Curiosidades
¡Salud!

Vecinos de un pueblo inglés hacen millonaria “vaquita” para salvar su pub

El establecimiento había cerrado y amenazaban con demolerlo, pero la gente pudo más.
21.03.2018 09:40
2018-03-21T09:40:00

La taberna Packhorse Inn de la localidad de South Stoke, Somerset, cerró sus puertas hace seis años luego de servir tragos a generaciones de residentes desde el siglo XV. Pese a su rancio abolengo, el inmueble parecía condenado a sucumbir a la piqueta fatal de la especulación inmobiliaria, ya que fue comprado por una empresa constructora que se disponía a derribarlo y construir apartamentos.

Sin embargo, los lugareños se movieron en los despachos jurídicos y apelaron a una ley del año 2011 que les permitió calificar el antiguo pub como un "activo comunitario de valor", con lo que lograron frenar la demolición.

Pero eso fue sólo la mitad del trabajo. Los vecinos organizados pusieron en marcha una vasta colecta, donde 470 personas aportaron lo que pudieron en base a un mínimo de 50 libras (unos 2.000 pesos) y terminaron reuniendo algo más de un millón, cifra que les permitió comprar el edificio y devolverlo a su propósito original de boliche.

Según informa el periódico The Telegraph, el pub fue reinaugurado el pasado domingo en una emotiva ceremonia encabezada por Brian Perkins, un vecino de 87 años. Perkins fue elegido para cortar la cinta porque sus padres fueron en sus tiempos propietarios del lugar, y él mismo nació entre sus muros.

"Iba al pub cada domingo hasta que cerró, y es un honor que ahora me inviten a servir la primera pinta", dijo el octogenario.

De acuerdo con la fecha grabada en su fachada, el Packhorse Inn habría sido inaugurado en 1674, pero los historiadores de la región remontan su origen al año 1498.

En marzo de 2012 el edificio fue adquirido en subasta y sus compradores anunciaron un plan para construir allí un edificio residencial, lo que motivó la ya descrita acción de los vecinos.

Tras adquirir el inmueble, los mismos vecinos invirtieron unas mil horas de trabajo solidario, limpiando el jardín del pub y remozando su interior. Durante ese tiempo, se llenaron 25 contenedores de residuos y 15 toneladas de tierra fueron removidas de forma manual.

James Dixon, de 36 años y uno de los nuevos dueños, no ocultaba su entusiasmo. "Es fantástico, todo ha sido una historia fantástica de principio a fin", dijo al citado medio.

"Es histórico, todo el mundo se unió y se involucró en el proyecto. Es un pub nacido del amor, y todos tienen en el corazón los mejores intereses para el lugar", aseguró.

Montevideo Portal