Uruguay 2020

Uruguay 2020

Novick, su deseo de un gobierno opositor y la actitud de votar por la gente si vence el FA

El candidato del Partido de la Gente pasó por Uruguay2020 y habló de su programa, las rispideces con Talvi y de su posición en un posible balotaje.

09.08.2019 14:29

Lectura: 12'

2019-08-09T14:29:00
Compartir en

En las elecciones municipales pasadas, el Partido Nacional y el Partido Colorado decidieron unir fuerzas para derrotar al Frente Amplio y recuperar la Intendencia capitalina. En aquel momento, y casi que de imprevisto, surgió como figura política partidaria el empresario Edgardo Novick.

Las vueltas electorales hicieron que el Partido de la Concertación quedara en el fracaso y en el olvido, pero dejaron el camino allanado para el surgimiento de una nueva fuerza política liderada por Novick: el Partido de la Gente, que se fue nutriendo de dirigentes escindidos de los partidos tradicionales, sobre todo el Partido Colorado.

En estas nacionales, el PdlG tendrá su primera competencia electoral, y su líder señala con cierta esperanza que "es probable" que llegue a tener algunos puestos en el futuro Parlamento, que se presentará "multicolor", como ya han dicho algunos líderes políticos, lo que será un verdadero desafío a la hora de lograr la gobernabilidad.

Novick sabe bien que la interna, en la que "prácticamente" no tuvo competencia, fue el primer paso para "jugar la semifinal", esa que va a disputar en octubre por primera vez en su novel historia política.

Su intención principal es conseguir un par de bancas en el futuro Legislativo, que le permitan poner a disposición sus propuestas "diferentes y nuevas" y así lograr un Parlamento "bueno y competitivo".

En esta nueva entrega de Uruguay2020 hablamos con Edgardo Novick sobre el programa de su partido, la educación para el trabajo que quiere lograr -con "computación e inglés buenos para todos"- las rispideces que tuvo con Ernesto Talvi y sobre si volvería a dar sus votos en un eventual gobierno de Daniel Martínez, tal como lo hizo con sus ediles en la Junta de Montevideo.

A continuación, podés ver el informe audiovisual. Abajo podés leer la entrevista completa.

¿Qué evaluación hace de la votación del partido en la interna que pasó?

Sin duda la campañas internas, cuando no son obligatorias y no tenés competencia, la gente pierde interés en ir a votar o va a votar donde parece que su voto es valido. Nosotros siempre hemos dicho que estábamos clasificados para la semifinal, y que nuestra campaña empezaba el primero de agosto con el lanzamiento de nuestro programa, hecho durante dos años por 27 equipos de trabajo. ese es el puntapié inicial. 

¿Y cómo se ve para jugar esa semifinal?

Realmente no somos ni favoritos ni el enemigo, es difícil, pero creo en el Partido de la Gente tiene que hacer una muy buena campaña, porque pensamos que lo más probable es que estemos en el Parlamento, ojalá con varios parlamentarios; creemos que podemos ser de mucho valor en el próximo gobierno, porque tenemos propuestas diferentes, nuevas y gente para colaborar. Creemos muy importante sacar una buena cantidad de votos, para tener un Parlamento bueno y competitivo. 

¿Le gustaría haber sido convocado por los otros partidos? Talvi dice que no lo convoca porque tanto usted, como Manini Ríos, no tienen todavía representación parlamentaria. ¿No sería buena cosa, sabiendo que seguramente la tenga, ir adelantando esa cuestión?

Creo que más allá de representación parlamentaria o no, es un tema de actitud. Los que estamos en política como yo estamos para ayudar al país. Tenemos 200 técnicos que trabajaron casi dos años para crear el programa, gente muy valiosa dispuesta a ayudar. Es muy importante no descartar a nadie que quiera ayudar al país. Eso es cuando yo hablo de humildad, hablo de ese concepto: tenemos que escuchar a todos. Este país lo tenemos que construir entre todos. Nosotros andamos por todo el país, y construimos nuestras propuestas escuchando, desde los hogares más humildes de los asentamientos, donde hay gente que no tiene trabajo, escuchamos a cientos de miles de trabajadores, la clase media, escuchamos a profesionales, a las cámaras empresariales, a todo el mundo, y compartimos las ideas de todo el mundo. Cualquier persona, en cualquier lugar puede tener ideas, y más cuando tiene ganas de ayudar, esa es una actitud de vida que es la que nosotros decimos que los que estamos en política tenemos que tener: humildad y escuchar a todos. 

¿No ve en el resto del sistema político una actitud de humildad?

Sobre todo en el caso de Talvi. Los demás creo que sí, que han compartido, tal vez Talvi es nuevo en esto y su actitud de vida es así. Esperemos que aprenda. 

Talvi dijo que se sintió avergonzado después del episodio que tuvieron, ¿usted cómo se sintió?

Talvi creo que se confundió con el concepto. Cuando yo hablo de humildad hablo de una actitud, y él dijo "yo vengo de una familia humilde"; que no es cierto, porque vivió toda la vida en Carrasco y fue al British, que es el colegio más caro; y yo tengo amigos de Carrasco y del British que son humildes y como también ando por los lugares pobres, hay gente que no es humilde. Es una actitud, yo no me refería al lugar donde uno nace. Creo que él entendió mal y tuvo una postura no correcta, pero las cosas pasan y hay que aprender. 

¿Desde qué lugar, desde que temas, le gustaría al Partido de la Gente aportar?

A la gente en todo el país el tema que más le angustia es la inseguridad. Está claro que cada vez hay más rapiñas, asaltos, violencia doméstica, el partido ha trabajado muchísimo. Tenemos un grupo de más de cuarenta asesores, liderado por Robert Parrado, que junto por el mejor equipo del mundo, dicho por todos, que es el de Giuliani, que ha venido a estudiar la problemática y han hecho una propuesta, la nuestra de tolerancia cero. En Nueva York, antes de él, yo iba a trabajar, y cuando estabas comprando algo te decían "che pibe, andá para el hotel, rajá porque te afanan" y te afanaban. Había un lugar que hoy está muy de moda, que es el Soho, que estaba copado por el narcotráfico, la policía no entraba, estaba de moda el crack. En tres años, él y su equipo terminaron con la inseguridad, en todo Nueva York. terminó con el narcotráfico un tema que tenemos hoy acá, igual que la corrupción y la droga, que hoy está dañado en los barrios más humildes donde las madres no pueden con sus hijos que dejan de estudiar y se vuelven adictos a la pasta base. Destruyen familias. El partido está preparado para solucionar el problema y dar parte de nuestros asesores. Podemos ayudar en el próximo gobierno a que mejore la seguridad que tanto hace falta en este país. 

La segunda cosa es el trabajo. Hace tres años que venimos diciendo que se están fundiendo los pequeños comerciantes, pequeños productores, están asfixiados de tanto impuestos, no aguantan más. El panadero, el carnicero, que tiene que abrir todos los días y pagar DGI, BPS, impuestos las altas tarifas, ni hablar del combustible. Se hace insoportable, y se funden, y funden, y cierran. Hay que hacer algo urgente para mantener el trabajo. Hay que bajar los costos, y para bajar los costos hay que bajar el costo del país, y eso se puede lograr.

¿Y cómo se hace para bajar el costo?

Sin duda hay que reconvertir este Uruguay en un Uruguay mucho más moderno, tecnológico, menos burocrático, más pequeño. Si uno hace un país mas pequeño, bajando un montón de gastos, de empresas que están superpuestas, de cosas que están inhabilitadas, como Colonización que tiene cientos de miles de hectáreas que no están distribuidas que se pueden vender. Ni hablar los mal gasto de ANCAP, regasificadora, Pluna... administrando buen, poniendo a las mejores personas. y de a poco, sin echar a nadie, a nadie, lo que hay que hacer es tomar solo a las personas que son necesarias. El país tiene que tomar solo a los que necesitan. 

¿Es un problema de gestión?

Si será... dos ejemplos: Ministerio del Interior y de Educación cuando empezó el Frente Amplio el presupuesto para el Interior era de 180 millones de dólares, y hoy son 900, por cinco, y hay más policías. O sea, que tienen más presupuesto y más gente y la inseguridad cada vez está peor. Eh educación igual: empezaron con 3,2 % de presupuesto, hoy es casi el 5, y los resultados educativos a las pruebas están. No es un problema ni de más dinero ni de más gente, es un problema de gestión: pasa por poner a las personas más capacitadas, no amigos ni compromisos políticos. Si ponemos a alguien importante, con conocimiento al frente de Ose, Antel y Ancap y gestionamos bien el gobierno y la economía de gobierno para que no se necesite trasladar el buen resultado a rentas generales, el resultado tiene que ir directamente a bajar el costo, y así achicar el costo del trabajo. Independientemente de eso, hay que cambiar la educación hacia el sistema de trabajo. 

¿Cómo es eso?

Estoy acostumbrado a que cuando no sé algo, siempre voy a buscar a lo que he dicho siempre: ta todo inventado, voy a empezar a copiar y a adaptar para Uruguay. Y así como fui a buscar a los mejores del mundo como Giuliani para que nos ayuden en inseguridad, cuando vinieron hace más de un año los profesores de Harvard, que querían hacer un estudio sobre Novick y sobre Uruguay del siglo pasado: cómo alguien como Novick, saliendo de un barrio humilde, había llegado a ser un buen empresario y ahora se dedicaba a la política. Entonces, cuando ellos vinieron a pedirme para hacer el estudio, les dije: Yo sé que ustedes tienen estudios de a donde va el mundo dentro de diez o veinte años, yo quiero que cuando vengan a estudiar el Uruguay me digan y me ayuden a saber hacia donde va Uruguay.

El día que se inaugura el caso de estudia allá y me invitan, y ahí me dijeron que dentro de 20 años el mundo va a ser cada vez más competitivo, y Uruguay es un país chico, tiene que producir pocas cosas y ser muy bueno. No hay duda que Uruguay tiene que darle mucha importancia al agro, porque por algo el 80 % de o que exporta es del agro, y que Uruguay tenga productos clase A. La otra cosa es la tecnología. Eso es fundamental. En Uruguay la gente se está quedando sin trabajo, pero hay empresas de tecnología que tienen vacantes de no menos de 10mil personas, por lo cual ustedes tienen que preparar a sus jóvenes para el trabajo del futuro. Mucho más sencillo de lo que se imagina: mucha computación, programar... los chicos a los 15 años tienen que programar e inglés perfecto, que no puede ser un privilegio de los que van a un colegio privado. Todos los jóvenes tienen que saber inglés. En los barrios humildes te dicen los jóvenes de 14 años que dejan los liceos "Novick, para qué voy a seguir estudiando, para qué me sirve geografía, filosofía, historia, si no voy a conseguir trabajo". Queremos una educación para el trabajo, que es el problema del futuro. Y la tercera cosa es el turismo. Uruguay está en un lugar privilegiado, en el medio de dos grandes como Argentina y Brasil, cerca de millones de personas de clase media dispuestas a hacer turismo, pero ellos buscan dos cosas: distancias cortas y que sea seguro. Tenemos que conseguir un turismo de todo el año, fomentar el estudio para la atención del turismo. Ahí hay un camino donde el Uruguay tiene que entrar y saber hacia dónde nos dirigimos. 

En un escenario de balotaje, ¿cuál es la posición que va a tener el Partido de la Gente?

Nosotros creemos que el Uruguay necesita un cambio. Este año, es muy importante para el Uruguay. Nosotros creemos que el FA está cansando, sería muy importante que haya un cambio, o sea que esta vez gane la oposición. Ahí le estoy contestando. 

Usted tiene una buena relación con Martínez...

No es el tema que tenga una buena relación con Martínez, es que hoy quiero que gane la oposición y voy a trabajar mucho para que eso pase, y si gana la oposición desde el Parlamento voy a apoyarla, y si no gana, y tengo que votar algo que es para el bien de la gente, si gana Martínez lo voy a hacer, porque ya lo hice, no son palabras. Lo hice en la Intendencia, y cuando lo hice hablé en contra de Martínez, no quería votar, pero después dije que había gente que se estaba muriendo en avenida San Martín, Belloni, porque no hay veredas, cómo no voy a apoyar. Tenemos que dejar esa lógica. Cuando entré en política dije: cuando tenga dudas de si voto o no voto tengo que pensar si lo que yo voy a votar es bueno para la gente y no pensar si eso me saca o me agrega votos. Capaz que en lo de Martínez me sacó votos, pero lo volvería hacer, y a cambio de nada. Cuando le voté el fideicomiso a Martínez él vino y me dijo "a cambio de qué" y le dije de nada, yo lo hago por la gente. Parece que eso fuera una sorpresa.

¿Estaría dispuesto a pensar una alianza con Martínez si se lo propone?

No estamos dispuestos a hacer una alianzas con Martínez, porque pensamos muy diferente. Lo que sí estamos dispuestos es que si mañana son gobierno y por el bien de la gente, no por Martínez, no voy a dudar en apoyar y votar.

Periodista: Agustín Zabala

Audiovisual: Pablo Scutari, Martín de Benedetti