Noticias empresariales
Al tanto

Expertos abordaron el funcionamiento de las AFAP en la coyuntura económica actual

Clientes y amigos de AFAP SURA asistieron a una charla a cargo de la economista Laura Raffo y del abogado Rodolfo Saldain.
16.05.2018 13:24
2018-05-16T13:24:00

La importancia de las inversiones de las AFAP, su incidencia sobre la economía nacional, el diferencial que marcan en el momento del retiro de la vida laboral y los aspectos a tener en cuenta en la coyuntura actual fueron abordados por la economista Laura Raffo y por el abogado Rodolfo Saldain, expresidente del Banco de Previsión Social (BPS), en un desayuno de trabajo organizado por AFAP SURA para sus clientes y amigos.

El encuentro comenzó con una introducción a cargo de Sebastián Peaguda, gerente general de la compañía, quien destacó la rentabilidad alcanzada durante el año. El ejecutivo señaló que el 76% de los ahorros de los clientes de AFAP SURA son invertidos en instrumentos soberanos, destinando una importante suma a fideicomisos y obras públicas. "Estas inversiones apuntan al desarrollo nacional y apalancan el empleo", reflexionó.

Raffo, por su parte, expresó su confianza en que el crecimiento de la economía nacional se mantenga, aunque admitió que la situación para cada sector es diferente. "Algunos tienen dificultades de competitividad y de generación de empleo", explicó. Un claro ejemplo es el sector agropecuario, que acumula pérdidas de US$ 1.000 millones como consecuencia de la sequía, lo que deriva en una caída en las expectativas de los empresarios respecto al clima de negocios.

Tomando el análisis de Raffo como base, Saldain indicó que "la demografía condiciona la seguridad social". Artífice de la reforma previsional uruguaya que introdujo el sistema mixto en 1996, el experto explicó que un tema de preocupación es el peso financiero exponencial que tienen las personas en edad de retiro sobre la población en actividad. Entre 2008 y 2016, el gasto en jubilaciones en Uruguay se incrementó un 110%.

Comparando los regímenes de jubilación mixto, de transición y de transición ajustada con la Ley 19.590, ahondó en los beneficios y características de cada uno, haciendo hincapié en los topes de las pasividades asignadas, donde se observan grandes diferencias.

En el sistema mixto, el mínimo definido por BPS es de $ 10.966 y el máximo es de $ 44.033. En el régimen de transición el mínimo se mantiene pero el máximo puede llegar a $ 65.115 para el estándar de la población con una única jubilación, y a $92.069 para quienes perciben dos jubilaciones. Para Saldain, esta situación es "anacrónica e imposible de ser defendida".

En tanto, para quienes se amparan en la Ley 19.590 las cifras cambian, ya que perciben el 90% del monto de jubilación que les correspondería por el régimen de transición, disminuyendo los topes máximos a $ 58.603 para los que tienen una única jubilación y $ 82.862 para los que generaron dos jubilaciones. Saldain señaló la necesidad de analizar más en profundidad la forma de aplicar estos máximos a las personas que opten por ampararse en la Ley 19.590.

Como cierre de su presentación, el experto abordó los procedimientos de evaluación que brinda el BPS para considerar la desafiliación del sistema mixto, valorando la accesibilidad de información de las empresas y entes vinculados al tema.