Internacionales
Se vota

ETA somete a votación su disolución

La organización separatista vasca ETA está sometiendo su disolución a un debate y una votación interna, anuncia este jueves el diario Gara, que publica extractos de una carta de su dirección favorable al fin de la banda.
22.02.2018 06:43
2018-02-22T06:43:00

"Nos corresponde cerrar el tiempo del conflicto armado y las situaciones relacionadas, para ofrecer todas nuestras fuerzas a potenciar el proceso político", escribe la dirección de ETA en un documento al que ha tenido acceso Gara y que, según este diario, es lo que se está debatiendo y votando.

El rotativo asegura que "el desenlace se espera para antes del verano".

"La situación más beneficiosa para nosotros, así como para los sectores populares y la clase trabajadora vasca, no es otra que dejar la anterior fase definitivamente atrás y abrir totalmente la nueva", escribe también la cúpula de ETA en esta propuesta.

En abril de 2017 ETA ya anunció un debate interno sobre su futuro tras haber finalizado su "desarme".

En aquel texto redactado en euskera, que calificaba de "éxito" el desarme de la organización, ETA ya señalaba que tomaría "decisiones entre todos sus miembros de cara a avanzar", según Gara, que suele publicar los comunicados de la organización.

Tras más de cuatro décadas de violencia que dejaron 829 muertos atribuidos a la organización, ETA renunció en 2011 a la lucha armada por la independencia del País Vasco y Navarra.

El 8 de abril de 2017 anunció su "desarme total" con la entrega a la justicia francesa, a través de intermediarios, de una lista de ocho depósitos de armas y explosivos en Francia.

La organización, que tendría entre 20 y 30 miembros en la clandestinidad y los demás, menos de 400, en cárceles francesas y españolas, ha tomado tradicionalmente sus decisiones al cabo de debates internos.

En este caso, haría su anuncio a tiempo para que tenga rédito político, antes de las elecciones municipales y forales de mayo de 2019.

Hasta abril de 2017, ETA se había resistido al desarme incondicional y a la disolución que le han exigido los gobiernos de Madrid y París, reclamando primero una negociación sobre el futuro de sus integrantes y de sus presos, que quiere acercar al País Vasco.

El gobierno conservador de Mariano Rajoy ha exigido siempre a ETA que pida perdón y se disuelva, al tiempo que ha garantizado que no habrá impunidad por sus crímenes ni "trato de favor" por su desarme.

AFP

Temas relacionados: