Oceános Sanos

Mejor pescar en reservas marinas

Áreas marinas protegidas bien implementadas sirven para “pescar más” en forma sostenible

Un nuevo estudio encontró que proteger apenas un 5% adicional del océano puede aumentar la captura futura de peces en un 20% o más.

29.10.2020 14:51

Lectura: 4'

2020-10-29T14:51:00
Compartir en

PRESENTADO POR

Un nuevo estudio encontró que proteger apenas un 5% adicional del océano puede aumentar la captura futura de peces en un 20% o más (Proceedings of the National Academy of Sciences). Para Uruguay ese 5% representa aproximadamente apenas la mitad del departamento de Rocha, considerando la zona económica exclusiva marina uruguaya.

La emergencia ambiental o crisis de la naturaleza tiene al cambio climático como su mayor protagonista, sin embargo no es el centro mayor del problema. Se necesita una transformación fundamental en la forma de producir los alimentos, el uso de la tierra y los océanos; tres sistemas socioeconómicos extractivos que es obligatorio sean reformulados. Acorde a informes del Foro Económico Mundial, el 80% de las especies están en peligro debido a los tres sistemas macroeconómicos que son responsables de las presiones comerciales más importantes sobre la biodiversidad. A su vez, son la mayor oportunidad de liderar en la creación conjunta de caminos positivos por la naturaleza, a favor de ella y no en su contra. La pérdida es mayor para nosotros como especie amenazada a desaparecer, la naturaleza seguirá.

Así es como las reservas marinas benefician tanto los objetivos de conservación como los de producción pesquera simultáneamente. Bien establecidas son herramientas de conservación y desarrollo sostenible, y pueden proporcionar un incentivo extra de mayor valor a la pesca para que muchas comunidades y naciones costeras las adopten o amplíen. El estudio que referimos al final, encontró que proteger un 5% más del océano daría como resultado de nueve a doce millones de toneladas métricas más de captura de peces al año.

Actualmente, solo el 2,5% del océano está completamente protegido y en Uruguay, apenas el 0,7% son AMP´s y, como si fuera poco, no poseen planes efectivos de conservación para que cumplan su cometido. El estudio titulado "Una red mundial de áreas marinas protegidas para la alimentación" analizó la ubicación de las AMP y la cobertura del área utilizando datos de pesca de más de 1300 especies de peces de importancia comercial para determinar cuánta biomasa de peces podría estar disponible para la industria pesquera si hubieran más océanos protegidos.

Basándose en años de investigación previa, el equipo de investigación modeló redes de protección para predecir el éxito de la pesca. Descubrieron, como era de esperar, que la expansión de las AMP tendrá el mayor impacto en áreas donde se está produciendo la sobrepesca, que a menudo ocurre en el mundo en desarrollo donde los recursos de ordenación pesquera son menos sólidos. i

Si las AMP se implementan estratégicamente en áreas donde se está la mayor biodiversidad, o existe sobrepesca o mal manejo, los modelos muestran que las poblaciones de peces podrán recuperarse y dejar las áreas protegidas para repoblar las áreas desprotegidas. Este fenómeno se conoce como efecto de desbordamiento o spillover.

Se ha considerado erróneamente que las AMPs son áreas prohibitivas.

Los conservacionistas han defendido durante mucho tiempo la protección oceánica como una forma de garantizar ecosistemas intactos y productivos. Sin embargo, la expansión de las AMP se consideraba a menudo una amenaza para los interesados en la pesca, paradigma que ya ha dado señales de cambio en sectores de la pesca industrial que ven las zonas protegidas estrictas como reservorios para pesca más abundante en zonas aledañas.

Ya se comienza a visualizar la protección marina no como una pérdida de zonas de pesca y una pérdida de ingresos, sino como una ganancia de doble sentido y triples resultados, el llamado triple-bottom-line: ambiental, económico y social. Proteger estos espacios, beneficiarán a las partes interesadas en la pesca con mayores ganancias. Y Uruguay va en ese sentido, con el advenimiento de un nuevo Ministerio de Ambiente y la reformulación del sistema nacional de áreas protegidas. Antes del 2021 el país necesita revertir su estancada situación en conservación marina y el ciudadano común conocer más su océano, en un país que como si fuera una isla: posee más plataforma submarina que superficie terrestre.

i https://www.forbes.com/sites/ariellasimke/2020/10/26/protecting-5-more-of-the-ocean-can-increase-fisheries-yield-by-20-according -to-nueva-investigación / # 7fba9c7458af

PRESENTADO POR