Contenido creado por María Noel Dominguez
Blasina y Asociados

Se busca

El gobierno uruguayo busca proveedores alternativos a los países del Mar Negro

Uruguay buscará nuevos proveedores de fertilizantes para sustituir a Rusia, Ucrania y Bielorrusia

08.03.2022 11:21

Lectura: 2'

2022-03-08T11:21:00
Compartir en

El gobierno uruguayo busca proveedores alternativos a los países del Mar Negro ante una aguda escasez de fertilizantes que genera preocupación en el mundo entero y que lleva los precios de la urea por encima de los US$ 1.’000 por tonelada en algunos mercados.

“Tanto Rusia como Ucrania son fuertes exportadores y productores de agroquímicos, de fertilizantes, elementos fundamentales para gran parte del mundo”, dijo el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Fernando Mattos, a la salida de una reunión con el presidente Luis Lacalle Pou.

Anunció que el gobierno hará gestiones de carácter internacional para sustituir a Rusia, Bielorrusia y Ucrania por otros proveedores de fertilizantes.

Entre 2021 y los dos primeros meses de 2022 Uruguay importó 180.000 toneladas de fertilizantes de Rusia y Bielorrusia, casi el 20% del total de las compras en el exterior, y otras 4.000 toneladas de Ucrania. El valor total de las importaciones de estos mercados fue de US$ 91 millones.

A su vez, Rusia fue el principal proveedor de urea para Uruguay en volumen: 56.240 toneladas por casi US$ 25 millones, un valor inferior al que se pagó por la urea de Egipto, que fue de US$ 26 millones por 52.459 toneladas.

“Ya veníamos con encarecimiento de los insumos, pero todo este conflicto va a generar una problemática de carácter mundial donde el Uruguay se verá afectado, especialmente en lo que es la formación de los precios”, dijo Mattos.

A partir de ahora, se hará un “seguimiento de la situación” y se controlarán los precios y los inventarios, tanto de fertilizantes como de granos.

“Vamos a tener algunas instancias de contacto con ministros de la región para analizar esta problemática y vinimos a advertirle al presidente de esta realidad, de esta distorsión del efecto indirecto del conflicto en Europa y que va a traer consecuencias por un tiempo, respecto a lo que es la formación de los precios de los alimentos”, expresó el ministro.