Uruguay 2020

Uruguay 2020

Salle: “Cuando se defiende la decencia y la patria, la adrenalina se apodera de su cuerpo”

El candidato del Partido Verde Animalista fue entrevistado por este portal, defendió su método de protesta y dijo que el “frente de combate más importante” es la corrupción. Hacía ahí apuntarían sus primeras medidas como legislador.

30.08.2019 11:53

Lectura: 11'

2019-08-30T11:53:00
Compartir en

Gustavo Salle dice estar seguro de lo primero que haría en caso de ser electo legislador, y eso es "darle batalla" al "frente de combate más importante" que tiene el país; porque "hay muchos", pero hay uno que es "fundante": la corrupción.

Desde ese lugar surgen los demás problemas, como los ambientales, explica.

Es el candidato a la Presidencia por el Partido Verde Animalista, y está convencido de que los políticos son "corruptibles" por las "trasnacionales corruptoras", y que todo ese andamiaje -con los partidos como "poleas de transmisión"- forman lo que denomina la "cleptocorporatocracia", que es gobernada por el "Partido Único del Nuevo Orden Mundial".

El abogado penalista es un "individuo con sentido de la oportunidad", por eso estaba, argumenta, el domingo en Florida manifestándose contra UPM II y el "contrato ecocida" -entre otros adjetivos- que firmó el gobierno uruguayo, "en complicidad" con todos los partidos políticos.

Rechaza que se le diga "oportunista" en el sentido en que lo calificó Cesar Vega, y le reprocha a todos los candidatos, a quienes les reclama que no tengan "decencia patriótica", que no hayan protestado en Florida como él.

En esta nueva edición de Uruguay 2020, en una entrevista realizada antes de que protagonizara el debate con Vega, Salle defiende su actitud "vehemente", "arrojada" y "temeraria", porque entiende que cuando se defiende la "patria y la decencia" la "adrenalina se tiene que apoderar de su cuerpo".

Abajo del video se puede leer la entrevista completa.

Decía recién antes de empezar a grabar que estás dando una lucha, ¿contra quién la estás dando?

Hay muchos frentes abiertos para el país, en una situación muy complicada, sumamente, pero comparado con la proyección que debe hacer un candidato, que tenga una visión holística de estadista, la situación de hoy no es nada comparado con la que se viene, con el modelo que impulsan los partidos que tienen probabilidades de llegar a la Presidencia. Yo lo llamo Partido Único del Nuevo Orden Mundial. ¿Por qué? Porque en realidad no tienen diferencias. Son simplemente la alternancia en la gerencia de una colonia. De una colonia extractivista. Nuestro principal problema es la corrupción. A partir de ella, se generan todos los otros graves problemas del país, entre ellos los ambientales. Cuando digo problema ambiental me estoy refiriendo fundamentalmente al problema del agua, que ya lo tenemos. El doctor Vázquez, médico, oncólogo, lamentablemente hoy sufriendo una patología de esa naturaleza; la misma que mató a mi hermano, a mi padre y que mi madre murió con ella, y que nos tiene en los niveles más altos en la estadística sanitaria mundial, encerrado en un despacho en Finlandia, con una trasnacional corrruptora, a espaldas del pueblo, violando la Constitución de la República, celebró este contrato (lo muestra) criminal, con proyección genocida; este es un contrato de Estado, de ley. ¿Qué quiere decir? Que el marco jurídico bajo el cual se realiza y se otorga, una vez firmado y celebrado no se puede modificar. Es un contrato que tiene clausula de estabilidad jurídica, de blindaje. Es un tipo de contrato creado por el Banco Mundial, actuando con el FMI como viabilizadores de los intereses de las corporaciones privadas internacionales. Las corporaciones corruptoras. Por eso yo hablo de cleptocorporatocracia internacional. El poder de las corporaciones ladronas, corruptoras.

¿Cómo juegan los partidos ahí?

Como poleas de transmisión, como viabilizadores. En la función legislativa, en la función gubernamental, y extinguiendo la función jurisdiccional. Cuando el presidente va y firma este contrato, pasalo por encima del Parlamento, pasando por encima del pueblo uruguayo, la Constitución de la República, inmediatamente queda trabada la relación contractual, e inmediatamente este contrato queda por encima de la Constitución (las muestra). Porque estos contratos suponen el avasallamiento de la soberanía nacional. Una vez que se establece las causa, el legislador no las puede modificar, y el presidente no las puede modificar y el Poder Judicial no tiene competencia, no tiene jurisdicción. Se establece la jurisdicción de los organismos de arbitraje internacional, como el CIADI. Cuando en un contrato clandestino, se establece una cantidad de obligaciones para Uruguay, ninguna para UPM. Eso supone un contrato totalmente desequilibrado, lesivo, abusivo. Allí juega la norma del artículo 1.253 del Código Civil, y sería un contrato nulo si intervinieron los jueces del Uruguay. Cuando los funcionarios encomendados por el presidente, que no son del poder Ejecutivo, si no de Presidencia, (Miguel Ángel) Toma, (Juan Andrés) Roballo y (Álvaro) García, firmaron este contrato, fuera del ejercicio y de su función, usurpando función, abusando de su cargos comprometieron al pueblo.

Ahora, por lo que me dice, no queda mucho margen para hacer. Si no hay margen, y los poderes del Estado no pueden, eso es el fin del Estado de derecho, es lo que está diciendo...

Eso.

¿Cómo se se siente en esta lucha? ¿Está solo? ¿Se siente como un mesías?

No me siento un mesías, me siento un ciudadano común, de profesión abogado, que tiene intereses muy grandes: Bruno, Mateo y Benicio, son mis tres nietos. Pero Bruno, Mateo y Benicio, representan a todos los niños de este país. Este contrato tiene proyección genocida. Es increíble que un oncólogo haya firmado este contrato.

¿Dice que es genocida por las repercusiones ambientales que va a tener?

Usted sabe que la contaminación es un proceso acumulativa. La propia Eneida de León (ministra de Medio Ambiente) ya ha dicho públicamente que el rio Negro está totalmente contaminado. El rio Santa Lucía está también totalmente contaminado... se sabe también que las playas del Uruguay tienen un fenómeno como el de las cianobacterias, que responde a la contaminación. Insisto, es un proceso acumulativo. Si a eso le sumamos las plantas, y si a eso le sumamos esta megaplanta, en un rio interior, que es el reservorio de agua dulce más importante después del Santa Lucía... Cuando usted tiene esta situación ya en este momento, imagínense lo que va a pasar dentro de 10, 15, 20 años. Yo no voy a estar, por eso mi lucha es una lucha para las próximas generaciones, y por eso la asumo con la vehemencia, arrojo y temeridad. Si esa contaminación determinara, por ejemplo, una situación de crisis sanitaria por tomar agua contaminada, el Estado no podría rescindir este contrato. No podría dejar de cumplir este contrato aun cuando las causas de esa situación, hipotéticamente, se detectaran en las consecuencias emergentes de la planta de pueblo Centenario. ¿Sabe por qué? Porque la empresa nos llevaría al CIADI, se aplicaría la ley del mercado, en la que las excepciones por razones de derechos humanos prácticamente no son de recibo, y el Estado uruguayo estaría obligado a pagar miles y miles de millones de dólares. Hay que ponderar la gravitación presente y futura de esta barbaridad.

Hablaba de la actitud vehemente que tiene usted para llevar adelante este reclamo, ¿es la forma que encontró para hacerlo?

Creo que cuando usted defiende afectos tan importantes, lo más importante no es la forma. Lo mas importante es la sustancia. Cuando usted está compenetrado con que está defendiendo la vida, la salud, la decencia, la providad, la patria, en definitiva, usted saca fuerza. La adrenalina se apodera de su cuerpo. Y cuando usted advierte de parte de quienes incursionaron en estas conductas criminales, apátridas, colonialistas, entreguistas, que utilizan paradójicamente, irrespetuosamente, el día de la conmemoración de los 194 años de la declaratoria de la Independencia, para exaltar un contrato claudicante que termina con nuestra independencia, que nos pone de rodillas frente al banquero, corporatiocrático dueño de UPM, y usted ve que los ministros de Estado y ve que un personaje de la falsa oposición, como un integrante más del Poder Ejecutivo, como un contratante más de este contrato genocida, se presta para semejantes claudicación de la soberanía, le puedo garantizar que la ira se apodera de su cuerpo.

¿De quién habla?

El que estaba en el acto era Lacalle Pou, Lacalle Herrera y el senador Javier García. A mí no me extraña la presencia de Lacalle Pou; sin el Partido Nacional esta infamia no se podría consumar, no se podría consumar, ¿sabe por qué? Porque fue imprescindible, condición sine qua non que (Carmelo) Vidalín, Carlos Enciso, y Eber da Rosa colaboraran codo a codo con el gobierno, con Víctor Rossi, Astori y Vázquez para llevar adelante este proyecto. Vidalin tuvo que promulgar el decreto 2443/2017 para recategorizar los padrones rurales en suburbanos para que se pudiera montar allí la industria contaminante. Y fijese ño siguiente, yo lo dije en Florida y hablé de corte de los puentes, ¿cuál fue el chantaje, la zanahoria que nos puso UPM a los orientales? Nos estudió, advirtió cuál era nuestra vulnerabilidad: la falta de trabajo, la falta de empleo. Entonces, nos vendió el paquete de que se van a crear muchos puestos de trabajo; usted sabe que se crean muchos puestos de trabajo en el momento de la construcción, pero nosotros ya sabemos lo que es UPM. Podemos ir juntos a Fray Bentos y ver lo que es, y ver en lo que quedaron esas promesas y estratagemas de engaño. En el momento de hacer la planta va a haber mano de obra, sin lugar a dudas, después quedarán 300 empleos; pero fijese en el momento de empezar la construcción, la actitud irrespetuosa que tiene esta empresa para con lo uruguayos: contrata una empresa argentina para que venga a hacer el trabajo de nivelación del terreno. Ni siquiera Vidalín tuvo la decencia patriótica de exigir que los empresarios de Durazno, de Tacuarembó, de Florida que tienen maquinas niveladoras, aplanadoras, etc, hicieran una suerte de cooperativa, si es tan grand el trabajo, para que comenzara a derramar lo que va a derramar UPM a cambio de que nosotros gastemos como presupuesto originario 4.000 millones de dólares. Que de acuerdo a la experiencia que he dejado constatada en los juzgados penales, por los sobrecostos, producto de la corrupción de este gobierno, de los funcionarios de este gobierno, seguramente terminarán en los 8.000 millones de dolares, y si seguimos la ecuación Cosse... ¿Sabe lo que es la ecuación Cosse? Lo que prometió que iba a salir en Antel Arena y lo que terminó pagando (se ríe).

Le quería preguntar por Cesar Vega. ¿Usted cree debería acompañarlo más en su reclamo, en vez de cuestionar su método?

Mire estimado periodista. Si mi preocupación, si los problemas del país, se llamaran Vega, que bien estaríamos. Vega es absolutamente intrascendente para mí. Lo que diga Vega habla de él no de mí.

Le dijo oportunista...

Si por oportunista se entiende un individuo con sentido de la oportunidad, que no fue ese el sentido que le dio, soy oportunista. Advierta que Benech, en el altar de la patria, el día de la conmemoración del 194 aniversario de la independencia, conculcando la independencia exaltó este contrato, antiambientalista, ecocida, y ¿quién estuvo allí para tapar con sus gritos patrióticos, para tapar con sus proposiciones de decencia, salvando el agua de los uruguayos y de todas las especias? No estuvo Vega, estuvo el doctor Salle.

¿Quiere llegar al Parlamento?

Por supuesto.

¿Cuál sería su primera iniciativa?

Los problemas ambientales primero son problemas legales. La etiología de la depredación del medio ambiente comienza a través de la corrupción. Las trasnacionales corruptoras, corrompen a los gobernantes, normalmente en los despachos de sus casas más trices. A partir de allí, el gobernante ya corrompido se encarga de violar la constitución y la ley.

En un probable Parlamento integrado por varios partidos, ¿ve posible una alianza con algún sector o partido?

No nos vamos a adelantar, en una suerte de ensayo de hipótesis, pero está muy bien la pregunta. En la vida parlamentaria, pueden darse situaciones de objetivos comunes. Si se dan esas situaciones, qué mas quisiera yo que, en lugar de que Talvi se ponga del lado de UPM y diga "todos somos UPM" abrazando la corrupción, el futuro genocida, estuviera junto conmigo en Florida reivindicando la refundación independentista ante la sucumbencia que plasmaba Benech.

¿Y con Manini?

No estaba... lamentablemente no estaba tampoco. Lamentablemente no estaba ninguno de los otros candidatos, excepto Lacalle Pou apoyando, del lado de las trasnacionales, del lado de los banqueros, como se ha puesto el Frente Amplio.

Periodista: Agustín Zabala

Audiovisual: Pablo Scutari, Martín de Benedetti