Política

No son paye

Carta abierta al Dr. Lacalle Pou de Eduardo Brenta

En una carta abierta a Luis Lacalle Pou, el ex ministro de trabajo Eduardo Brenta lo criticó duramente por haber afirmado que el oficialismo "se trata de meter en el ámbito rural".
07.07.2014 10:18
2014-07-07T10:18:00

El ex ministro de Trabajo Eduardo Brenta escribió una carta abierta al candidato nacionalista Luis Lacalle Pou, en alusión a algunas declaraciones suyas en crítica la postura del gobierno en el ámbito rural.

Carta abierta al Dr. Lacalle Pou: los derechos de los trabajadores rurales no son paye

En el mes de mayo de este año, se realizó en el Departamento de San José el Congreso de la Federación Rural. Al mismo fueron invitados todos los precandidatos presidenciales. Todos los que asistieron, realizaron exposiciones bastante coincidentes en lo referente a las críticas al gobierno. Lacalle Pou, Larrañaga y Bordaberry coincidieron en sus críticas al gasto público, a la carga tributaria al agro, que consideraron excesiva, a la inseguridad en el medio rural, a la carencia de infraestructura y otros temas, a los cuales seguramente nos iremos refiriendo durante la campaña electoral que se inicia.

Pero en el caso del Dr. Lacalle Pou, este realizó una crítica específica referente a lo que denunció como el "enfrentamiento" que desde el oficialismo "se trata de meter en el ámbito rural", cuando "nosotros bien sabemos que el patrón está trabajando codo a codo con el empleado". Fuertemente aplaudido Lacalle Pou continuo: "Son hermanos postizos de alguna manera, porque son familias que se relacionan. Y empezar a generar la semilla de la división ahí, en un ambiente tan sacrificado, es como una mecha que no se sabe cuándo se va a apagar. ¿Qué va a quedar después de esto?", se preguntó.

Obviamente el Dr. Lacalle se refería a la aprobación en el gobierno de Tabaré Vázquez de la Ley de 8 horas para los trabajadores rurales y a las campañas llevadas adelante durante el actual Gobierno cuando desde el Ministerio de Trabajo, impulsamos la campaña denominada "Los derechos de los trabajadores rurales no son paye, son ley" .

 Al mismo tiempo derogamos el decreto de la dictadura, que permitía al empresario rural, despedir a un trabajador, (que en muchos casos vivía en el predio con su familia), solicitar el apoyo de la policía y conduciéndolo a la ruta más cercana, previo pago de los créditos laborales, dejarlo en medio de la nada. Establecimos un mecanismo de desalojo, similar al ocupante precario, con intervención de la justicia y eliminación de la intervención policial. En algún caso luego de derogado el decreto, el Ministerio del Interior tuvo que intervenir para que las viejas costumbres no se repitieran por desconocimiento en el interior del país.

Nadie deja a "un hermano postizo" con su familia, en medio de una ruta custodiado por la policía, pero esa norma estaba vigente y ningún gobierno blanco ni colorado la había derogado. Nosotros lo hicimos ante la denuncia de los sindicatos rurales que constataron que estas prácticas continuaban.
La instalación de la negociación colectiva en el medio rural y el establecimiento del fuero sindical, permitieron a los trabajadores rurales organizarse y defender sus derechos. En 2013 con la intervención del Ministerio de Trabajo, se restableció en su puesto a un trabajador rural sindicalizado que había sido despedido de una estancia en el centro del país.

Sabemos que en muchos sectores, particularmente en los tambos pequeños y medianos existe realmente una relación positiva entre trabajador y el pequeño productor que también se levanta de madrugada a ordeñar sus vacas. Lo constatamos. Visitamos predios rurales donde había un vínculo correcto y adecuado entre las partes.

 Pero vimos y sabemos también porque así lo constató nuestra Inspección General Del Trabajo que trabajadores forestales acampados en los montes tomaban agua de tajamares, que peones de grandes estancias dormían y aun duermen en galpones sin las mas mínimas condiciones de higiene y comodidad, que no conocen sus derechos y por tanto los mismos son muchas veces vulnerados. Sabemos de la persecución sindical en algunas empresas arroceras.

No promovimos el enfrentamiento de la familia rural, Dr. Lacalle, establecimos la necesaria equidad entre los trabajadores más olvidados, los del campo y sus empleadores, para respetar sus derechos, mejorar su calificación a través de Inefop, desarrollar sus organizaciones gremiales como las tienen los empleadores donde Ud. disertó y estamos convencidos que estas mejoras, aunque falta mucho aun, contribuyeron a que muchos trabajadores no emigraran a las ciudades, profundizando la carencia de mano de obra en el campo.

Seguramente si estos cambios continúan, para lo cual es imprescindible lograr un nuevo gobierno del Frente, comenzaremos a ver mejoras aún mayores de productividad en el sector agropecuario y la consiguiente mejora en salarios y condiciones de trabajo de los trabajadores.

Por suerte, en el semanario Búsqueda del jueves 19 de junio, el Coordinador de Agro de sus equipos, Dr. Lacalle Pou , el Sr Ignacio Buffa, manifestó ante la pregunta del periodista respecto a la capacitación de mano de obra y la situación de los trabajadores rurales lo siguiente: "Es excelente, las mejores relaciones laborales que se han logrado para las personas que trabajan en el campo. Eso se continuará" y a la pregunta siguiente agregó "a nosotros nos parece que Inefop va a ser una herramienta que va a ir en la primera línea en la generación de esas capacidades..."

Las nuevas relaciones laborales en el campo, la negociación colectiva, la creación de Inefop, son obra de los Gobiernos del Frente Amplio y van a continuar, es más van a mejorar, en especial en materia de formación dada la fuerte demanda de un país que crece y agrega valor a su producción.

No continúe repitiendo, Dr. Lacalle Pou, que el gobierno desbalanceó las relaciones laborales a favor de los trabajadores, generó equidad, promovió una más justa distribución del ingreso y restableció derechos arrasados en gobiernos blancos y colorados

 Hagamos campaña por la positiva, no queremos recordar la ausencia de convocatoria a los Consejos de Salarios y la desregulación laboral y las tercerizaciones promovidas por el gobierno blanco desde 1990.
Pensemos en un futuro mejor para todos, en especial para los más débiles.

Temas relacionados: