Internacionales

No pasarán

Una multitud impidió una auditoría a la sede de Madres de Plaza de Mayo en Argentina

“El día de hoy es un día para la historia”, dijo la titular de la fundación, Hebe de Bonafini.
15.04.2019 17:12
2019-04-15T17:12:00
Compartir en

Cientos de personas se reunieron este lunes en la puerta de la sede de la Fundación Madres de la Plaza de Mayo en Buenos Aires para impedir la entrada de los agentes judiciales que se disponían a realizar un inventario de bienes a petición de la Justicia.

Poco después de que los funcionarios asignados para la auditoría, que se enmarca en la investigación de la quiebra de la asociación, intentaran sin éxito acceder a las instalaciones, la titular de Madres, Hebe de Bonafini, habló a los presentes para agradecer su defensa a una casa que "les pertenece".

"El día de hoy es un día para la historia, donde el pueblo vino a defender lo que le pertenece, que es esta casa con el archivo que tiene adentro y todo lo que las madres le pensamos dejar para sus hijos, para sus nietos y para su familia", afirmó De Bonafini.

Esta es la primera vez que se impide el acceso al inventario de bienes, que ya se produjo en "tres o cuatro" ocasiones, según destacó el abogado Daniel Truffat, uno de los encargados del operativo judicial por la investigación de la quiebra de la Fundación Madres de Plaza de Mayo decretada en 2017 a pedido de un extrabajador de la misma.

"Era como la tercera o cuarta vez que venimos. Hebe (De Bonafini) siempre nos recibió sin problemas, con alguna negociación para entrar pero siempre nos permitió cumplir con la diligencia del tribunal", aseguró Truffat en declaraciones a TN.

Muchos de los asistentes acusaron a la Justicia y al Gobierno argentino de querer "acabar" con el registro histórico que gestiona la asociación, según afirmó a Efe el diputado nacional Adrián Grana.

"Es una nueva ofensiva contra las Madres de Plaza de Mayo del Poder Judicial y del poder en Argentina intentando en principio desalojar este lugar y en segunda instancia acabar con el archivo que tienen que habla de los responsables militares y civiles de lo que fue la dictadura y el genocidio en Argentina", afirmó.

Esta versión fue defendida por el también diputado y nieto restituido Horacio Pietragalla, quien tuvo acceso a la orden judicial y afirmó que esta contemplaba, además del inventario, la posibilidad de clausurar el local.

"Ya habían hecho una auditoría, al juez no le gustó y mandó a hacer otra. En una cláusula dentro de la orden decía que si no se garantizaba el bienestar del material podían llevar adelante la clausura del local, esto lo leímos con mi abogado", manifestó.

EFE