Contenido creado por Gerardo Carrasco
Curiosidades

Sin patente de corso

Uruguayo en Madrid lanzó campaña en Twitter para “cazar” a Pérez-Reverte. Y lo logró

Juan Dubra se hizo lector del autor gracias a su padre, quien era admirador y falleció hace unos meses.

25.11.2021 15:40

Lectura: 3'

2021-11-25T15:40:00
Compartir en

El economista uruguayo Juan Dubra se encuentra por estos días en la ciudad de Madrid, trabajando en el Centro de Estudios Monetarios y Financieros (CEMFI).

Curiosamente, la sede de esa institución se encuentra cerca del edificio de la Real Academia Española de la Lengua, donde tiene silla el segundo protagonista de esta historia, el escritor Arturo Pérez-Reverte.

En Twitter, Juan contó ayer que su padre, Carlos Dubra, era gran lector las novelas de Pérez-Reverte. Carlos fallecido en abril pasado, y desde entonces su hijo tomó el relevo y comenzó a leer compulsivamente los libros del autor español que su padre atesoraba, y a la fecha lleva “devorados” ya quince.

Aprovechando su estancia en Madrid, Juan pensó que sería buena idea tener autografiado uno de los volúmenes, y para ello pidió ayuda a la “tuitósfera”, que no lo defraudó.


Su mensaje obtuvo numerosas respuestas y cientos de retuits, tanto de internautas uruguayos como españoles. Algunos le ofrecían sugerencias o contactos de terceros para facilitarle cacería, y la mayoría coincidía en un concepto: Pérez-Reverte es un caballero y no desoiría semejante pedido.

Ante la tardanza en obtener una respuesta, no faltó quien sugiriera que el novelista podría estar navegando a la vela -una de sus grande aficiones- y desconectado del mundo virtual. La hipótesis era plausible, ya que precisamente ayer fue el septuagésimo cumpleaños del artista, y podría a ver decidido celebrarlo en el mar. Sin embargo, Pérez-Reverte estaba en la capotal española, y unas ocho horas después del mensaje inicial llegaba la esperada respuesta:


La historia tuvo final feliz: el narrador recibió a su lector en la sede de la real Academia y le autografío un ejemplar de El Italiano, su más reciente novela. Y a la firma agregó una breve dedicatoria a la memoria de Carlos Dubra.


Te puede interesar Con Pérez-Reverte: “El territorio cultural occidental está sentenciado a muerte”