Fauna uruguaya

Nuestra fauna: Escorpión

Hacen una danza nupcial en la que macho y hembra caminan el sustrato tomados de las pinzas

Es muy común en praderas ganaderas, montes, zonas serranas, costeras e incluso en ambientes modificados por la actividad humana.

28.01.2021 16:51

Lectura: 2'

2021-01-28T16:51:00
Compartir en

Escorpión: (Bothriurus bonariensi)

Identificación: Los ejemplares adultos de esta especie miden entre 5 y 7 cm. Poseen una coloración que varía entre el castaño rojizo (al norte del país) y el negro oscuro (al sur del país). En la cara dorsal de la vesícula se encuentra una zona más clara, con una marcada depresión denominada foseta, la cual segrega sustancias que los machos utilizan durante el apareamiento. Estos son algo más grandes que las hembras y poseen las pinzas de los pedipalpos muy desarrolladas, con una fuerte espina en la cara interna de la misma.

Foto de ejemplar macho

Distribución: Uruguay, Argentina y sur de Brasil.

Hábitat: Es muy común en praderas ganaderas, montes, zonas serranas, costeras e incluso en ambientes modificados por la actividad humana.

Foto de ejemplar macho

Comportamiento: Son activos durante los meses cálidos (finales de octubre a finales de marzo). Durante el día se agrupan debajo de piedras, troncos caídos o restos de construcciones volviéndose activos durante la noche.

Reproducción: Los escorpiones poseen una "danza nupcial" en la cual macho y hembra recorren el sustrato tomados de las pinzas. La transferencia del esperma se realiza en forma indirecta: los machos utilizan una estructura denominada espermatóforo que depositan en el suelo y conducen a la hembra sobre él para poder fecundarla. Ambos sexos pueden copular con distintas parejas a lo largo de un período reproductivo, después del cual los machos mueren y las hembras hacen un hueco en la tierra donde se refugian y realizan la gestación de las crías. Al nacer las crías se suben sobre la madre y se mantienen con ella durante un mes aproximadamente. Al salir a la superficie las crías se bajan del dorso materno para comenzar con su vida independiente.

Foto de ejemplar macho

Curiosidades: Se alimentan de insectos, los cuales capturan con sus fuertes pinzas y casi sin utilizar el veneno. Si bien su veneno no es peligroso para el ser humano, siempre debemos de tener precaución al encontrarnos con algún ejemplar.

Dónde lo puedo ver: Su distribución abarca todo el país.

Carlos A. Toscano Gadea
Depto. Ecología y Biología Evolutiva del IIBCE.