Contenido creado por Gerardo Carrasco
Salud

Quedamos como chanchos

Primer trasplante de riñón de cerdo a humano parece dar resultado

El órgano fue implantado en la paciente -una mujer con muerte cerebral- sin que se produjera rechazo.

20.10.2021 11:58

Lectura: 2'

2021-10-20T11:58:00
Compartir en

Médicos estadounidenses llevaron a cabo con aparente éxito el primer trasplante de un riñón porcino a un ser humano sin desencadenar el rechazo inmediato del sistema inmunológico del receptor. Se trata de un avance potencialmente importante que eventualmente podría ayudar a aliviar una grave escasez de órganos humanos para trasplante.

El procedimiento realizado en NYU Langone Health en la ciudad de Nueva York involucró el uso de un cerdo cuyos genes habían sido alterados para que sus tejidos ya no contuvieran una molécula conocida por desencadenar un rechazo casi inmediato en caso de trasplante.

La receptora era una paciente con muerte cerebral con signos de disfunción renal cuya familia consintió en el experimento antes de que le quitaran el soporte vital, dijeron los investigadores.

Durante tres días, el nuevo riñón se adhirió a sus vasos sanguíneos y se mantuvo fuera de su cuerpo, lo que permitió a los investigadores mantenerlo bajo permanente observación.

Los resultados de las pruebas de la función del riñón trasplantado "parecían bastante normales", dijo el doctor Robert Montgomery, cirujano de trasplantes que dirigió el estudio, en declaraciones citadas por El Periódico.

El riñón produjo "la cantidad de orina que cabría esperar" de un riñón humano trasplantado, agregó el profesional, y no hubo evidencia del rechazo temprano y vigoroso observado en experiencias anteriores, cuando se intentó trasplantar a simios riñones de cerdo sin la modificación genética que se usó esta vez.

El nivel anormal de creatinina del receptor, indicador de una función renal deficiente, volvió a la normalidad después del trasplante, dijo Montgomery.

Este éxito inicial resulta promisorio no sólo para trasplantes de riñón. Los científicos evalúan la posibilidad de que los cerdos alterados genéticamente sirvan también para injertos de piel, recambio de válvulas cardíacas y otros procedimientos médicos.