Locales

Semáforo en luz amarilla

Se registraron más de 2.000 animales muertos en rutas uruguayas en lo que va del 2016

En lo que va del año se registraron más de 2.000 animales muertos en rutas uruguayas, pero la cifra real supera los 10.000, según la ONG ECOBIO Uruguay. "Buscamos alternativas para crear pasos de fauna", explicó Hugo Coitiño a Montevideo Portal.

28.10.2016 13:50

Lectura: 4'

2016-10-28T13:50:00
Compartir en

En el año 2015 la organización ECOBIO Uruguay, integrada por aficionados, estudiantes y egresados de la Facultad de Ciencias, comenzó el primer censo de fauna atropellada del Uruguay. Bajo el nombre "Impacto de rutas sobre la fauna de vertebrados de Uruguay", ECOBIO creó con el aporte ciudadano una red de monitoreo que envía reportes y fotos cada vez que se avistan animales muertos en las carreteras.

La ONG, que combina los aportes de voluntarios con el trabajo de campo en las rutas, logró registrar más de 2.000 animales atropellados en el 2015, pese a que el censo no abarcaba todas las rutas.

La pérdida de hábitat es la principal amenaza de la fauna autóctona, junto con la caza, el comercio ilegal y la invasión de especies exóticas, según las conclusiones del documento "Especies prioritarias para la conservación en Uruguay". Sin embargo, el impacto de los proyectos viales también es un factor a tener en cuenta.

En este 2016, con el proyecto ya en marcha y una red de colaboradores más amplia, ECOBIO está probando una aplicación para celulares que permitirá a cualquier ciudadano enviar la foto y los datos del animal atropellado, agregándose al instante a una base central de datos donde se recopilan y analizan los aportes.

Hugo Coitiño, responsable de la línea de investigación de Ecobio Uruguay, dijo a Montevideo Portal que en lo que va del año ya son más de 2.000 los animales atropellados registrados por la ONG, por lo que se superará ampliamente la cifra reportada el año pasado. "Es claro que mueren muchos más, pero la idea es justamente abarcar cada vez más rutas y caminos de todo el país", dijo. Es imposible saber el número exacto a causa de la falta de registros, pero Coitiño está seguro de que "fácil" más de 10.000 animales uruguayos mueren por año atropellados.

La organización trabaja con voluntarios ocasionales, colaboradores fijos e incluso empresas que viajan en forma cotidiana por el interior y tienen la oportunidad de ver un gran número de animales atropellados. Cualquiera puede aportar su granito de arena contactándose con https://www.facebook.com/EcobioUy/ o @ECOBIOUruguay en Twitter

Conocidos y no tanto

Coitiño explicó que los animales que más veces aparecen en los reportes son el zorrillo, el zorro de monte, el zorro de campo y la comadreja. En lo que respecta a especies prioritarias para la conservación, han aparecido margays, gatos monteses, gatos de pajonal y también algún tamanduá u oso hormiguero chico en la zona norte.

El objetivo de ECOBIO es identificar sitios "candentes" de alta mortandad de fauna. Una vez ubicados esos puntos, "se monitorean los sitios para comprobar si son zonas de alta biodiversidad, y si se corrobora eso se buscan alternativas para crear pasos de fauna", explicó Coitiño.

Los pasos de fauna son estructuras que permiten a los animales cruzar la carretera en zonas en las que necesitan hacerlo con frecuencia para acceder a alimentos, refugio o pareja. Su construcción combate la fragmentación del hábitat e impide las colisiones con los vehículos, que afectan tanto a la fauna como a los seres humanos.

"Hay que ver cuál de las alternativas se adapta más al país. El paso por debajo de las rutas es lo más factible, porque si bien en otros países se hacen puentes por arriba de las carreteras, son muy caros y Uruguay no tiene inicialmente fondos para eso", aclaró.

Entre los puntos "sensibles" para la fauna detectados por ECOBIO están la ruta 9 cerca de la Laguna de Castillos y la ruta 8 un poco antes de llegar Varela. La semana que viene, la ONG participará de un congreso iberoamericano que se llevará a cabo en Brasil, donde se creará una red a nivel de Latinoamérica para coordinar todos los trabajos.

ECOBIO, además de este proyecto, trabaja desde hace años en la conservación del ecosistema de los humedales de la Laguna Merín (considerado área Ramsar, de importancia internacional) así como en la educación ambiental y el desarrollo de turismo ecológico, buscando el involucramiento de las poblaciones locales.