Locales

Somos lo que comemos

Tras informe internacional, exigen que Uruguay deje de exportar carne de caballo a Europa

Un video difundido por Animales sin Hogar muestra el proceso previo a la faena de caballos y asegura que se incumplen normas de la UE.
12.07.2019 10:19
2019-07-12T10:19:00
Compartir en

El mes pasado, informábamos sobre la denuncia de varias ONGs europeas por la matanza de caballos en Uruguay, Argentina y Canadá para exportar la carne a países europeos, principalmente Francia.

En 2018, Animal Welfare Foundation, con colaboración de la organización For The Animals Uruguay, editó un documental que revelaba datos del negocio de la faena de caballos en Sudamérica y aportaba evidencias sobre el "truchado" de las caravanas que permiten trazar el origen de la carne, según los realizadores.

La organización Animales sin Hogar, en colaboración con las ONG mencionadas, también denunció que quienes se dedican a la faena de caballos contravienen las normas y las leyes para la exportación de esta carne a la Unión Europea.

Esta semana, la ONG dio a conocer nuevas "evidencias" de las investigaciones que realizan desde 2012 y aseguró que ante el incumplimiento reiterado Uruguay debe cesar la exportación de la carne de caballo.

"Además del maltrato demostramos que es imposible confirmar el origen de los caballos. En Uruguay no hay trazabilidad de los caballos que asegure el origen de los mismos, y a esto se suma que la mayoría de los proveedores de los frigoríficos viven en la frontera con Brasil", informó Animales sin Hogar.

En el documental, narran que la Asociación Suiza de Importadores de Caballos (VPI) y la Federación Belga de Carne (FEVEB) prometieron mejoras en el trato a los caballos, pero que eso no se cumplió.

La ONG recuerda que en Sudamérica los caballos son mascotas, miembros de la familia, pero muestra luego las condiciones en que se los mantiene y como se destinan a carne cuando ya no son aptos para la jineteadas o los raids. De allí, muestran el traslado de los caballos a centros de acopio y luego los frigoríficos, incumpliendo varias normas establecidas por la UE, afirman.

Mala, caballo

Animales sin Hogar exigió que Uruguay deje de exportar carne de caballo. "Tenemos evidencia de remate de caballos lastimados y quebrados. Se los golpea continuamente en el cuerpo y cabeza para moverlos de potrero en potrero. Se rematan caballos sin marcas. Se rematan animales recién marcados a fuego, todavía sangrando. Hay mezcla de diferentes tipos de caballos, machos enteros junto a hembras con crías. Las lesiones durante el proceso de venta son una constante", señala la ONG.

En cuanto al transporte, "no se cumple con las normas exigidas por la UE", señalan. Por ejemplo, "no son camiones específicamente diseñados para transporte de caballos, el piso de los camiones es inadecuado y produce lesiones en los animales, se bajan los caballos de los camiones sin el uso de rampas, se marcan a fuego después de comprar en remate para poder llevarlos al frigorífico y de esta forma fingir la trazabilidad solicitada por la UE, VPI y FEVEB".

"Hemos visto como los caballos son transportados durante 12 horas en camión y después tienen largas esperas, de hasta cuatro horas, para ser descargados. Se embarcan caballos sin tener en cuenta su comportamiento", prosiguen.

En los frigoríficos, "comprobamos como tampoco se cumplen con las normas de la UE", indica la ONG. "Reciben los caballos marcados a fuego y caravaneados el día anterior. Hay cargamentos que llegan sin caravanas al frigorífico. Les quitan las caravanas estando dentro del frigorífico. Se los golpea al momento de la descarga y durante todo el manejo. Se les aplica choques eléctricos, expresamente prohibido por la UE. Permanecen en potreros llenos de barro y sin protección. Muchas yeguas preñadas abortan por el estrés. Se utilizan perros para arrear caballos, expresamente prohibido por la UE. Los caballos lastimados no son tratados y mueren sin asistencia. No se eutanasian caballos, se los deja agonizando hasta la muerte", denuncia Animales sin Hogar.

Según el documental, se compran caballos utilizados en carreras, raid y jineteadas, que reciben todo tipo de medicamentos: anabólicos, analgésicos, antibióticos, a pesar de existir un decreto presidencial que prohíbe la faena de caballos utilizados en deportes. Según normas de la UE estos caballos no son aptos para consumo humano, indican.

De acuerdo a estas organizaciones, los importadores europeos saben desde 2014 de los graves casos de maltrato y "movimientos fraudulentos" que ocurren durante el proceso de producción y "a pesar de eso siguen comprando carne de caballo fruto del maltrato y fraude".

"A la vista de todas estas evidencias es que pedimos que se termine la exportación de carne de caballo en Uruguay", concluye Animales sin Hogar.

El documental puede verse a continuación.