Policiales
El mal camino

Piden prisión preventiva para la mujer que mató a un hombre en un accidente de tránsito.

La mujer de 41 años estaba ebria y fugó del lugar. La víctima murió decapitada cuando caminaba con su hijo de 11 años por una senda peatonal. Durante la reconstrucción dijo que no vio a quién golpeó.
12.01.2018 07:29
2018-01-12T07:29:00

La fiscal Sylvia Lovesio pidió prisión preventiva para la mujer que atropelló a un peatón el pasado 6 de enero, en Rambla Costanera y la calle Florianópolis. La mujer conducía con un nivel de 1.27 gramos en sangre a una velocidad de 120 kilómetros por hora.

“La imputada abandona la senda de circulación rápida, rebasando y zigzagueando a los vehículos que circulaban, realizando una maniobra brusca, ingresando en la zona de circulación derecha de la Ruta, para luego ingresar en forma abrupta a la banquina y a la zona de circulación peatonal, embistiendo a la víctima, a la que arrastró por el aire, y con la parte del paragolpe delantero derecho del vehículo, lo decapito a la altura de la parte superior de la cabeza, muriendo la víctima en el lugar a consecuencia del estallido de cráneo, ocasionado por el golpe recibido”, señala el documento de la fiscalía.

La sede justificó el pedido de prisión por el hecho de que la victimaria se fugó del lugar en el momento del accidente sin brindar asistencia al hombre: “Luego del impacto, la conductora retomó inmediatamente la marcha, regresando desde la banquina hacia la ruta, y siguió su rumbo a exceso de velocidad, estimando los testigos que circulaba por encima de los 120 kilómetros por hora, sin detenerse a observar que le había pasado a las personas que embistió, y dándose a la fuga. Fue perseguida por un testigo, desde la escena de los hechos hasta que se detuvo, a 4 kilómetros del peaje de Pando, luego de realizar maniobras evasivas a las señales que el conductor le realizaba, incluso, intentando esquivarlo y huir”.

En su defensa, la mujer dijo que no vio a quién golpeó y por eso continuó la marcha, lo que fue rechazado por la fiscal: “Atento a lo anteriormente expuesto, así como al estado en que quedó el vehículo con destrozos del parabrisas, vidrio de la puerta derecha y pérdida del espejo retrovisor, rotura del paragolpe derechos, así como partes del vehículo que volaron, lo que descarta la hipótesis que la imputada siguiera conduciendo normalmente hasta su domicilio.- Tampoco miró por el espejo retrovisor, y advirtió la presencia del niño de 11 años, hijo de la víctima quien salió a la Ruta a pedir a ayuda con su mano en alto, de acuerdo a la filmación de cámara de video vigilancia en poder de la carpeta investigativa de la Fiscalía”.

También se consideró en el pedido el hecho de la victimaria es “una persona de poder adquisitivo, con disposición y facilidades extraordinarias para abandonar el país, ya que la misma vive de rentas y no tiene un trabajo estable”.

Montevideo Portal

Temas relacionados: