Economía
Otra vez la calculadora

Víctor Rossi opinó que un acuerdo entre el Mercosur y la UE actuará como “multiplicador de todas las áreas de intercambio”

El ministro de Transporte participó del I Foro de Inversión Europea en Uruguay.
22.06.2017 19:12
2017-06-22T19:12:00

Con la presencia de más de 700 empresarios e inversores de América Latina y Europa, ambas regiones fraguaron en Uruguay un futuro de nuevas relaciones comerciales tras dos días de exposiciones e intercambios de ideas durante el I Foro de Inversión Europea en Uruguay que concluyó este jueves.

Este evento, que tomó lugar en la capital más austral de América, fue descrito como un éxito tanto por la Unión Europea (UE) y la agencia de inversiones y comercio exterior Uruguay XXI, ambas encargadas de organizar el evento.

"Se trata de un proceso largo porque cualquier decisión inversora requiere tiempo, pero lo que importa es que la gente ha venido y que la convocatoria ha sido exitosa", declaró a Efe el embajador de la UE en Uruguay, Juan Fernández Trigo.

Además, destacó que el objetivo es "conseguir que las personas se desplacen y comprueben en primera persona lo que un país puede ofrecer" y que juzgando por "las caras de satisfacción de las empresas a lo largo del día" el encuentro fue positivo.

El evento, al que asistieron 720 participantes y que se dio en un hotel en la Ciudad Vieja, se dividió en dos días.

En la primera jornada se discutieron, mediante diversas conferencias y paneles, la situación global de la inversión en América Latina, terreno en la que la UE representa el 37 % de la inversión.

Pero también se debatió sobre el acuerdo para un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Mercosur y la UE, una negociación en la que, según el embajador el bloque comunitario, "las dos delegaciones están muy convencidas de que hay que darle un acelerón antes de fin de año".

Sobre esto último también se refirió el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, quien consideró que la firma de un tratado entre los dos bloques actuaría como un "multiplicador de todas las áreas de intercambio".

"A partir de los acuerdos se van a ver facilitadas las distintas iniciativas, los distintos intercambios y los distintos negocios", señaló a Efe el funcionario.

El I Foro de Inversión Europea en Uruguay resaltó la figura de ese país como una puerta de entrada a la región y se priorizó los sectores de inversión en cuatro pilares infraestructura, energía, servicios globales y agronegocios mediante paneles en los que participaron los ministerios del país, expertos y empresas europeas ya asentadas en Uruguay.

A lo largo del simposio, los representantes del Gobierno uruguayo que participaron hicieron hincapié en la estabilidad económica y política del país, algo que lo diferencia del resto de la región y que favorece la radicación de inversiones.

El subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, aseguró a Efe que la "fortaleza y certeza social, jurídica y política" que ofrece el país es un diferencial "muy fuerte" respecto a las demás naciones latinoamericanas.

"Lo que vuelve atractivo al Uruguay tiene que ver con su pequeña dimensión, lo cual da una proximidad y celeridad en los procesos y en los contactos", sostuvo Ferreri.

Por su parte, el director de Investigación Social y Económica de la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, Christian Daude, defendió que los mayores retos a los que se enfrenta la región latinoamericana son "la incertidumbre geopolítica", "el cambio tecnológico" y el "desplazamiento del centro de gravedad hacia Asia".

"Hay que tener en cuenta la incertidumbre geopolítica alta, que va a llevar a fluctuaciones en algunos precios en materias primas", recalcó el experto haciendo referencia a toda Sudamérica.

A modo de resumen de la primera jornada del evento, el embajador europeo recalcó que "lo importante de un foro como este es conocer a un país de primera mano y el tomar las decisiones necesarias para que ese país pueda realizar alguno que otros cambios".

"Una vez que recibe alguna que otra crítica o algún que otro comentario sobre algún que otro inconveniente, esa es una oportunidad de repensarse como país", opinó el español.

Además, anotó que en un país como Uruguay en el que "hay 3 millones (de habitantes) esa reformulación es mucho más fácil que en un país de 100 y pico millones como puede ser Brasil".

Con respecto a la segunda jornada, estuvo centrada en reuniones "Business to business" y visitas técnicas.

"Hoy lo dedicamos a lo que es el intercambio personal, es decir, que los potenciales inversores puedan intercambiar experiencias e información y de algún modo tener una información más concreta", concluyó Fernández Trigo.

(Fuente: EFE)

Temas relacionados: