Vida de perros

Vida de perros. Por Andrés Peirano

Los pitbulls de Alicia, o cómo alguien lo hizo todo con casi nada

Alicia da protección y amor a decenas de pitbulls que eran usados para pelea. Vos podés ayudarla.

11.06.2020 15:51

Lectura: 3'

2020-06-11T15:51:00
Compartir en

En su nueva columna, el entrenador canino Andrés Peirano -cuya cautivante historia podés conocer aquí- ofrece una serie de consejos para cuando llegue la ansiada hora de volver a la normalidad.


                                                                      ._.

 

Alicia es una señora de 62 años que vive en el departamento de Colonia junto a 35 pitbulls rescatados. Muchos de ellos fueron utilizados en peleas clandestinas de perros. Por mucho tiempo, la casa de Alicia fue el lugar donde algunas personas irresponsables llevaban este tipo de perros, simplemente buscando sacarse el problema de arriba. Pese a ello, estos animales encontraron siempre, junto a Alicia, un entorno lleno de amor, respeto y cuidados.

Alicia pasaba por una situación muy difícil, su casa no tenía acceso a agua, que es uno de los derechos humanos, o electricidad y la situación edilicia del lugar se volvió caótica.

Los vecinos de la zona podían ver a menudo una postal conmovedora: una señora de 62 años que acarreaba agua por quilómetros para cubrir sus necesidades y la de sus perros, para poder cocinarles, para poder bañarse, para todo, no importaba el clima y sin descanso, todos los días.

Hace unos días tuve la oportunidad de visitarla junto a un equipo de la Fundación Cero Callejero y lo que encontré fue una situación muy diferente. Pude sentarme y charlar con Alicia para conocer de primera mano cómo había cambiado su vida y la de sus 35 pitbulls.

Los esfuerzos personales de los integrantes de esta fundación, pero muy especialmente de su presidenta, Astrid Sánchez, habían asegurado el acceso al agua. Reconstruyeron un galpón, la casa de Alicia, cercaron todo el perímetro para asegurar la seguridad y construyeron caniles dignos para los perros. Además, continúan apoyando tanto al componente humano como al canino que, como me dijo Alicia: "Es un equilibrio: si ellos están bien yo estoy bien".

Recorrí el lugar y me sorprendió la espectacular higiene que mantiene Alicia todos los días, la dignidad con la que estos perros viven y conviven en paz y el cariño que se demuestran mutuamente.

Muy lejos de ser un depósito de perros olvidados, es un lugar donde estos perros lograron dejar atrás sus días de maltrato y abuso, encontrando ese ser humano maravilloso que es Alicia y que sin lugar a duda merece todo nuestro apoyo.

Cuando le pregunte a Alicia qué era lo que más andaba necesitando, su pedido fue de comida y atención veterinaria para los perros.

Hoy en día la Fundación Cero Callejero busca padrinos que puedan sumar su colaboración a la ayuda personal que sus integrantes dan de forma desinteresada y por la cual se logró ya tanto por el bien de Alicia y sus pitbull.

A través de sus redes sociales la Fundación lanzó este video:

Los invito a verlo, a informarse del trabajo de esta Fundación de la que tengo el honor de integrar y a sumarse al apoyo, no solo por los perros sino también por Alicia.


Andrés Peirano

apeiranok9h@gmail.com

En Facebook: K-9.H Uruguay