Columnistas
Escribe Esteban Valenti

Opinión | ¿Cómo aguantan? ¿Cómo se tragan tantas mentiras de la Presidencia?

Para escribir esta nota he respirado hondo varias veces para mitigar el profundo dolor y asco en mis tripas.
10.04.2019 18:23
2019-04-10T18:23:00

No es una pregunta política, es humana, es básica, es existencial. ¿Cómo aguanta la buena gente, los militantes en serio del Frente Amplio la sucesión incontenible de porquerías que están emergiendo y que tiene a este gobierno como directo responsable?

También les pregunto a las fuerzas y partidos políticos del FA, con los que discrepo en muchas cosas, pero creo que tienen su moral, su trayectoria, su historia: ¿Cómo aguantan? Y me refiero a cómo aguantan sin sublevarse en este Frente Amplio; es más, lo cubren, hacen declaraciones miserables sobre temas de fondo, que son parte obligada de la sensibilidad de la izquierda, del progresismo. Son básicas.

¿Cómo aguantan en silencio y se tragan tantas mentiras de una Presidencia de la República que entrevera todo a propósito, que miente y se contradicen entre ellos, que expulsa miserablemente a un ministro de Defensa que cumplió con su deber y el 12 de febrero del 2019, cuando estaba muy pero muy enfermo entregó toda la documentación como le correspondía y lo despiden con esa afrenta inmunda de ser cómplice de no entregar a la justicia, las actuaciones de los Tribunales del deshonor militar, como es obligatorio por el artículo 177 del Código Penal pero sobre todo obligatorio para la moral? Si esa cosa cada día más escasa, la moral política, la moral cívica, la sensibilidad humana.

¿Cómo aguanta el Partido Socialista, del cual es militante Jorge Menéndez, el ex Ministro de Defensa, y tiene que ser la familia la que sale a defenderlo? ¿El poder, las bajezas del poder lo justifican todo? ¿Cómo aguanta el Frente Amplio sin pronunciarse en serio, con honor?

¿Cómo aguantan ustedes, los ex presos políticos, los familiares, los que estuvieron en la clandestinidad y todos los que lucharon contra la dictadura que nada menos que los resultados de dos Tribunales de Honor y sus fallos, sean tratados en la Presidencia y por el presidente como un expediente más, como un trámite administrativo más, cuando se tratan nada menos que del asesinato y desaparición del cadáver de Roberto Gomensoro, un pibe del MLN, un muchacho uruguayo asesinado cuando la guerra había terminado y el MLN estaba negociando con los mandos militares? ¿Cómo lo logran y no se les revuelven las tripas?

¿Cómo aguantan las mentiras evidentes, las contradicciones de las declaraciones de Miguel Ángel Toma, secretario de la Presidencia de la República sobre estos hechos y que siga impertérrito en su cargo, con justificaciones increíbles por parte de Vázquez? ¿Qué tienen, sangre de horchata, les vino de grandes? El único que pidió su retiro fue el senador Rafael Michelini. Al menos uno.

¿Cómo se explican que el presidente homologue sin leer, sin preocuparse de las declaraciones de dos torturadores y asesinos militares que habían negado todo ante la justicia civil y ahora reconocieron una parte de sus crímenes y de las responsabilidades institucionales, incluyendo explícitamente las del general Esteban Cristi, comandante de la División 1 y uno de los jefes principales del golpe?

Todo esto cuando el presidente Jorge Batlle no quiso homologar el fallo de otro Tribunal Militar durante su gobierno y exactamente con el mismo implicado José "Nino" Gavazzo.

¿Cómo se tragan la enorme porquería que la Presidencia no hubiera convocado a la familia de Roberto Gomensoro para informales que por PRIMERA VEZ dos militares habían reconocido el asesinato y el ocultamiento del cuerpo luego de haberlo negado sistemáticamente ante la justicia civil y Gavazzo fue sobreseído de ese cargo por esa misma justicia civil? En el primer gobierno del FA eso se hubiera hecho, no tengan dudas, porque había gente de izquierda.

¿No se preguntan por qué se mantiene a Miguel Ángel Toma en su cargo? No será, por cierto, por su sólida y comprometida militancia de izquierda. Las explicaciones de Vázquez son patéticas, son dignas de solicitar que renuncie y se vaya o que se vaya el propio Vázquez.

¿No se preguntan qué hubiéramos hecho nosotros si esto mismo sucedía con un presidente blanco o colorado? Hagan un pequeño esfuerzo mental.

¿No sienten vergüenza que el presidente de vuestra fuerza política, el hijo de un desaparecido, para justificar esta porquería tenga que recurrir a comparar a la izquierda con las actitudes del ex presidente José María Sanguinetti y su paternidad de la ley de impunidad? Es una de las pocas cosas que faltaba en este barrial.

¿No les pasa, no les roza la cabeza que esta "omertá", este pacto de silencio que dura desde hace más de 40 años, que encubre crímenes de todo tipo, sólo fue posible porque hay otro pacto, entre los supuestos "dos bandos combatientes", entre el MLN y los Tenientes de Artigas, los ideólogos del golpe de estado y del pacto? ¿Por qué hace tantos años que cavamos en la nada, nos dan pistas todas falsas, hacen todo lo posible para que perdamos las esperanzas?

¿Cómo se hacen los desentendidos cuando se designan como subsecretarios del Ministerio de Defensa al ex director de la Dirección de Recursos Acuáticos (Dinara), al señor Daniel Montiel, y ahora a un ingeniero agrónomo, a Andrés Berterreche, otro notorio especialista en temas militares? ¿Qué tienen en común? Son del MPP. ¿El MPP tiene alquilados esos cargos en Defensa, por qué?

¿No les da un poquito, algo de vergüenza que el ex comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, se apresure a lanzar su candidatura e insulte al presidente de la República para tratar de cubrir sus responsabilidades, declaradas, evidentes y utilice los horrores de vuestro dirigente y líder Tabaré Vázquez para ello?

¿Acaso se pueden lavar las propias culpas, echando a los integrantes de los dos tribunales del deshonor militar - bien echados - y a los dos ex comandantes del Ejército, bien echados pero tarde?

¿No se preguntan qué carajo sucedió y cambió entre el primer gobierno del FA y los dos últimos en materia de derechos humanos, de verdad y justicia? ¿O no pasó nada? Lo que no pasó nada es con los derechos de los familiares de los desaparecidos. Nada. Cómo aguantan que los pisen de esta manera.

Pero también es justo y necesario que yo mismo me pregunte: ¿Cómo logro aguantarlo yo y lo poco o mucho que hice para que fuera presidente? Me da vergüenza de mí mismo, no dejo de arrepentirme, porque no se trata de discrepancias políticas, sino de algo mucho más hondo, más humano. Su primer gobierno fue un buen gobierno, pero no hay nada que justifique el horror que cometió con esta homologación irresponsable.

Espero ansioso que los fiscales y la Justicia cumplan a cabalidad su deber de demostrarle a todos los uruguayos que la ley es igual para todos, que no importan cargos y entorchados, hay que cumplirla, y si encumbrados funcionarios públicos, civiles y militares violan los artículos 177 y 178 del Código Penal, deben ser procesados y condenados.

Para escribir esta nota he respirado hondo varias veces para mitigar el profundo dolor y asco en mis tripas.


Temas relacionados: