Curiosidades

Debajo de la sábana

Fantasma que se propasa con ama de casa es expulsado mediante exorcismo

Mujer británica convoca a un exorcista para expulsar de su casa a un fantasma aficionado a propasarse.

08.09.2014 08:52

Lectura: 3'

2014-09-08T08:52:00
Compartir en

A sus 48 años de edad, Deborah Rawson ha cambiado la percepción que, hasta ahora, se tenía del mundo de lo paranormal con una increíble (en el más estricto de los sentidos) y extraña historia. Y es que, esta británica residente en East Yorkshire afirma que un espíritu "acosador" trató de violarla en varias ocasiones. Tal y como explica la versión en línea del diario "Daily Mirror", la mujer considera que lo único que pretendía el espíritu era romper su matrimonio.

La historia de fantasmas de esta mujer comenzó cuando, mientras estaba descansando plácidamente en su casa, varios espíritus se manifestaron, presuntamente, frente a ella. "Acababa de terminar la limpieza. Me senté en la cocina a descansar un momento y vi una nube de niebla flotando en frente de la ventana. Poco a poco, se fueron formando las siluetas de tres personas desconocidas para mí. Uno de ellos era un tipo bien parecido de unos 30 años, también había una mujer con un vestido rosa y una niña de unos cinco años", explica Deborah en declaraciones citadas por ABC.

Asustada, la mujer huyó de la casa. Posteriormente trató de explicar lo sucedido, pero nadie le creyó. Finalmente, su médico acabo recetándole pastillas contra la ansiedad. El hecho cayó poco a poco en el olvido. No obstante, a las pocas semanas la aparición volvió a dar un buen susto a Deborah, manifestándose cuando ella se encontraba tumbada en el sofá. En este caso, y según palabras de la británica, el espíritu se arrastró por el suelo jadeando y en dirección hacia ella.

"Yo estaba petrificada. A partir de entonces sentí que él quería algo de mí. Me quitó el vestido y me retuvo en el sofá. Otra noche, cuando casi estaba dormida, el acolchado voló y sentí su mano en mi muslo", completa la mujer. A su vez, el fantasma también disfrutaba, siempre según su versión, jadeando en el baño mientras decía cosas obscenas como "Hmm, sí, hazme eso". Deborah cuenta que antes los primeros incidentes, su marido comenzó a sospechar que ella estaba loca, pero acabó creyendo a su mujer y llamó a un exorcista que, al parecer, dio por zanjado el asunto expulsado al "fantasma acosador". Libres del rijoso fantasma, la pareja afirma vivir feliz.

Montevideo Portal