Contenido creado por Santiago Magni
Cultura

Mi canción de arlequín

Las mejores imágenes del show de Agarrate Catalina en el Teatro de Verano

La murga festejó sus 20 años en una noche con humor, imitaciones, invitados y emoción.

01.12.2021 16:04

Lectura: 2'

2021-12-01T16:04:00
Compartir en

Dos décadas de vivir cantando, armando la vida entre un camión y un tablado, más de veinte países, cientos de ciudades, pueblos y barrios.

Miles y miles de kilómetros, de abrazos, botellas y palabras, de planes y gargantas rotas, de desembarcos y despedidas, caben en una sola noche de festejo.

Agarrate Catalina festejó el pasado martes sus 20 años en el Teatro de Verano Ramón Collazo, en un espectáculo que hizo pasar al público por distintos estados de ánimo. Desde las risas por los contrapuntos entre los hermanos Yamandú y Martín Cardozo con sus distintos personajes, junto a la participación de Rafael Cotelo, hasta la emoción al escuchar cantar a Freddy “El Zurdo” Bessio o a Maximiliano Porciúncula, y la adrenalina que impone en el escenario Tabaré Cardozo al dirigir a la murga.

Es que en este show La Catalina fue a sus raíces, viajó al pasado, se encontró con momentos icónicos y que le valieron el primer premio años atrás, pero a su vez hace mechas de actualidad y habla de la política nacional y de la situación del sector cultural en tiempos de pandemia.

“En temporadas en que los y las artistas vemos con tristeza que el apoyo institucional a la cultura es cada vez menos frecuente, más retaceado, y el lugar en que se deja a la cultura, fundamentalmente a la popular, es muy precario, ahí este público se transforma en la única garantía que tenemos en tiempos de señales muy negativas para la importancia de lo cultural. Este público se transforma en la última trinchera de resistencia que tienen los y las artistas populares en este momento”, había dicho a Montevideo Portal Yamandú Cardozo, antes de festejar los 20 años en el Antel Arena en octubre.

Desde José Mujica (La pesadilla, 2005), el “Niño Milton” (El Corso del ser humano (2007), La Niebla (2008), Un Día de Julio (2011), hasta “Los haters” o “Aporofobia” (2020), la murga pasa por distintos estados de ánimo, pero mantiene la esencia: las raíces populares.