Locales

Historia abierta

Salto: Piden abrir investigación sobre bebes vendidos en la década de 1970

El reclamo surge de una mujer, hoy adulta, que habría sido vendida al nacer por una pareja de médicos.

16.10.2019 08:22

Lectura: 3'

2019-10-16T08:22:00
Compartir en

En 1978, Lira María Irrazábal tenía 16 años y vivía con una familia salteña que la había criado. Al año siguiente quedó embarazada y su familia adoptiva la llevó a la casa de una pareja de médicos residentes en el centro de la capital departamental.

En ese momento la menor cursaba por el segundo mes del embarazo, y los mencionados facultativos la "escondieron" en los fondos de su casa durante el resto de la gestación. Una vez nacida la criatura bebé, los dueños de casa la vendieron. Al regresar a su casa, Lira dijo a todos que había estado viviendo en Paysandú, y nadie supo de la situación que había atravesado en esos meses.

Natalia Martínez, la bebé de Lira María, reside actualmente en Ibiza, España, y se apresta de denunciar el caso que -entiende- no sería el único ocurrido en Salto por aquellos tiempos.

"En la casa de estos médicos había una empleada doméstica que era la que ayudaba a mi madre y la acompañaba en su estadía en ese lugar. Mi familia me ha mantenido el secreto durante muchísimos años, yo me enteré hace poco y comencé la investigación. En este momento tengo el nombre de la familia donde podría estar mi hermano. Lo que me interesa sobre todo es que esto se sepa y si hay más personas que hayan pasado por esta situación que se pongan en contacto conmigo, y que, aunque las personas responsables de estos secuestros estén muertas, quiero que se sepa la verdad", cuenta Natalia en declaraciones al periódico salteño Cambio.

En dicho reportaje, Natalia dice que existirían muchos casos más, y que está en contacto con una mujer que habría pasado por la misma situación, con los mismos médicos, quienes lucraban con la venta de niños recién nacidos.

Lira también tuvo un varón, hermano de Natalia. Ahora, madre e hija pretenden hacer la denuncia. De acuerdo con la citada crónica, las víctimas de los vendedores de bebés tendrían varios elementos en común "Eran menores de edad, que no tenían el apoyo de nadie, que estaban prácticamente secuestradas y coaccionadas ya que no se les permitía salir ni siquiera a la vereda".

Natalia logró averiguar apellido de la familia donde estaría su hermano. "Le voy a preguntar a la chica, que es uno de estos bebés y que estamos en contacto, si se anima a darme su nombre para saber si hay más casos y ver la posibilidad de que se pueda hacer algo más. Mi mamá está viva y está conmigo para verificar todo esto que estamos contando", explica.

Lira, que en la actualidad tiene 57 años, recuerda con tristeza lo ocurrido durante su adolescencia. "Yo no quería dar a mi hijo, lo pedí varias veces, me dijeron que no para que no me encariñara. No vamos a perder más tiempo vamos a recuperar a un hijo y a un hermano", señaló.