Cultura

Movimiento de cadera

La kizomba: el baile angoleño que atraviesa continentes y encanta al mundo

El baile angoleño, la kizomba, recorrió el mundo y se transformó en una moda, aunque no siempre es totalmente fiel a su original

06.10.2017 16:48
2017-10-06T16:48:00

"¡Stop! Los hombres se quedan parados, ahora sólo se mueven las chicas. Así, así está bien", sale de la garganta de Vitor Espeçao. Es un entusiasmado profesor en Luanda, donde le enseña a un grupo de jóvenes que se mueven al ritmo de una música muy animada.

El origen de la kizomba parece ser objeto de debate. Comenzó en Angola, pero tiene un toque caboverdiano, y se popularizó en los años 1990 gracias al cantante Eduardo Paim. En idioma kimbundu, una de las lenguas más habladas en Angola, la palabra significa "fiesta".

"Es lo que me gusta de este baile", comentó Espeçao. La kizomba está inspirada en la semba, la danza tradicional del país, aunque es menos movida, pero con un toque más sensual. Se baila en pareja, con los cuerpos pegados, pero a un ritmo más lento.

En los últimos años, la kizomba ha invadido particularmente a toda Europa y al resto del mundo. Mario Contreiras, un arquitecto de Luanda convertido en promotor de la kizomba, cuenta que no le llama la atención que este baile haya llegado a todo el mundo. "Nuestro mundo necesita cariño", agrega

Explica también que la kizomba es un baile que se efectúa abrazándose, y que en Europa no hay un equivalente. Por lo tanto, según su opinión, genera un encanto gracias a ese abrazo entre personas que no se conocen.

La nueva cara de Angola

Hasta ahora, Angola era principalmente conocida por su guerra civil o su petróleo, pero esta danza le abrió un paso en la escena mundial del baile. La kizomba se convirtió en una moda, con cursos en París, Nueva York y Johanesburgo.

De todas maneras, el DJ Zelo Castelo Branco confiesa que no reconoce "su" kizomba en las practicas extranjeras. Parece que de tanto viajar ha perdido el alma, y se ha cambiado el estilo, pareciéndose más a una danza llamada tarraxinha. Esta contiene connotaciones más sexuales que le hacen perder a la kizomba su carácter tradicional y familiar.

Para defender su cultura correctamente, Mario Contreiras se sumó al proyecto "kizomba en la calle", creado en 2012. Todos los domingos al anochecer transforma el paseo marítimo de Luanda en una pista de baile para una clase informal, gratuita y abierta.

En base a AFP