Curiosidades
Un virus a motor

¿Qué pasó con el “auto que se vendía solo” y cuya historia fue viral?

Fue la noticia más leída de 2018 en Montevideo Portal, y con el nuevo año cobró renovado impulso.
10.01.2019 13:23
2019-01-10T13:23:00

El fenómeno de la viralización en redes sociales ha llevado al mundo de lo noticioso por caminos inesperados. 2018 fue un año movidito en materia noticiosa, tanto fuera como dentro del país. El mundial de fútbol, el encumbramiento en Brasil de Jair Bolsonaro, la crisis en Venezuela y el creciente flujo de refugiados en Centroamérica fueron algunos de los temas que marcaron las noticias a escala global. Puertas adentro, asuntos como la criminalidad, la movida de Un Solo Uruguay o el permanente debate político también concitaron la atención.

Pese a todo ello, el contenido más leído en 2018 en Montevideo Portal no tuvo que ver con los temas "de agenda", sino con un ingenioso caballero porteño que quiso vender su autito, y para ello creó un simpático video que se convirtió en una bomba mediática.

Diego López Calvo publicó el video en cuestión en su cuenta de Facebook en marzo de 2018, y en cuestión de días se transformó en un fenómeno viral dentro y fuera de Argentina. En Montevideo Portal, la noticia acerca de la original publicación ocupó durante varios días el primer lugar en la lista de contenidos más leídos. Y a la hora de elaborar el ranking anual, apareció el resultado que sorprendió a muchos: Allí estaba el Peugeot 206 de Diego, liderando con ventaja.

Pero la historia no termina allí: tras la publicación del ya citado ranking anual de noticias de Montevideo Portal a finales de diciembre, el "virus del autito" se reactivo y comenzó a circular nuevamente por la red, y con una intensidad quizá mayor que en el momento de su publicación. Al momento de redactarse la presente, la noticia registraba más de 50.000 interacciones nuevas en Facebook.

Ahora bien ¿qué ocurrió finalmente con el vehículo en venta y su propietario?

El video proporcionó a Diego López una inesperada y súbita celebridad, quince minutos de fama que en realidad fueron unos cuantos más, y durante los que se cansó de dar entrevistas. También tuvo que soportar sospechas y suspicacias de quienes imaginaban que el video era parte de la movida publicitaria de alguna marca vinculada al mundo automotriz, algo que su autor ha negado siempre.

En realidad, Diego no quería otra cosa que vender a su viejo compañero de cuatro ruedas, y dada la enorme repercusión de su video, era fácil apostar a que se lo quitarían de las manos. Sin embargo, la realidad fue muy otra.

En un segundo video publicado el pasado noviembre, el autor del anuncio contó el "final feliz" de la historia: tardó nueve meses en cerrar la transacción por la que el auto pasó a manos del músico Fernando Licciardi, quien a su vez compuso la banda sonora del nuevo clip.

Montevideo Portal