Contenido creado por Gerardo Carrasco
Tecnología

Los pies en la misma

Gates lejos de “pretensiones cósmicas” de Musk y Bezos: “Hay mucho que hacer en la Tierra”

El fundador de Microsoft asegura que ha estado ocupado en contribuir a combatir problemas como el sida o la malaria.

24.09.2021 16:21

Lectura: 2'

2021-09-24T16:21:00
Compartir en

Bill Gates, fundador de la tecnológica Microsoft, fue la estrella de un espectáculo televisivo donde marcó diferencia con sus  ‘colegas’ multimillonarios, muy ocupados en sus viajes por los límites de la atmósfera.

Durante una entrevista en el popular programa de televisión estadounidense The Late Late Show with James Corden, el magnate remarcó su desinterés en las aventuras espaciales que parecen desvelar a otros tanto o más acaudalados que él.

En medio de un capítulo especial sobre el cambio climático, el humorista Corden decidió invitar a Bill Gates por considerarlo, entre otras cosas, “el único billonario que no está interesado en escapar del planeta en una nave espacial”, según recoge el periódico colombiano El Tiempo.

El anfitrión hizo alusión indirecta a Jeff Bezos, Elon Musk y Richard Branson, los tres hombres ricos que emprendieron en los últimos meses una serte de carrera espacial empresarial. Gates, distinguido por su conciencia sobre el cambio climático, la crisis sanitaria y las causas sociales, fue interpelado por su aparente indiferencia hacia ese incipiente campo de negocios con gravedad cero.

Su respuesta fue contundente: “No lo sé, me he obsesionado con cosas como la malaria y el VIH y con deshacerme de esas enfermedades, y probablemente aburrí a la gente en los cócteles hablando de enfermedades. Así que… ¿Espacio? Tenemos mucho que hacer en la Tierra”, dijo. 

Esta no es la primera oportunidad en la que Bill Gates se desliga de la tendencia que parecen impulsar los dueños de las multinacionales Amazon, Tesla y Virgin.

En febrero de este año, durante su intervención en el podcast de la periodista Kara Shiwsher, afirmó que no pensaba “pagar un montón de dinero que podría utilizar en comprar vacunas contra el sarampión y salvar vidas”.