Ciencia

Sangre joven

Estudio sugiere que, a menos cantidad de jóvenes, menos homicidios

La tasa mundial de asesinatos se redujo en los últimos tiempos. Científicos lo vinculan con envejecimiento demográfico.

21.10.2019 12:01

Lectura: 3'

2019-10-21T12:01:00
Compartir en

Unas poblaciones que envejecen en muchos países podrían explicar por qué la tasa mundial de homicidios se redujo en un 20 por ciento entre 1990 y 2015, señalan unos investigadores.

Analizaron datos de 126 países que conforman un 90 por ciento de la población mundial, y encontraron que las personas de 15 a 29 años eran responsables de un alto porcentaje de homicidios.

Pero ese grupo de edad se está reduciendo, y ahora conforma apenas un 21 por ciento de la población global. El declive en el tamaño de ese grupo de edad se asocia firmemente con las tasas decrecientes de homicidios, según el estudio, publicado en la edición del 9 de octubre de la revista PLoS One.

Los mayores declives en los homicidios fueron en las regiones con las tasas más bajas de criminalidad.

América del Norte y Europa occidental tuvieron una reducción del 40 por ciento en los homicidios entre 1990 y 2015, Asia tuvo un declive del 37.5 por ciento, mientras que Europa oriental y Oceanía tuvieron un declive del 20 por ciento.

Por otro lado, la tasa de homicidios de América Latina aumentó en un 10 por ciento entre 1990 y 2015.

En Estados Unidos, la tasa de homicidios se redujo en un 43 por ciento entre 1991 y 2000, al pasar de que 10 de cada 100,000 personas murieran por homicidio a poco menos de seis por cada 100,000.

Investigaciones anteriores han sugerido que las tasas en descenso de homicidio se deben a factores como unas tasas más altas de encarcelamiento, la legalización del aborto y el crecimiento económico, pero este estudio pone todo eso en duda.

"Si las tasas de criminalidad fueran influidas sobre todo por las políticas domésticas y las condiciones socioeconómicas locales, debería haber una mayor divergencia en lugar de la similitud en las tendencias en el crimen entre los países", planteó el autor del estudio, Mateus Renno Santos, profesor asistente de criminología en la Universidad del Sur de Florida.

"En vez de ello, una tendencia compartida sugiere que el declive en los homicidios no fue provocado predominantemente por eventos domésticos, sino por fenómenos que compartieron los países", añadió Renno Santos en un comunicado de prensa de la universidad.

Algunos atribuyen el aumento en la tasa de homicidios de América Latina a que más personas se están jubilando a una edad más tardía, lo que resulta en menos trabajos para el grupo de edad de 15 a 29 años y en un debilitamiento de la economía. Esto, a su vez, ha contribuido a una creciente epidemia de drogas, crimen organizado e inestabilidad social y política, anotaron los investigadores.

Averiguar más sobre cómo la edad de la población afecta a las tasas de criminalidad podría ayudar a los legisladores y a las autoridades policiales a predecir y prevenir de una mejor forma la actividad criminal futura, según los autores del estudio.