Tecnología
Está en la tapa del libro

“Read to Me”, el proyecto uruguayo de THEF, finalista en el SXSW, con Airbnb y Microsoft. Conversamos con Federico Cibils, uno de sus creadores

Una lámpara que proyecta animaciones sobre lo que los padres leen a los niños compite en la categoría Innovación interactiva.

12.03.2018 17:12
2018-03-12T17:12:00

Read to Me es una lámpara que proyecta, en las paredes, lo que los padres (o quienquiera sea) lee en voz alta a los niños (o quienquiera sea). La lámpara detecta, a través de palabras clave, qué es lo que se está leyendo, logrando así una interacción multisensorial con quienes se encuentren en el mismo lugar.

La pieza es creación de The Electric Factory, una empresa uruguaya que ya cuenta con expansión internacional, y que, a esta altura, se mide con los pesos pesados del rubro en todo el mundo. Así es que Read to Me compite en el South by South West (SXSW), un prestigioso certamen que premia la innovación creativa. En su rubro se enfrenta firmas gigantes como Airbnb, Microsoft e Intuition Robotics, y el resultado se conocerá este martes 13 de marzo.

Federico Cibils, uno de los creativos de The Electric Factory, explicó a Montevideo Portal que Read to Me fue realizado junto a EME Content, "una productora de contenidos local, que se destaca en el desarrollo de cuentos para niños. En ese aspecto, encontramos en ellos un socio perfecto para poder llevar a cabo la iniciativa, ya que tenían un amplio catálogo de títulos infantiles, materia prima ideal para el proyecto".

Cibils señala que "la idea surgió de una observación humana sobre los tiempos que corren. Sobre una costumbre que está en peligro de extinción, que es el espacio de lectura de cuentos entre padres e hijos a la hora de ir a dormir. Todos recordamos esos espacios con cariño, e, incluso la mayoría ignora lo importantes que fueron en el desarrollo personal de cada uno. Lo cierto es que son indispensables. Y hoy en día, la tecnología, los nuevos medios y formas de entretenernos, poco a poco fueron poniendo en jaque a los mismos. Es allí que vimos una oportunidad y es la razón del nacimiento de Read to Me, como un complemento tecnológico para los espacios de lectura, para darles un aire nuevo y refrescar la forma en la que nos relacionamos entre nosotros, con una forma de entretenimiento clásica, digamos, como es el libro".

El proyecto, dice Cibils, pretende "impulsar la lectura y el relacionamiento entre padres e hijos en etapas tempranas", porque "es indispensable para el desarrollo. Entendimos que la solución no es crear algo nuevo que sustituya al libro, sino dotar al libro de una nueva capa de entretenimiento, que renueve el interés y pueda competir con formas de entretenimiento interactivas, donde el usuario tiene un papel protagónico.
Desde un punto de vista comercial, Read to Me busca está actualmente transitando el camino de terminar como un producto comercializable que pueda vivir en los hogares. Estamos muy entusiasmados con todo lo que está sucediendo".

Read to Me no es obra de una sola persona, sino que involucró a un equipo multidisciplinario. Cibils explica que en él "trabajaron personas de programación, diseño industrial y gráfico, creativos, ingenieros y muchos más desde el lado comercial. Más que hablar de cada uno nos concebimos como un equipo que se retroalimenta, se potencia y sobre todo se divierte intentando hacer cosas que hasta hace 5 minutos no existían y no había forma de hacerse. Ese es el motor más importante en The Electric Factory, desarrollar proyectos que nos desafíen como profesionales. Es un trabajo arduo, pero cuando se logran resultados como Read to Me, sentimos que todo el esfuerzo valió la pena".

The Electric Factory ya es habitué de certámenes, tanto en la región como globales, en los que sus piezas compiten de igual a igual con obras de empresas que no solo llevan más tiempo trabajando, sino que manejan presupuestos que multiplican por decenas los de la producción local. Para THEF, estar nominados en el SXSW fue "una sorpresa".

"Nos sorprendimos aún más cuando vimos con quiénes estábamos nominados. Airbnb, Google, Microsoft. Empresas mundiales, con muchísimo dinero y cabezas pensando y desarrollando soluciones para el mundo, todo el tiempo. Cuando lo ponés en perspectiva es una locura pensar que desde Uruguay podemos estar allí. Pero cuando lo pensás un poco más, te das cuenta de que no es para nada loco. El nivel de profesionales que genera el país está a la altura para afrontar los desafíos más grandes. En esa coyuntura, la ventaja que tiene una empresa como The Electric Factory versus empresas del tamaño de las que hablamos, justamente es el tamaño. Una estructura de 100 personas es mucho más ágil que una de 10.000. Y esa agilidad lo que nos da es la capacidad de probar y movernos mucho más rápido. Estamos todos mucho más juntos, ayuda a que haya mucha más sinergia y eso si se desarrolla organizadamente trae co nsigo resultados de calidad mundial, como es por ejemplo Read to Me, entre otros proyectos que estamos llevando adelante.


Al final del día, la nominación en el SXSW es un hito. Vamos entendiendo lo difícil que es intentar jugar en estas ligas y lo que exige de nosotros mismos que es ni más ni menos que el máximo. En un mundo globalizado y más interconectado que nunca, que Uruguay pueda ser protagonista en la feria de innovación más importante del mundo, es un gran honor y responsabilidad. Esperamos poder seguir trabajando en este nivel por mucho más tiempo".

 

Montevideo Portal