Ciencia

Como perros y gatos

Dos nuevos registros de yaguarundí en el país, especie que tenía un solo registro formal

Uno de los ejemplares fue muerto el mes pasado por perros, que lo capturaron cuando se alimentaba de una borrega.

08.05.2020 13:31

Lectura: 4'

2020-05-08T13:31:00
Compartir en

Montevideo Portal

En el 2016 se registró por primera vez la presencia de un yaguarundí (Puma yagouaroundi) en el país, gracias a un trabajo de la organización Julana a través de cámaras trampa.

Hasta ese año, las especies de felinos registradas eran el jaguar (extinto desde principios del siglo XX), el puma, el ocelote (hay un solo registro), el gato montés (común en nuestras tierras), el margay (especie amenazada que está apareciendo cada vez con más frecuencia), y el gato de pajonal (poco común). Gracias al trabajo de Julana se sumaba entonces una séptima especie a nuestro registro de felinos.

En su trabajo, la organización recordaba que no se podía descartar que la especie se esté dispersando "desde su distribución original como respuesta a actividades antrópicas que resultan en la degradación, fragmentación o pérdida de su hábitat, particularmente en el Estado de Rio Grande do Sul".

El yaguarundí es un felino mediano (aproximadamente cinco kilos de peso), cuya distribución abarca desde México hasta la provincia argentina de Río Negro, y que en Uruguay había sido excluido de los listados de fauna por falta de registros formales.

Es el más emparentado filogenéticamente con el puma entre los felinos "chicos" y se diferencia de ellos en que no tiene manchas.

Ahora, un trabajo realizado por Carlos Prigioni, Álvaro Sappa, Juan Villalba, José Milton Schlee y Juliana Correa Pereira ofrece dos nuevos registros de este animal en el país.

En el informe, divulgado por la publicación Acta Zoológica Platense, se explica que en agosto de 2016 uno de los autores del trabajo (Villalba) tuvo conocimiento y obtuvo dos fotografías de un ejemplar de la especie muerto en Cerro Largo años atrás.

El segundo registro es del 25 de abril 2020, un ejemplar hembra de la especie fue muerto por perros en un establecimiento también en Cerro Largo (aunque en otra localidad). "El felino se encontraba comiendo dentro de la carcasa de una de las dos borregas de 15 kg, muertas el día anterior, cuando fue lamentablemente capturado y abatido por los perros", señala el trabajo. Hay que acotar que en el primer registro el ataque de perros fue también el causante de la muerte, señaló Juan Villalba a Montevideo Portal.

Los informantes atribuían al yaguarundí la muerte de 15 borregas ocurridas al sureste de la localidad. Los autores recuerdan que este animal caza preferentemente aves como pavas de monte (Penelope obscura) o perdices (Nothura sp.) pero también captura mamíferos medianos o pequeños, llegando a capturar guazubirás (Mazama sp.) o alimentarse de carroña.

De visita

El trabajo cita también un relevamiento realizado en el sur de Rio Grande do Sul por dos de los autores de la publicación (Schlee y Correa), en dos remanentes forestales en Arroyo Grande y la cuenca del río Santa María-Piratini así como en caminos rurales en la misma región. De 2007 a 2009 se obtuvieron 13 observaciones directas, y de 2014 a 2020 nueve grabaciones de videos a través de cámara trampa.

"Los avistamientos fueron diurnos y el registro principal fue la observación de una hembra con tres crías en un camino rural cerca del Complejo Forestal Chasqueiro el 26 de junio de 2016 a las 9:30 AM", señalan los autores.

Varios registros están disponibles en el canal You Tube del Proyecto Florestas Pampeanas, coordinado por Schlee y Correa, incluyendo algunos de este año.

Los investigadores destacan que los tres ejemplares registrados hasta el momento en nuestro país y los de Rio Grande do Sul corresponden a la fase oscura de la especie.

"Queda también probado aquí la presión que ejercen los perros domésticos empleados en las tareas ruralesy/o en actividades cinegéticas sobre la fauna nativa", apuntan.

Al ser uno de los gatos con el mayor número de vistas directas en estos relevamientos hechos en el sur de Brasil (y el segundo gato más registrado en las cámaras trampa en el Complejo Forestal Chasqueiro, después del margay) "se cree que exista una expansión territorial hasta la cuenca hidrográfica del río Yaguarón y más hacia el sur, ya en territorio uruguayo."

"Entendemos que la continuidad de los estudios en ecología y conservación de la especie son relevantes", concluye la publicación.

 

Montevideo Portal