Contenido creado por Federico Pereira
Internacionales

No todo es color de rosas

Wedding planners y floristas de EEUU anuncian escasez masiva de flores por boom de bodas

"Nunca hemos tenido una demanda como esta" dicen comerciantes del rubro frente al incremento de casamientos en 2021.

25.09.2021 20:47

Lectura: 3'

2021-09-25T20:47:00
Compartir en

Wedding planners y organizadores de eventos a lo largo de Estados Unidos están se esfuerzan por encontrar flores para las fiestas debido a una combinación de demanda creciente, falta de trabajadores y un clima desfavorable que agita a la industria floral, según informó el portal estadounidense Insider.

"No es solo que haya escasez de productos, es que todo el mundo tiene eventos al mismo tiempo", dijo al medio Kelly Shore, propietaria de la empresa de diseño floral Petals by the Shore en Washington, DC. y del sitio web Floral Source, que conecta a los floricultores de EE. UU. con floristas. "Nunca hemos tenido una demanda como esta".

"Todo el mundo está peleando por las flores en este momento", advirtió en una línea similar Teresa Eoff, propietaria de Figure Eight Events en Fontana, California.

Según explica el artículo, actualmente se está produciendo una explosión de bodas en todo Estados Unidos. The Wedding Report, un sitio local de estadísticas en la materia pronostica unas 1,93 millones de bodas en EE. UU. En 2021 y 2,47 millones en 2022, frente a las 1,3 millones de bodas que hubo en 2020. Los pronosticadores también dijeron que el 20% de las bodas de 2020 se reprogramaron para 2021.

"El boom de las bodas es absolutamente real", opinó Daulton Van Kuren, propietario de la planificación de eventos The Refined Host en Georgia. Tan pronto como se permitieron los eventos nuevamente, "mi línea telefónica y mi bandeja de entrada de correo electrónico se volvieron locos", dijo.

La demanda es tan grande que los compradores no pueden pedir flores específicas o incluso colores, sólo una paleta general de colores, comentó una florista establecida en la ciudad de Rochester, Nueva York.

Las flores blancas, particularmente, son imposibles de conseguir. "Solías poder encontrar una rosa blanca sin importar nada", dijo Marisa Guerrero, vicepresidenta de Debbie's Bloomers en El Paso, Texas. "Ahora tienen una gran demanda porque todo el mundo decidió casarse".

La industria floral estadounidense fue una de las más golpeadas en la primavera en marzo de 2020, cuando el covid impactó con fuerza en EEUU. Como principal resultado, las granjas florales debieron destruir cientos de toneladas de flores y arreglos, despedir trabajadores e incluso cerrar sus puertas.

Debido a esto, menos flores se plantaron y cosecharon en las temporadas siguientes. “Tenemos cuatro veces la demanda de flores, pero la mitad de la provisión. Es un desastre”, explicó la florista de Rochester, que comentó que cuando la demanda empezó a crecer algunas granjas tuvieron grandes problemas para encontrar empleados para almacenar y transportar las flores correctamente, por lo que las especies cosechadas se marchitaban al sol.

A su vez, explicó que el clima “ha sido terrible” con “condiciones horribles” para que crezcan adecuadamente las flores en Sudamérica, de donde la mayoría de las especies vendidas en EEUU provienen.

Las granjas estadounidenses también enfrentan problemas relacionados con el clima. California, que es responsable de las tres cuartas partes de las ventas de flores cortadas en Estados Unidos, ha enfrentado sequías históricas, patrones de lluvia impredecibles e incendios.