Tecnología

Conexiones

Entrevista a Raúl Echeberría

"Hemos estado muchos años trabajando en adaptar Internet a la sociedad y ahora el desafío es adaptar la sociedad a Internet", dijo Raúl Echeberría, director de LACNIC, que habló con Montevideo Portal sobre el décimo aniversario de la organización, los desafíos que se plantean en América Latina y los valores que deben defenderse en la web.

20.10.2012 11:28

Lectura: 8'

2012-10-20T11:28:00
Compartir en

LACNIC, la organización responsable de las direcciones IP de América Latina y el Caribe, cumple 10 años en un escenario de explosivo crecimiento de la penetración de Internet en la región. Su director ejecutivo, Raúl Echeberría, recibió a Montevideo Portal para hablar sobre la conformación de LACNIC, sus cometidos y los desafíos que enfrentan en la región. 

También reflexionó sobre valores, respeto a los derechos en la web, y los temas que abordarán expertos internacionales que vendrán a Montevideo a un evento especial en el décimo aniversario de la organización, el próximo 28 de octubre. 

¿Cuál era el escenario de Internet hace 10 años y qué motivó la conformación de LACNIC?

Al principio de los noventa en América Latina se había creado el Foro Latinoamericano de Redes, formado por las personas que en ese momento eran los pioneros en el desarrollo de Internet de cada uno de los países; y ahí estaba toda la masa crítica que existía en la región.

Uno de sus objetivos era compartir experiencias y generar condiciones para apoyar a los que estaban trabajando en el crecimiento incipiente de Internet en la región.

En esa época empezó a descentralizarse la administración de las direcciones IP y esos líderes regionales visualizaron, ya en ese momento, que estaba bueno que la tarea burocrática de administrar las direcciones IP se hiciera desde la región, para atender mejor la situación y las necesidades regionales, y que no solamente estaría bueno ese trabajo, sino también que había una oportunidad de crear una organización que sirviera como un catalizador más al desarrollo de Internet en América Latina y el Caribe. Por ahí empezó.

Estábamos en una época en que el crecimiento de Internet era bajo. Internet todavía no era algo que tuviera la popularidad que tiene ahora, aunque en algunos países ya tenía una presencia muy importante.

En esos años, mientras empezábamos a discutir cómo hacer esa organización, empezaron a surgir otros actores y eso nos llevó a replantear un poco el proyecto, buscando algo que nos permitiera reunir a todos los actores organizados vinculados a Internet. Eso llevó a la firma constitutiva en el año 1999 de un acuerdo en el cual seis organizaciones representativas de la temática de Internet en la región nos comprometíamos a trabajar en la elaboración de LACNIC.

¿Por qué consideraban que era importante trasladar esa tarea a América Latina?

Hasta ese entonces los servicios eran prestados por una organización basada en el estado de Virginia, en Estados Unidos. Ellos daban el servicio para toda América Latina, que es un territorio muy vasto para ser cubierto por una sola organización, que aparte no tenía la característica pluricultural necesaria para dar el servicio que la comunidad esperaba.

Entendimos que tener una organización en la región nos permitía trabajar más cerca de esos rasgos culturales, lingüísticos, entender mejor las necesidades de la región, concentrarnos más en los temas de la región. Ya con mover la función burocrática había una ganancia importante, pero también vimos el potencial que tenía crear una organización que además pudiera tener un rol activo en el desarrollo de Internet, la discusión de políticas y otros temas.

¿Cómo se explica el crecimiento de la penetración de Internet, de un 8 a un 40% en estos diez años?

Hay condiciones hoy que no se daban hace diez años. Por ejemplo, el rol de los gobiernos en la definición de políticas públicas vinculadas al crecimiento de Internet era muy menor, no había mucho expertise. Hoy todos los gobiernos de la región tienen políticas claras en cuanto al desarrollo del gobierno electrónico, crecimiento de la banda ancha, universalización del acceso. Vemos un nivel de maduración del rol de los gobiernos que es totalmente distinto del que había hace 10 años. Además las condiciones económicas de la región en los últimos años han contribuido mucho al desarrollo, así como también las condiciones atractivas para la inversión.

A nosotros nos gusta pensar que algo tuvimos que ver en este cambio. No creo que hayamos sido determinantes para el avance de Internet, pero estamos convencidos de que ese granito de arena que hemos puesto durante todos estos años también ha ayudado.

¿Cuáles son los desafíos que perciben de aquí en más?

Hay dos desafíos grandes. Uno es mantener la capacidad innovadora. Durante 10 años hemos estado haciendo cosas novedosas, hay un desafío en mantener ese nivel de innovación, en el sentido de estar viendo qué cosas hacen falta y en qué podemos contribuir, qué podemos hacer para contribuir al desarrollo de la sociedad de la información en la región. Y el otro gran desafío es adaptación, adaptarse a los cambios.

Hemos estado muchos años trabajando en adaptar Internet a la sociedad y ahora el desafío es adaptar la sociedad a Internet. Los impactos que está teniendo el desarrollo de Internet plantean el desafío de cómo las sociedades siguen evolucionando, teniendo esa disponibilidad de tecnología como un componente fundamental.

¿Cuáles serían los "grandes temas" hoy, en Internet?

Adaptar la sociedad a las tecnologías es el principal desafío, pero eso engloba mucho. Siempre comentamos que hay problemas de inequidades, desigualdades en el acceso en la región. Tenemos países como Argentina que tiene más del 60% de penetración de Internet y tenemos países como Haití que tiene menos del 10. Eso no nos sirve como región, creo que tenemos que apostar a un desarrollo más homogéneo. Me parece que hay que dedicar energías a traer a esos países que están un poco más rezagados, ponerlos más alineados, me parece que ver a la región como algo más homogéneo hace que la región sea más atractiva. Y además por una cuestión de justicia, una cuestión moral, de que no podemos ir dejando gente atrás.

El acceso a Internet hoy es clave para el desarrollo. Si los países que tienen menor nivel de desarrollo, además tienen menor acceso a estas tecnologías, difícilmente puedan alcanzar niveles de desarrollo similares a los países que van en punta. Haciendo una analogía con el ciclismo, si un rezagado va a la misma velocidad que el pelotón no lo alcanza nunca, si va más despacio, menos. Para que tenga la posibilidad de ir en el pelotón tiene que ir más rápido, hay que poner una energía extra para que algunos países se muevan a un ritmo más fuerte.

¿Y Uruguay cómo está en la región?

Todos los indicadores muestran que Uruguay es uno de los países que están bien posicionados. Es un país con menos dificultades geográficas, bastante organizado. Estamos en la punta, en el grupo de los escapados de la región.

El evento de LACNIC contará con la presencia de personalidades internacionales, personas muy importantes en el desarrollo de Internet. ¿Qué temas abordarán?

Lo que les pedimos a todas las personas que vienen es que den alguna charla inspiradora. En los títulos de las conferencias que pude ver, hay un tema que está bastante presente que es el tema de los valores, de cómo debe ser la Internet.

Me parece que no es casualidad, porque el evento se hace justo una semana antes de la reunión del Foro de Gobernanza de Internet que se realiza en Azerbaiyán, y se hace tres semanas antes de dos reuniones importantísimas que hay en Dubai sobre estos temas, reuniones en las que siempre aparecen propuestas, basadas en la buena fe, pero que construidas sobre una visión específica del mundo que hace que algunos países pretendan resolver problemas o encarar desafíos que tiene Internet -como el tema de seguridad, ciber crimen, fraude, pornografía infantil- a través de medidas que potencialmente tienen el riesgo de limitar el ejercicio de los derechos humanos o alguno de ellos, como la libertad de expresión y la privacidad.

Algunos defendemos que la manera de encarar estos desafíos es justamente trabajando en forma coordinada, buscando soluciones comunes, generando capacidades, explicando cómo usar Internet de una forma segura, con coordinación a nivel técnico y político, pero respetando esos valores y tratando de fortalecerlos.

Muchas veces se plantea una falsa dicotomía, pensar que privacidad y libertad de expresión están en un plato de la balanza, y que seguridad y lucha contra el crimen están en la otra; que fortalecer una de esas áreas va en detrimento de la otra. Nosotros decimos que no, que eso sería muy fácil, que el desafío es fortalecer ambos lados de la ecuación.

Tenemos mucho por mejorar. Internet se presenta como una herramienta única para facilitar el ejercicio de los derechos humanos, pero obviamente aquellos que no están a favor del respeto a los derechos humanos también lo han percibido y no suman en la dirección. Tenemos mucho por hacer para que Internet sea una herramienta para incrementar la cantidad de gente que puede ejercer esos derechos libremente en todo el mundo.

¿Cómo tiene que ser Internet?

Veo a Internet como un gran espacio de libertad. Vemos a Internet como una herramienta clave para el desarrollo de la sociedad como también un catalizador del ejercicio de los derechos humanos. Desarrollo y derechos están muy vinculados, si no tenemos una visión optimista y positiva del mundo estamos en problemas. Nosotros sí la tenemos y pensamos que Internet es una herramienta muy importante para la construcción de ese futuro optimista.

Datos sobre el evento LACNIC 10 años

Montevideo Portal / Inés Nogueiras
inogueiras@montevideo.com.uy