Letras Saladas

Olas, Parque Nacional, familia y tattoo: las últimas semanas de Julián Schweizer en Costa Rica

El joven longboarder uruguayo nos cuenta su día a día de las últimas semanas mientras sigue entrenando para seguir mejorando.
10.08.2018 12:54

Viernes 27 de julio:
Me levanto preparo el mate, desayuno en casa con Uma (mi hermana), la abuela, Axel (compañero del team Energy Law Firm) y su familia. Bajamos a la playa a alentar a Axel, ya que era el primer día de las finales del circuito nacional de Costa Rica junior. En la tarde se largó a llover fuertísimo, pero alguna que otra ola salía y fui al agua en Jacó. El agua estaba marrón y con mugre debido a la cantidad de agua que salía de los ríos.

Sábado 28 de julio:
Despierto medio enfermo, con dolor de garganta y bastante decaído. Creo que fue por el agua contaminada del día anterior. Igual acompaño a Uma y a la abuela a la playa. El resto del día lo pasé en casa tomando té y descansado.

Domingo 29 de julio:
Me levanto un poco mejor pero lejos de estar al cien por ciento. Voy a surfear en la mañana que las olitas estaban buenas. Al salir del agua me volví a sentir bastante mal y el resto del día me la pasé en la casa descansado para terminar de recuperarme. En la noche, mi hermana me preparo un té de cebolla que me ayudo bastante.

Lunes 30 de julio:
Amanezco casi bien del todo, preparo el mate y me despido de Axel y la familia que volvían a la provincia de Limón después de un fin de semana de campeonato en el que, por suerte, se consagró campeón nacional de Costa Rica sub 14. En la tarde fuimos a surfear con mi hermana a Jacó, las olas estaban chicas pero perfectas para que Uma se pueda divertir.

Martes 31 de julio:
Despierto ya recuperado, preparo el mate, como unas tostadas y salgo a buscar la ola con la abuela y Uma. Mientras hacían playa surfeé un rato. Al medio día salimos rumbo a San José a dejar a la abuela al aeropuerto, que se volvía a Uruguay después de una semana por las tierras ticas con sus nietos.

Miércoles 1 de agosto:
Me levanto, preparo el mate y salgo solo a surfear. Uma estaba un poco enferma y prefirió quedarse durmiendo. Al medio día fui al gimnasio, y de tarde fui una vez más al mar. Entre dos tormentas el atardecer estuvo increíble.

Jueves 2 de agosto:
Temprano agarro el mate y salgo a recorrer las playas con Uma. Surfeamos Jaco, que estaba chico pero divertido para ambos. En medio día fui a buscar a Walter hasta Jaco que llegaba desde San José. En la noche Albano (amigo y tatuador) vino a casa a hacerme mi primer tatoo. Dolió un poco, pero valió la pena.

Viernes 3 de agosto:

Me levanto sin apuro, debido al tatoo no iba a poder surfear por un par de días. En la mañana dimos vueltas por Jaco. Entre ellas, fuimos a comer un Acai bowl. 

En la tarde me tocó llevar a Walter y Agustín (fotógrafo y amigo) hasta Puntarenas, que salían embarcados un par de días en una expedición para registrar la vida marítima. Camino a Puntarenas nos para la policía y luego de que nos bajaran a todos del auto y revisaran por todos lados nos dejaron seguir el camino.

Sábado 4 de agosto:
La alarma suena a las 7am, desayunamos y pasamos a buscar a Albano para ir al Parque Nacional Manuel Antonio, que está como a una hora y media de viaje de Playa Hermosa. Luego de estar toda la mañana en el parque, volvemos y terminamos el sábado haciendo playa.

Domingo 5 de agosto:
En la mañana intentamos ir Punta Leona, una playa cerca de Hermosa, famosa por su arena blanca. Al llegar a Punta Leona se largó a llover y cuando vimos que estaba todo lleno de gente, decidimos volver a Hermosa y pasar la mañana allí.
En la tarde mientras estábamos en el super, Uma vio que estaban regalando unos gatitos. Terminamos adoptando a ¨Botas¨ como nuevo integrante de la familia.

Lunes 6 de agosto:
Luego de una noche larga debido a que Botas no paró de llorar y quererse escapar, me levanto y vamos con Uma a surfear a Jaco. Las olas estaban divertidas. En la tarde fui al gimnasio y terminamos el día tomando un licuado en la playa.

Martes 7 de agosto:
Me levanto temprano, preparo el mate y salgo a buscar las olas. Surfeó un par de horas, vuelvo a casa, desayuno y voy al gimnasio. Al salir de entrenar, le hago el cambio de aceite al auto y salimos apurados con Uma a buscar a Chloe (amiga de Brasil) que llegaba al aeropuerto. Después de recoger a Chloe tuvimos que llevar unos papeles al centro de San José y a la vuelta nos agarró la hora pico de tráfico y estuvimos alrededor de 3 horas para salir de la ciudad.

Miércoles 8 de agosto:
Nos levantamos temprano y mientras preparo el mate, Chloe apronta sus longboards. Pasamos a buscar a Dixi (fotógrafa y amiga) y vamos a Playa Hermosa. Las olas estaban muy divertidas; la marea estaba un poco alta, pero salían olas perfectas para el longboard. En la tarde surfeamos nuevamente en Hermosa, pero con la marea baja, probé un twin fin (tabla retro de dos quillas) y me encanté, tanto que me voy a mandar a hacer una.

Jueves 9 de agosto:
Nos levantamos temprano, desayunamos en casa y salimos a surfear a Hermosa. En contra de los pronósticos, las olas habían subido un poco y la marea baja hacía que estuvieran bastante fuertes. Surfeé toda la mañana con la twin fin y me divertí muchísimo. En la tarde surfeamos en Jaco con Chloe y Uma; las olitas estaban medianas pero muy divertidas para el longboard. En la noche llego mi amigo Nacho que se viene a quedar unos días en casa.

Por Julián Schweizer

ESCRIBE

Julián Schweizer

Joven surfista uruguayo radicado en Costa Rica desde hace tres años. Además de ser campeón nacional de Longboard por partida doble, logró una Plata en un Panamericano y está clasificado para el LQS (Longboard Qualifying Series). Letras Saladas es un espacio donde relata sus peripecias mientras busca cumplir su sueño: conquistar el mundo del longboard.

Ver todas las columnas