Contenido creado por Alejo Piazza
Salud

No puede ser

El acceso al aborto continúa siendo muy desigual en el mundo

La realización de esta práctica va desde la prohibición total -en una minoría de países- a autorizado, como en nuestro país.

26.09.2021 12:44

Lectura: 5'

2021-09-26T12:44:00
Compartir en

Totalmente prohibido en una minoría de países, autorizado en los demás pero con mayores o menores restricciones, el acceso al aborto, sometido a un referendo el domingo en el microestado de San Marino, sigue siendo muy desigual en el mundo.

Prohibición total

En Europa, la prohibición total es una excepción. El aborto es totalmente ilegal en Malta (donde conlleva penas de 18 meses a tres años de prisión) así como en los microestados de Andorra, el Vaticano y San Marino.

Los habitantes de San Marino, donde el aborto se castiga desde 1865 con tres años de prisión para la mujer y de seis años para el médico, deben decidir el domingo en un referendo si quieren darle a las mujeres el derecho de interrumpir el embarazo hasta las 12 semanas de gestación.

Después de ese período, el aborto solo sería permitido en caso de riesgo para la vida de la madre o de anomalías o malformaciones detectadas en el feto que impliquen un "grave riesgo para la salud física o psíquica de la mujer".

En el resto del mundo la interrupción del embarazo está prohibida en 16 países.

En África son el Congo, Yibuti, Egipto, Guinea-Bisáu, Madagascar, República Democrática del Congo y Senegal. 

En América están El Salvador, Honduras, Nicaragua, Surinam, Haití y República Dominicana, mientras que en Asia se prohíbe en Filipinas y Laos, así como en Palaos, en Oceanía.

El Salvador adoptó en los años 1990 una legislación draconiana que prohíbe la interrupción del embarazo en todas las circunstancias, incluso en caso de riesgo para la vida de la mujer.

En ese país el aborto se castiga teóricamente con entre dos y ocho años de prisión, pero en la práctica los jueces salvadoreños lo consideran como un "homicidio agravado", castigado con entre 30 y 50 años de reclusión.

Acceso restringido

En muchos países, el aborto está sometido a condiciones extremadamente restrictivas.

Así, la interrupción del embarazo es accesible únicamente en caso de peligro para la vida de la madre en Costa de Marfil, Libia, Uganda, Sudán del Sur, Irak, Líbano, Siria, Afganistán, Yemen, Bangladés, Birmania, Sri Lanka, Guatemala, Paraguay y Venezuela.

En Brasil el acceso al aborto está muy limitado, aplicado solo en caso de violación, riesgo para la vida de la madre o grave malformación del feto.

En 2017, Chile puso fin a más de 30 años de prohibición total del aborto, aunque estaba autorizado en caso de riesgo para la vida de la madre, violación y no viabilidad del feto.

En Polonia, el Tribunal Constitucional restringió el 22 de octubre de 2020 el derecho a interrumpir el embarazo, que quedó prohibido en caso de malformación del feto. Solo es permitido en ese país en caso de violación, incesto o peligro para la vida de la madre.

Un derecho reciente y bajo presión

Las mujeres de Europa, América del Norte y Oceanía se benefician de legislaciones más liberales en este tema, algunas aprobadas recientemente.

En Argentina, el texto que autoriza el aborto a hasta 14 semanas de gestación fue adoptado en diciembre de 2020 por el Congreso, y hasta entonces solo era permitido en caso de violación o de riesgo para la vida de la madre.

Nueva Zelanda despenalizó el aborto en marzo de 2020. En Australia, el estado de Queensland lo legalizó en octubre de 2018, y solo el estado de Nueva Gales del Sur, el más poblado del país, lo continúa prohibiendo.

En Corea del Sur, el más alto tribunal del país ordenó en abril de 2019 levantar la prohibición del aborto, al declararlo inconstitucional, y exigió modificar la legislación restrictiva que solo lo permitía en caso de violación, incesto o riesgo para la salud de la madre.

En Irlanda, el aborto fue legalizado en septiembre de 2018, tras un referendo histórico que suprimió la prohibición constitucional en este país católico.

También fue liberalizado en octubre de 2019 en Irlanda del Norte, única parte del Reino Unido donde estaba prohibido. 

El Reino Unido lo legalizó en 1967.

En Estados Unidos, el aborto fue autorizado por un célebre fallo de la Corte Suprema (Roe v. Wade) de 1973 que garantiza el derecho al aborto mientras el feto no sea viable fuera del vientre materno, lo que no suele ocurrir hasta la semana 22 o 24 de embarazo.

Sin embargo, el estado de Texas adoptó una legislación que entró en vigor el 1 de septiembre pasado que restringe fuertemente el aborto una vez que se detectan los latidos del corazón del embrión, alrededor de seis semanas de gestación. Únicamente lo permite en caso de emergencia médica.

El gobierno federal recurrió a la justicia para frenar la ley de Texas.

El 10 de septiembre de 2021, la Corte Suprema de México declaró inconstitucional la ley del estado de Coahuila (norte) que equipara el aborto con un asesinato, lo que estableció una jurisprudencia nacional sobre la materia.

En México el aborto antes de las 12 semanas de embarazo es legal, pero una decena de estados mexicanos adoptaron en 2007 disposiciones legales para obligar a "proteger la vida desde la concepción".

Fuente: AFP