Curiosidades

De triste memoria

Una rara copia de “Mein Kampf” autografiada por Hitler se vende en Reino Unido

El libro salió a subasta y se esperaba colocarlo por unos 3.000 dólares, pero la cifra final fue de 21.000.
19.06.2017 08:12
2017-06-19T08:12:00

La edición del ejemplar es de 1935, y tiene una esvástica en relieve en la portada. Pero la característica que lo diferencia de otros volúmenes de la misma obra es la firma del dictador nazi en la primera página.

Según informa la cadena británica BBC, el libro habría llegado al país de la mano de Peter Cadogam quien fuera periodista del periódico Oxford Mall y de la propia BBC. Cadogan visitó Múnich a fines de los años 30, ante que estallaran las hostilidades entre Alemania y Reino Unido.

El comprador, cuya identidad no fue revelada, reside en el condado de Lancashire y participó de la subasta a través de Internet.

James Thompson, responsable de la subasta, había estimado que el libro podría venderse en 2.000 libras (unos 3200) dólares, pero la cifra final lo dejó gratamente sorprendido: 17.000 libras, que al cambio actual serían 21.745 dólares.

La copia vendida es considerada una rareza, dada la conocida aversión de Hitler a firmar regalos o documentos, lo que hace que un ejemplar con su autógrafo se convierta en un verdadero elefante blanco.
Redactado en prisión, Mein Kampf (Mi lucha) fue publicado originalmente en 1925.

De acuerdo a la crónica publicada por BBC, Cadogan conocía a Unity Mitford, una aristócrata inglesa que era ferviente admiradora de Hitler, y formaba parte de un grupo de amigos cercanos del dictador. Ella habría sido quien pidió a Hitler que firmara el libro.

"Hitler no firmaba libros, lo hizo sólo esa vez a pedido de su amiga", explica Thompson, agregando que el ejemplar fue puesto a la venta a solicitud de la familia del periodista.

Stuart Jennings, historiador de la Universidad de Warwick, afirma que el libro es una verdadera curiosidad, no sólo por el autógrafo del autor.

"Después de la Segunda Guerra Mundial y el Juicio de Nuremberg, hubo un gran esfuerzo para destruir cualquier cosa que se relacionara al Tercer Reich, para asegurar que no quedara nada que pudiera ser idolatrado. Incluso el búnker de Hitler fue destruido", explica.

Montevideo Portal