Contenido creado por María Noel Dominguez
Blasina y Asociados

Una cosa lleva a la otra

Colapsa el trigo en el hemisferio Norte y se dispara en Chicago arrastrando al maíz

Los mercados agrícolas recuperan firmeza de la mano de recortes a la producción global, mejores compras de China en maíz y una nueva baja en el estado de los cultivos en EEUU.

03.08.2021 18:27

Lectura: 4'

2021-08-03T18:27:00
Compartir en

Por Blasina y Asociados

por Eduardo Blasina

El gran ganador de la pasada semana y este lunes es el trigo en Chicago y por lo tanto la cebada en Uruguay.

Los cultivos de trigo del norte de EEUU y sur de Canadá ya se pueden considerar irrecuperables, colapsados por las olas de calor y la sequía.

Mientras, se confirman los problemas del trigo en Rusia donde dos consultora Sovecon ratificaron un recorte importante de la producción.

La consultora agrícola rusa Sovecon recortó su pronostico de producción para Rusia en 2021 en 5,9 millones de toneladas a 76,4 millones de toneladas.

Por un lado baja el área de cosecha a 15,6 millones de hectáreas desde 16,8 millones. El trigo atravesó problemas de heladas y luego por un julio seco y caluroso.

«Los rendimientos de trigo de invierno están por debajo de las expectativas en el centro y el valle del Volga. Las perspectivas para el rendimiento de trigo de primavera en el valle del Volga han empeorado, especialmente en la parte oriental de la región, donde las reservas de humedad fueron las más bajas en una década», dijo Sovecon.

IKAR, otra consultora con sede en Moscú, recortó su pronóstico para la cosecha de trigo de Rusia 2021 en 3 millones de toneladas a 78,5 millones de toneladas.

El maíz safrinha recibió nuevos recortes en la estimación, cinco millones de toneladas estimó la consultora brasileña AgRural. Brasil no tendrá saldo exportador por un buen tiempo, tal vez por un año más.

Por el lado del maíz el factor de suba es que se reactivaron las compras de China, que se mantiene al margen de la compra de soja. En el caso del maíz las exportaciones semanales subieron a 1,38 millones de toneladas, por encima del tope esperado por el mercado que esperaba entre 900 mil y 1,2 millones de toneladas exportadas. Sumado al empeoramiento del estado de los cultivos en EEUU y las fenomenales compras que está haciendo Brasil, que en el primer semestre superó el millón de toneladas y puede comprar un millón más en lo que queda de este año, el grano se mantiene firme.

En efecto, el otro factor clave es el estado de los cultivos que sigue alejándose de un escenario de rendimientos récord como propone USDA.

El estado de la soja que estaba en 58% bueno a excelente pasó a 60%, una mejora que el mercado no esperaba, pero sigue lejos del 73% del año pasado. En cambio el estado del maíz cayó dos puntos y también empeoró más de lo que el mercado esperaba ya que estaba en 64% bueno a excelente y pasó a 62%, el mercado esperaba en los dos casos una caída de un punto, es decir el maíz en 63%.

El trigo de primavera ya irrecuperablemente dañado mejoró algo de 9% bueno a excelente a 11%, no parece un cambio que modifique la percepción del mercado, que igual esperaba solo un 8% en buen estado.

El panorama parece ser de estabilidad en la soja y firmeza en los cereales.

En Uruguay la soja perdió en el comienzo de la semana la referencia de los US$ 500, en tanto la cebada, vinculada al trigo de Chicago superó los US$ 250.

Los precios de arranque de la semana son US$ 496 por soja disponible, US$ 457 por la de la próxima cosecha, la cebada en cambio sube y llega a US$ 254 que pueden ser superados mañana martes, ya que el cierre del trigo Chicago se fue a US$ 271, el trigo diciembre 2022 también muy alto cerró en US$ 267.

La suba del trigo arrastró al maíz que en el disponible cerró en US$ 219,7, una suba de cuatro dólares y para mayo 2022 se fue a US$ 225 por tonelada, una suba de cinco dólares. La soja estable, cerró en US$ 521,6 para la primera posición y US$ 496 para julio 2022.

 

ACERCA DE Blasina y Asociados
Trabajamos cuatro áreas principales: análisis de mercados, marketing digital, consultorías y desarrollo de proyectos. Entendemos que la realidad es explicable y –hasta cierto punto- predecible. Nuestra visión de Uruguay es la de un país de excelencia y seriedad absoluta como productor de alimentos. Sobre esa base construimos estrategias apropiadas para nuestros clientes.