Contenido creado por Ignacio Palumbo
Economía

Paisito frente al mundo

Uruguay tenía una “mala” inserción internacional prepandemia, pero mejoró

Según estimó el Centro de Estudios para el Desarrollo, Uruguay “dejará aproximadamente US$ 300 millones en las aduanas” por aranceles.

26.09.2021 17:03

Lectura: 3'

2021-09-26T17:03:00
Compartir en

Montevideo Portal

El Índice de Vulnerabilidad Comercial (IVC) es una herramienta que el Centro de Estudios Para el Desarrollo (CED) elabora para medir “el estado de la inserción internacional de un país en la economía internacional”, según el informe publicado.

El centro, a su vez, divide este indicador en dos: el IVC-Preferencia (cuantifica la proporción de exportaciones de cada país que ingresan a su destino sin ningún tipo de preferencia) y el IVC-Integral (añade al otro Índice información sobre la concentración de exportaciones en el mercado más relevante). El primero “se trata de un aporte muy valioso que pone en el foco” la preferencia comercial; el segundo, en tanto, indica que cuando un único destino supera el 15% de las exportaciones de un país, este “pasa a ser penalizado de forma incremental”.

En este sentido, el puntaje del IVC-P es el porcentaje de las exportaciones de un país que entran sin preferencias arancelarias de ningún tipo (es decir, que no hay ningún tratado de libre comercio que lo beneficie); de esta manera, la vulnerabilidad comercial es mayor cuanto mayor sea el porcentaje de exportaciones que ingresa sin ninguna preferencia.

Dicho todo esto, en la edición 2021 de este reporte, el CED informa que el IVC de Uruguay es de 55,1 % en el caso de Preferencia y 34,3 % en el caso del Integral.

En 2020, estos indicadores habían registrado un valor de 60,0 % y 40,6 % respectivamente, mientras que en 2006 fueron 57,9 % y 34,5 %.

Según la clasificación del CED, Uruguay se encuentra —junto con Bolivia y Paraguay— en el grupo de países que tenían mala inserción internacional previo a la pandemia, pero que luego disminuyeron su vulnerabilidad comercial. Sin embargo, el informe destaca que la disminución en el IVC “responde a la concentración de las exportaciones en los mercados tradicionales y no a la firma de nuevos acuerdos”.

Por el contrario, tanto Brasil como Argentina mostraban una mala inserción precovid-19 y aumentaron posteriormente su vulnerabilidad.

Finalmente, el Centro de Estudios para el Desarrollo proyectó que Uruguay dejará aproximadamente US$ 300 millones en las aduanas del mundo por concepto de aranceles. “Este valor no solamente tiene importancia en sí mismo, sino que debe considerarse el efecto multiplicador que se pierde. Son recursos que no llegan a los bolsillos de los productores y esto redunda en menores ingresos para todas las actividades vinculadas al sector exportador”, se analiza en el informe.

En particular, una mayor venta de bienes a China trae consigo un aumento en los aranceles, destaca finalmente el documento.

Montevideo Portal