gregori, ex coordinador de Inteligencia durante el gobierno de José Mujica, en su libro "El tapiz de los tupamaros". Menudos padrinos tuvo Cabildo Abierto incluso antes de nacer. Fueron sus parteras.

En las cavernas conviven diverso tipo de habitantes, algunos realizan pinturas rupestres en las paredes, otros son los jefes y los brujos del clan y otros miran hacia afuera con más frecuencia y con objetivos más claros. Quieren alcanzar la claridad, es decir el poder y para eso trabajan utilizando todo el espectro que les brinda la caverna y los cavernícolas.

Golpean en todas direcciones, tienen incluso gente valiosa, como el ministro de Salud Pública y trogloditas intragables hasta para la propia Coalición como el candidato a integrar el directorio de la Administración Nacional de Puertos el capitán de navío retirado Gastón Bianchi.

Se mueven entre la tentación de seguir utilizando su presencia en el gobierno para ocupar con varios "comisarios" (¿a quién les hace acordar?...) diversas posiciones de poder y mando y sin embargo tener siempre la puerta entreabierta para emprender la huida y lanzarse a una campaña desenfrenada. Más desenfrenada.

¿Desenfrenada contra quiénes? Los que crean que lo harán solo contra sus antiguos socios, están muy equivocados, van a disparar a diestra y siniestra para golpear también los anteriores gobiernos del FA, pero también sobre el recreo para los delincuentes que está muy lejos de terminar (ver datos sobre inseguridad), contra UPM- Ferrocarril Central, contra la forestación y naturalmente contra la justicia y los fiscales para imponerles el miedo y que no sigan actuando de acuerdo a la ley y someterse plenamente al olvido y a la impunidad de los torturadores y asesinos.

Los últimos procesamientos de viejos asesinos, traidores, integrantes del Escuadrón de la Muerte les deben haber caído como una patada en el hígado. Durante un gobierno que Cabildo Abierto integra, se tienen que tragar semejantes sapos, tan alejados del olvido total del pasado que ellos pregonan desde los más altos niveles.

Hay otra característica implícita, obligada de los cavernícolas: son primitivos, bestiales, elementales. No todos, sería un grave error comparar su jefe indiscutido y total, con el bruto de la frontera, que le está haciendo pagar a Brasil un enorme precio de vidas e infectados. Bolsonaro es un capitán que ni siquiera hizo el curso de Estado Mayor, es una creación del Ejército brasilero, de la derecha de la iglesia católica local y de las iglesias pentecostales (evangelistas) y Aquí tenemos un teniente general, con título universitario en historia y una larga tradición política familiar. Logra convivir con el clan de la caverna porque ordena y obedecen. Incluso cuando aparentan ser independientes.

Los dirigentes políticos del actual Frente Amplio, tendrían que empezar a hilar un poco o mejor dicho bastante más fino y no seguir repitiendo como una letanía que la Coalición es débil y se desarmará. ¿Y si se cumplen las amenazas de Cabildo Abierto de hacer todo un paquete con los fiscales y su atrevimiento de acusar a los viejos asesinos y golpistas, con no permitir la impunidad de intendentes inmorales, etc. etc. y abandonan la Coalición? ¿Qué hará el Frente Amplio? ¿Dejará el país y el gobierno supeditado a las amenazas institucionales y políticas de Cabildo Abierto y de personajes como Lust y sus socios y superiores?
Menudo dilema.

ESCRIBE

Esteban Valenti

Periodista y coordinador de la revista Bitácora.

Ver todas las columnas