Carlos Pignataro
Escribe Carlos Pignataro

Opinión | El futuro llegó hace rato, el dinero físico es parte de la historia

Pagos electrónicos, dinero digital y bancarización. Economía digital. La era digital llegó para quedarse.
14.05.2019 14:21
2019-05-14T14:21:00
Compartir en

Por Carlos Pignataro | @pignataro

Resulta difícil abordar un tema tan complejo como el del futuro de los medios de pago digitales y la bancarización. Lo único que está claro es que el dinero digital llegó para quedarse y que el mundo de los pagos y transacciones, tal como lo conocemos hasta ahora,  cambiará radicalmente en un futuro no muy lejano. La cuestión es qué tan dispuestos estamos a afrontar ese cambio de paradigma, cómo lo vamos a hacer, y cuánto demoraremos en adaptarnos.

En este sentido siempre es bueno mirar a los países que toman la delantera. Por ejemplo, podemos hablar de Suecia, que está más cerca de erradicar el dinero físico, donde el 95% de las compras al por menor se hace ya sin efectivo y muchas sucursales bancarias no aceptan ni ofrecen billetes ni monedas.

Países pioneros en dinero digital

Otro precursor en el tema es Dinamarca. El Gobierno danés pretende que en 2030 sus ciudadanos puedan vivir sin guardar monedas y billetes, siendo el primer país que se marca una fecha límite para ello.

En Noruega tan solo el 10% de las operaciones que se realizan cuentan con dinero en efectivo. Cifras como esta han llevado al vicegobernador del Banco Central noruego Jon Nicolaisen a afirmar que el papel moneda desaparecerá en una década, debido a que sus ciudadanos se inclinan por hacer uso de los medios de pago electrónicos por sus innumerables ventajas. 

Los impulsores digitales

Pero ¿qué llevó a estos países a estar tan desarrollados en esto del dinero digital y los medios de pago electrónicos?

Existen ciertos "impulsores" digitales que por su evolución ayudaron al desarrollo de tecnologías para soportar estos cambios:  el acceso a conexiones de alta velocidad que permiten el procesamiento de datos en tiempo real; los dispositivos como smartphones y tablets y el NFC (Near Field Communication o Comunicación de campo Cercano); el desarrollo de nuevos actores en el mundo financiero como las llamadas empresas de fintech.

En este sentido, los pagos móviles y el NFC son dos factores de apalancamiento para pensar que el futuro del dinero será digital. Utilizar el celular como billetera es algo que en el mundo se viene con fuerza y tenemos que estar preparados.

Pensemos en todos los beneficios que obtendríamos al pagar con el celular. El comercio nos puede conocer como clientes y dar incentivos como cupones y descuentos, servicios como localizador de tiendas, compartir en redes sociales... "acabo de hacer esto", "he estado aquí"... hay tantas cosas que esto puede significar para la industria que se abre un mundo de posibilidades.

Para que nos hagamos una idea, el nivel de aceptación de los pagos sin contacto en Londres, o Polonia, están a poco de llegar al 100%.

El nuevo punto de venta

Otro punto importante es que la noción de punto de venta que tenemos hoy va a cambiar completamente: el pasar por la caja será cosa del pasado. La combinación del NFC con o etiquetas RFID (radio Frequency Identification o Identificación por radiofrecuencia) hará innecesario escanear los productos transformando la experiencia de compra en algo totalmente distinto a lo que conocemos.

Imaginemos nuestro hogar inteligente conectado al internet de las cosas y dispositivos como Alexa, Google Assistant, Home Pod De Apple u otros, donde los pagos del día a día nos los van a debitar simplemente con decir quiero esto o esto otro, o podamos programar las compras repetitivas de los productos básicos como la leche y el pan y otras cosas que están pasando en torno a los hogares inteligentes.

En Uruguay todavía hay mucha gente que piensa que corre más peligro haciendo una compra online que dando su tarjeta en un comercio físico, o poniendo algo en su móvil que utilizando una tarjeta de crédito de chip con PIN. Ni que hablar que llevando el dinero para pagar sus facturas en una red de cobranzas.

Para el desarrollo del dinero electrónico la seguridad es un tema clave y los gigantes de la industria lo saben. Apple Pay y Google Pay son la primera generación que utiliza identificación biométrica para autenticar usuarios y dar seguridad en las transacciones. Y este es solo el comienzo de nuevas formas de seguridad que vendrán.

El futuro

Imaginemos cuando empresas como Amazon, PayPal, Apple (o algunas más cercanas como Mercadolibre, Antel, Movistar, o Claro) quieran entrar con fuerza en el negocio de los bancos y financiero, se conviertan en emisores de dinero electrónico, o den préstamos al consumo aprovechándose de su conocimiento del comercio. Además, se utilice el blockchain para asegurar transacciones entre pares y no sean necesarias entidades como los bancos (que solo aportan la dosis de seguridad en algunas transacciones).

Es inminente que esto va a suceder y cambiará el paradigma financiero tal como lo conocemos hoy día. Sin dudas nos espera un futuro más que emocionante, donde lo único seguro son los cambios en las estructuras y formas de interrelacionarnos comercialmente.

ESCRIBE

Carlos Pignataro

Gerente comercial de Montevideo Portal y profesor de Marketing en Universidad ORT. Contador Público, Master en Dirección de Marketing, PhD (c).

Ver todas las columnas