Cultura
El lado brillante de la luna

El agradecimiento de Roger Waters a Montevideo por el show y la charla que brindó

El cantante elogió a sus fans sudamericanos, que "entienden que las canciones se tratan de sueños y sueños perdidos y amor y alegría y remordimiento y muerte y dolor".
06.11.2018 11:44
2018-11-06T11:44:00

Roger Waters dejó una marca en su paso por Uruguay, al que nadie fue indiferente. Cautivó a 40.000 personas con un show como nunca antes se vio en Montevideo, que tuvo un despliegue de luces y sonido que hizo justicia a cuatro de los discos más importantes del rock de los setenta (y de su historia en general): Wish you were here, The dark side of the moon, Animals y The Wall.

La presencia de Waters, el principal compositor de Pink Floyd y su arquitecto conceptual a partir de la salida de Syd Barrett, emocionó a muchísimos uruguayos que se criaron con su música, aunque haya despertado el enojo de otros por sus posturas políticas expresadas abiertamente en los eventos realizado antes del recital.

Waters agradeció a Montevideo por los momentos que vivió aquí. En Twitter publicó un fragmento de video de su presentación, en el que canta "Welcome to the machine" (de Wish you were here) con las palabras "Gracias, Montevideo". Luego, tras publicar la noticia de tres chicos palestinos asesinados en Gaza, señaló que había tenido un gran noche en Uruguay con la campaña BDS (Boycott, Divestment, Sanctions) en el PIT-CNT. El cantante había publicado también en Twitter parte del ensayo el sábado de tarde en el estadio Centenario.

En su pasaje por Argentina, Waters fue entrevistado por Infobae. "Estoy agradecido por el contexto en el que nací. Tuve una vida muy interesante. Y cometí muchos, muchos errores, pero también tomé bastantes decisiones correctas. Se me asignó una cantidad más que justa de alegría, sin importar las circunstancias. Y me fue dada la posibilidad de sentir empatía por otro ser humano, y ese es el regalo más precioso que una persona puede recibir en su vida", contó.

"Creo que lo importante es no amargarse y tratar de generar alegría en la vida. Ya sea a través de una relación amorosa o de estar disponible para ayudar a las personas que están pasando por circunstancias difíciles. Si las podés ayudar de alguna manera, por más pequeña que sea, eso te va a dar felicidad", dijo el cantante.

"Cuando escribí The Wall creí que era sobre mí y sobre mi padre, después me di cuenta de que era una historia mucho más grande", dijo. Su padre murió en Italia, luchando contra los nazis, cuando él tenía cinco meses (su cuerpo nunca apareció). Su ausencia marcó su infancia.

"No tener papá me golpeó dramáticamente. En 1946, los hombres empezaron a volver de la guerra. Y tipos de uniforme comenzaron a buscar a sus hijos en el colegio. Iban en bicicleta. Yo le preguntaba a mi mamá: ‘¿Dónde está mi papá, dónde está mi hombre en bicicleta?'. Al principio me decía que estaba en Italia. Hasta que un día le dije que iba a ir a buscarlo. Ella me respondió que no lo podría traer de vuelta porque estaba muerto. Sin embargo, yo no quise escucharla y le dije que entonces lo iría a buscar con un tractor. Era la cosa más potente que podía imaginar. Cuando ella me repitió que no serviría de nada, le dije que en ese caso iría con un autobús de dos pisos", contó.

Infobae le consultó por el momento en que fue silbado por parte del público en Brasil, tras criticar a Jair Bolsonaro. "Cuando lees sobre lo que dice Bolsonaro, decís ‘wow, no se puede ser más demente neofascista que él'. Es claramente una locura. Pero la gente lo vota, y eso nos hace volver a pensar cómo la economía neoliberal ha devaluado a muchas sociedades al crear una grieta enorme entre las 10 personas que dominan todo y el resto, con una pequeña clase media flotando en algún lugar. Pero la gran mayoría no tiene nada. Nada. Y viven en medio de una inmensa penuria", dijo.

"La gente hoy vive en una suprema ignorancia. Por ejemplo, si vos le preguntás por qué vota de la manera en que lo hace, la mayoría te va a decir que es porque todo es horrible y le va a echar la culpa a alguien más. La gente que vota por Trump dice que la culpa de todos los males la tienen los musulmanes y los chinos. Esa es una visión demasiado simplista. Lo que es más relevante todavía es que ninguno de ellos escuchó sobre la Chicago School of Economics. Ninguno entiende de dónde viene el neoliberalismo, y cómo fue apoyado por Ronald Reagan y Margaret Thatcher. Trabajando juntos, le vendieron la idea del neoliberalismo y la economía de libre mercado a todo el mundo. Vendieron la idea de que la acumulación de riqueza es el Santo Grial. Trump es la corporización perfecta de todo lo que está mal con la economía neoliberal. Todo. Y él lo cree. No entienden que están destruyendo el mundo", agregó.

También elogió a Sudamérica. "Sudamérica es diferente. Acá la gente que viene a los shows es joven. A mí en los Estados Unidos no me sigue toda gente mayor, pero tampoco tantos jóvenes como acá. Ese es uno los mayores contrastes con Norteamérica. Por ejemplo, los que siguen a mi amigo Eric Clapton son todos viejos. Allí están las fans de más de 60 años cantando sus canciones. ¡Acá son todos chicos! Saben todas las letras. Ellos entienden que las canciones se tratan de sueños y sueños perdidos y amor y alegría y remordimiento y muerte y dolor. Esto me encanta. Me mueve mucho".

 


Temas relacionados: