Salud

Etiqueta negra

Especialista advierte sobre el sistema de etiquetado que se aplicará en Uruguay

Sergio Britos, es un reconocido nutricionista argentino, director del Centro de Estudios sobre Políticas y Economía de la Alimentación (CEPEA), donde se dedica a la investigación y asesoría de temas vinculados al consumo de alimentos y políticas de alimentación saludables, entre otros temas.
30.07.2017 17:01
2017-07-30T17:01:00

 

Sergio Britos, es un reconocido nutricionista argentino, director del Centro de Estudios sobre Políticas y Economía de la Alimentación (CEPEA), donde se dedica a la investigación y asesoría de temas vinculados al consumo de alimentos y políticas de alimentación saludables, entre otros temas.



Así fue consultado por Montevideo Portal a raíz de la nueva política de etiquetado que está por aplicarse en Uruguay.


"El tema del etiquetado, debe ir acompañado en una estrategia de comunicación y de educación alimentaria ya que en definitiva el etiquetado en cierto modo le sugiere al consumidor qué cosas es bueno que compre y qué cosas no es bueno que compre", comenzó diciendo el especialista.

"Conozco el proyecto de Uruguay y en verdad corre un serio riesgo de comunicar que una enorme mayoría de los alimentos que están disponibles en el mercado no son saludables. Lo cual implica un grado de confusión en el consumidor que si no hay educación alimentaria la verdad es que va a generar una muy poca adhesión a la estrategia", sentenció.

El proyecto que maneja Uruguay podía implicar que muy pocos alimentos queden sin etiqueta, por lo cual cuando se esté en el momento de la compra "si todo es malo, no me va a importar".

En ese sentido, Britos viene analizado los sistemas que ya adoptaron otros países como Chile y Francia y si bien aún es muy temprano para tener los resultados "la realidad es que nadie sabe hoy en día cuál es el grado de adhesión real que tiene un programa de esta naturaleza y a su vez cómo impacta en la vida, que es en definitiva lo que nos importa".

"Cuando uno mira estudios sobre el etiquetado tradicional, el rótulo tradicional de los alimentos, la realidad es que los consumidores lo miran poco y nada. Este tipo de rótulos frontales, tienen virtud de ser más simplificados, con lo cual uno puede suponer que el consumidor puede prestarle un poco más de atención, el mensaje es más simple. No hay muchas cosas que interpretar".

"Hay dos sistemas en pugna: el sistema chileno de los discos negros o un sistema como el francés que tiene etiquetas de colores. Obviamente es simple cuando un alimento tiene uno, dos o tres sellos negros identificar mentalmente que es poco saludable, algo parecido pasa con la escala colorimétrica. Uno está acostumbrado a que lo que está más cerca del verde es bueno y lo que está más cerca del rojo no lo es".

El sistema de colores es el que se utiliza en Francia y allí se evalúa al alimento en su conjunto: "
En cambio con el sistema de los sellos, por ejemplo si tiene un sello en azúcar, es malo en eso pero puede no ser malo en sodio o en grasas. Exige un razonamiento mayor".

Para el nutricionista, el énfasis debe estar puesto en la educación y allí hay dos momentos claves: la escuela y los primeros años de vida: "Estos son los dos momentos más estratégicos en términos de educación alimentaria.
Obviamente que si se lanza un sistema de etiquetado de la naturaleza que fuere, creo que esto debería acompañarse de una campaña pública dirigida a la población en general. Imagino una campaña en medios, campañas de cartelería en vías públicas, etc. De alguna manera informar a los consumidores que a partir de ahora estaría bueno que a la hora de comprar miren "tal cosa" en las etiquetas de los alimentos".

Britos entiende que "estamos en un momento en dónde es muy fácil hablar de alimentación, de nutrición, hacer mala prensa de un alimento, como de hecho sucede en los últimos años. Hoy hay una campaña contra la leche, mañana contra la soja, pasado mañana contra los fiambres o lo que fuere. Y a la vez todo lo contrario también. Hay alimentos que se demonizan y a otros que se les da un aura de virginidad como lo orgánico. Y en todo hay un poco de verdad y un poco de mito. Una buena alimentación es el resultado de una combinación adecuada de productos de toda naturaleza".

Finalmente el especialista concluye: "Una campaña de etiquetado si se implementa bien lo que significa elegir un buen sistema de categorización de los alimentos, como son los llamados sistema de perfiles nutricionales y a la vez etiquetar alimentos de forma razonable en el sentido de que queden categorizados como poco saludables sean verdaderamente los que con evidencia científica lo son y no todos como sucedería si se implementara un sistema como el que Uruguay está discutiendo".