Locales

Cheque problema

La rehabilitación de Jorge Rama

La fiscal Mirtha Guianze pidió el procesamiento con prisión de Jorge Rama por falsificación de cheques y estafa. El empresario permanece internado en una de las clínicas de rehabilitación más caras y prestigiosas de Montevideo, lugar donde tiene la esperanza de cumplir la pena que le imponga la Justicia.
01.03.2011 08:27
2011-03-01T08:27:00

La fiscal Mirtha Guianze solicitó el procesamiento con prisión de Jorge Rama por delitos de falsificación de cheques y estafa, un pedido que deberá ser resuelto ahora por la jueza Adriana de los Santos.

Según declararon fuentes judiciales al diario El Observador, si bien Rama ya reconoció haber falsificado los cheques de la conductora argentina Susana Giménez, la fiscal tiene algunas dudas sobre aspectos contradictorios en los testimonios y solicitó que declare nuevamente la diva de los teléfonos.

Entre otras cosas, se aguardan los resultados de la pericia que confirmará la falsificación de los cheques de Susana pertenecientes a su cuenta en el Nuevo Banco Comercial.

El empresario, ex pareja de la conductora, robó cheques personales de la diva e imitó su firma para entregarlos a tres prestamistas que le exigían un dinero que debía. En total, los cheques birlados sumaban más de 300.000 dólares, pero no pudieron ser cobrados por los prestamistas luego que desde la entidad bancaria consultaran a la conductora por lo abultado de los cheques.

La internación

Jorge Rama estuvo internado en España en una de las clínicas de rehabilitación de drogas y alcohol de más prestigio internacional, con establecimientos en 12 países de Europa y América, entre ellos en Uruguay.

Tras declarar ante la Justicia, Rama quedó internado en una de estos locales en Uruguay, ubicado en Melilla a orillas del río Santa Lucía. Si bien el régimen del establecimiento es estricto, se trata de una chacra con casi 2.000 metros cuadrados que cuenta con piscina, amplios espacios verdes, sesiones de equinoterapia y actividades grupales.

El costo mensual por permanecer allí no baja de los 1500 dólares. En la clínica, Rama comparte actividades juntos con los demás internos, debiendo cocinar y lavar por turnos y comentando sus experiencias en reuniones grupales.

En el centro, a Rama le tocan tareas rotativas como a todos sus compañeros, lo que se llama "laborterapia": esto incluye hacer el desayuno, limpiar los cuartos, los baños o el comedor.

Se encarga también -por turnos- de la tarea llamada "coordinación", que durante una semana implica tareas como preparar las mesas para las distintas comidas.

Al final de la jornada, Rama y sus compañeros comparten los sentimientos de la jornada en una reunión de cierre.

El empresario comparte cuarto con otra persona, pero ha logrado una buena convivencia con él y el resto de sus compañeros gracias a su "personalidad compradora y amable".

Durante los ocho meses de su rehabilitación en España, Rama logró mantenerse "limpio", aunque reincidió al salir, motivo por el que decidió voluntariamente someterse a tratamiento en Uruguay.

Según pudo averiguar Montevideo Portal, Rama tiene la esperanza de cumplir con la pena que dictamine la Justicia en dicha clínica de rehabilitación, algo que deberá ser resuelto por la Justicia. El empresario reconoció que el período de consumo por el que pasaba fue un factor determinante para su conducta en el caso de los cheques falsificados.

El trato de Rama con sus compañeros en la clínica fue definido como "afable" e "integrado", a tal punto que el empresario "invitó" la cena con algunos presentes en la noche en que llegó.

Montevideo Portal